null: nullpx
Visas

Miles de cónyuges de portadores de visas E, H-1B y L recibirán permisos de trabajo mientras esperan la Green Card

Miles de cónyuges de trabajadores profesionales extranjeros altamente calificados con visas H-1B, y empresarios y ejecutivos con visas E y L-1 recibieron una buena noticia esta semana. El servicio de inmigración volverá a procesar y otorgar la renovación de sus autorizaciones de emp`leo mientras esperan que les llegue la codiciada tarjeta verde (residencia legal permanente).
Publicado 13 Nov 2021 – 10:35 AM EST | Actualizado 13 Nov 2021 – 12:29 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Miles de cónyuges de trabajadores profesionales extranjeros altamente calificados con visas H-1B, y empresarios y ejecutivos con visas E y L-1 recibieron una buena noticia esta semana. El servicio de inmigración anunció, tras una disputa legal, el fin de una orden emitida en 2018 durante el gobierno de Donald trump, que les negaba el permiso de empleo mientras aguardaban la tarjeta de residencia legal permanente (LPR o Green Card), un proceso que en algunos casos demora varios meses, incluso más de un año.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) anunció que la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) emitió una “guía de políticas” para abordar la extensión automática de la autorización de empleo para ciertos cónyuges dependientes no inmigrantes H-4, E y L, quienes durante el gobierno anterior se vieron afectados en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’.

Los beneficiarios calificarán para la extensión automática “si se cumplen ciertas condiciones”, explicó AILA. Desde el 2018 varios miles de dependientes de visas H-1B, E y L-1 vieron cómo sus permisos de empleo (EAD) expiraron y el gobierno retrasó sus tarjetas de reemplazo debido a una política que, según el gobierno anterior, debía favorecer a los trabajadores estadounidenses por sobre los estadounidenses.

Celebran la entrega de permisos de trabajo a cónyuges de visas

AILA dijo que el acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), bajo cuyo mando opera USCIS, ”proporciona cambios estructurales para los cónyuges no inmigrantes H-4 y L-2 que sufren retrasos prolongados en el procesamiento de las solicitudes de autorización de empleo”.

El litigio, agregó, logró con éxito la revocación de una política ”que prohibía a los cónyuges H-4 beneficiarse de la extensión automática de su autorización de empleo durante la tramitación de solicitudes de documentos de autorización de empleo independientes (EAD)”.

Bajo la nueva interpretación del reglamento, ahora el gobierno reconoce que los cónyuges L-2 disfrutan de una autorización de trabajo automática de acuerdo con el estado migratorio, lo que significa que estos cónyuges de ejecutivos y gerentes ya no tendrán para solicitar una autorización de empleo antes de trabajar en los Estados Unidos”.

“Marca un cambio histórico para los cónyuges L-2 que ahora disfrutarán de una autorización de trabajo incidente al estatus", dijo Jesse Bless, Director de Litigios Federales de AILA.

"La membresía de AILA ha abogado durante mucho tiempo por la interpretación legal correcta y estamos encantados de haber llegado a este acuerdo, que incluye alivio para los cónyuges H-4, a través de nuestros esfuerzos de litigio con Wasden Banias y Steven Brown”, precisó.

“Es gratificante que la administración haya visto que resolver el litigio de los cónyuges no inmigrantes era algo que debía hacerse rápidamente”, indicó.

La crisis de 2018 del programa para entregar permisos de trabajo a cónyuges de visas

El programa que otorga permisos de trabajo a cónyuges de portadores de visas H-1B, E y L-1 fue creado durante el gobierno de Barack Obama en 2015 en respuesta a las demoras en la USCIS para procesar y enviar los permisos de trabajo.

Pero en agosto del 2018 el gobierno de Trump anunció su anulación, medida que afectó a unos 100,000 conyugues de profesionales extranjeros altamente cualificados.

