null: nullpx
Logo image
Asilo Político

Piden ayuda para repatriar cuerpo de inmigrante que se quitó la vida en albergue de Nueva York

Se conoce la nacionalidad y el nombre de la inmigrante que el domingo se quitó la vida en un albergue de Queens, Nueva York. Entró a Estados Unidos en abril en busca de asilo junto a sus dos hijos pequeños, pero al marido lo regresaron porque no pudo probar que era el esposo y el padre de los niños.
Publicado 21 Sep 2022 – 11:19 AM EDT | Actualizado 21 Sep 2022 – 11:19 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La familia de la inmigrante de origen colombiano que el domingo se quitó la vida en un albergue de Nueva York está pidiendo ayuda para repatriar su cuerpo y también para llevar a sus dos hijos junto a su padre.

La muerte de la mujer, identificada con el nombre de Lady, fue confirmada el lunes por el acalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, por medio de un comunicado.

"Los miles de solicitantes de asilo que hemos visto llegar a nuestra ciudad vinieron a este país en busca de una mejor vida”, dijo el lunes el edil en un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter. “Lamentablemente, ayer (domingo), un solicitante de asilo en una de nuestras instalaciones se quitó la vida”, agregó.

La noticia causó un fuerte impacto en la comunidad inmigrante de Estados Unidos.

Desolados en casa

John Bernal, el esposo de Lady, se encuentra en Colombia, desolado, sin comprender aún qué pasó el domingo. Durante una entrevista con el corresponsal del Noticiero Univision, Yezid Baquero, mostró una fotografía del día en que se casaron.

“Aquí estamos los dos. Este fue el día del matrimonio”, dice.

Las autoridades de la ciudad de Nueva York dijeron que la inmigrante se quitó la vida en un albergue ubicado en el barrio de Queens.

“Por no haber podido estar con ella. Yo creo que, si hubiera podido estar con ella, hubiera sido el sustento de ellos y no hubiera pasado esto”, dice John Bernal. A la enorme tristeza se agrega la falta de detalles que ayuden a entender qué sucedió el domingo con su esposa.

La inmigrante se encontraba en Nueva York en compañía de sus dos hijos de 15 y 7 años. Junto a su esposo viajaron hasta la frontera sur de Texas en busca de asilo. Ella y los pequeños entraron, pero su esposo fue regresado.

Llamada de su hijo

En horas de la mañana del martes, Bernal recibió una video llamada del mayor de sus hijos. En la conferencia le mostró a su esposa inmóvil en uno de los baños del albergue.

Unos minutos después, en una segunda llamada, al otro lado de la línea, se encontraba un agente de policía quien intentó hablarle en español para decirle: “Esposa sin vida”.

“No sé qué sucedió”, dice Bernal. “Sé que se quitó la vida, no sé cómo”.

El marido se debate entre el dolor, el remordimiento y el sentimiento de culpa, pero sobre todo de angustia por el futuro de sus dos pequeños, Kevin y Ana, por quienes clama destrozado que les permitan regresarlos a su natal Colombia.

“Yo quiero abrazarlos, quiero tenerlos a mi lado, que por favor no quiero que los vayan a quitar ni mucho menos a dar en adopción pues porque ellos me tienen a mí”, clama desesperado.

“Ellos tienen su familia acá”, puntualiza.

El viaje

Lo poco que se sabe hasta ahora del viaje en busca de asilo a Estados Unidos es que la familia salió de Colombia en abril, pero Bernal no pudo entrar a Estados Unidos porque en la frontera no pudo demostrar que era el esposo (no llevaba el acta de matrimonio) y tampoco probar que era el padre de los dos menores de edad que los acompañaban.

Ahora tampoco sabe si quedarse en Colombia esperando lo que decidan las autoridades estatales y federales con el cuerpo de su esposa y el paradero de sus hijos, o intentar viajar nuevamente a Estados Unidos a buscar a los pequeños

“Nuestros corazones están en duelo por esta persona y por los seres queridos que pueda tener, y nosotros, como ciudad, lamentamos esta muerte”, escribió el lunes el alcalde Adams. “Esta tragedia es un recordatorio de que tenemos la obligación de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a los necesitados”, agregó.

La muerte de la mujer ocurre en un momento en que la ciudad se esfuerza por canalizar recursos y habilitar centros para atender a los refugiados que llevan sin nada con la esperanza de reiniciar sus vidas en Estados Unidos.

También durante una campaña lanzada por Texas, Florida y Arizona, gobernados por republicanos, quienes en abierto desafío al gobierno federal diariamente expulsan a cientos de extranjeros en proceso de asilo hacia Nueva York, Chicago, Massachusetts y Washington DC.

NOTA: Si tienes pensamientos suicidas o conoces a alguien que atraviesa una crisis de salud mental, llama al 988, el nuevo número telefónico nacional de tres dígitos para conectarse de forma gratuita en inglés y español con ayuda profesional. La confidencialidad está garantizada.


Comparte

Más contenido de tu interés