La primera advertencia acerca de la eliminación del beneficio se conoció en abril del 2017, cuando Trump firmó la orden ejecutiva 'Compre productos estadounidenses y contrate estadounidenses'.

Desde entonces el gobierno fue elaborando un reglamento posterior para frenar las autorizaciones automáticas de permisos de trabajo de conyugues con visas H-1Bde H-1B y L-1.

El programa de permisos de trabajo para cónyuges de visas profesionales formó parte de la Acción Ejecutiva del 20 de noviembre de 2014 que, además, incluyó el programa DAPA, una ampliación de DACA y la extensión del perdón 601-A.

La implementación de DAPA y la Ampliación de DACA fueron detenidos posteriormente por los tribunales de justicia. El beneficio permite que los cónyuges, una vez tengan aprobado el trámite de residencia, gestionen y reciba una autorización de empleo.

Detalles del litigio

“Después de años de contacto con la agencia, quedó claro que, lamentablemente, el litigio era necesario. A pesar del lenguaje legal simple, USCIS no otorgó el incidente de autorización de empleo al estado de los L-2. El otro problema se relaciona con los H-4 cuyos permisos de trabajo vencen antes de su estatus H-4", dijo Jon Wasden, director de unas de las firmas que junto con AILA demandó la política activada en 2018.

"Este es un grupo que siempre cumplió con la prueba reglamentaria para la extensión automática de EAD, pero la agencia anteriormente les prohibió ese beneficio y los obligó a esperar la reautorización”, indicó.

“La gente estaba sufriendo. Perdían sus trabajos bien remunerados sin ninguna razón legítima que les causara daño a ellos y a empresas estadounidenses. Por lo tanto, aunque me alegro de que la agencia finalmente haya cumplido con la ley, es francamente frustrante que un problema fácilmente solucionable haya tardado tanto en ser reparado", agregó.

El trámite de visas E, H-1B y L

La USCIS explicó que para implementar la nueva legislación, los cónyuges de portadores de visas E y L deben solicitar una autorización de empleo mediante la presentación de una Solicitud de autorización de empleo (Formulario I-765) y recibir un EAD antes de comenzar a trabajar.

La agencia agregó que “continuará emitiendo EAD para cónyuges dependientes E y L a pedido a través del Formulario I-765” y que dichos EAD (autorizaciones de empleo) son aceptables para la Verificación de elegibilidad de empleo (Formulario I-9).

Indico además que el DHS “tomará medidas de inmediato para modificar los Formularios I-94 que demuestren el estado de no inmigrante emitido a los dependientes E y L para que los cónyuges dependientes E y L puedan distinguirse de los hijos dependientes E y L en el anverso del documento”.

“Una vez que se realicen estos cambios, el Formulario I-94 revisado que contiene una anotación que indica que el portador es un cónyuge dependiente E o L será aceptable como evidencia de autorización de empleo”, precisó.

El servicio de inmigración dijo además que las renovaciones de los permisos de trabajo deben ser presentadas antes de que expiren las tarjetas.

Quiénes las utilizan las visas de trabajos de alta tecnología

La visa H-1B es usada principalmente por trabajadores de la industria de alta tecnología y son destinadas a profesionales extranjeros con título universitario que desempeñan trabajos especializados que requieren conocimientos teóricos o técnicos.

La lista de profesionales incluye a científicos, ingenieros, periodistas y programadores de computadoras, entre otros.

Cada año Estados Unidos otorga 85,000 de estas visas, 20,000 de ellas destinadas a profesionales extranjeros graduados con un título de maestría en una universidad estadounidense.

La visa L, por su parte, es usada para transferencia internacional de ejecutivos o empleados con conocimiento especializado de compañías extranjeras con presencia en Estados Unidos.

En cuando a la visa E, esta fue creada para uso de inversionistas o comerciantes de países que han firmado tratados comerciales con Estados Unidos, explica el libro ‘Inmigración Las Nuevas Reglas, una Guía de Univision’.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés