No declarar impuestos puede resultar “catastrófico” para cualquier inmigrante con o sin papeles en EEUU

Cuando quedan pocas horas para que termine el plazo de enviar las declaraciones de impuestos, abogados recomiendan a los inmigrantes con o sin papeles, que no dejen de lado esta responsabilidad fiscal.

El no presentar la declaración de impuestos puede tener consecuencias “catastróficas”, incluso para los inmigrantes indocumentados que tienen un Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN, por su sigla en inglés), advirtieron abogados consultados por Univision Noticias este martes, último día para hacer el trámite ante el Servicio de Rentas Internas (IRS, por su sigla en inglés).

“Es esencial que toda persona, no importando la situación migratoria de un individuo, declare sus impuestos por los ingresos recibidos”, dice Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Tarde o temprano, una persona indocumentada querrá obtener la residencia. Y no importa el camino que utilice para ello, al final, cuando se presente ante un juez, por ejemplo, durante un proceso para obtener el beneficio, tendrá que demostrar que tiene un buen carácter moral y esto incluye pagar los impuestos”.

Barrón agregó que “ los residentes legales permanentes cuando deciden convertirse en ciudadanos y presenten los documentos al servicio de inmigración, tendrán que demostrar durante el proceso que tienen buen carácter moral”.

En este caso, los expertos advierten que pueden poner en riesgo la residencia (green card) si cometen estafas o le mienten al gobierno en la declaración de impuestos.


Beneficios en riesgo

“Es extremadamente importante declarar los impuestos”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “Los jueces de inmigración y los agentes ser servicio de inmigración miran esto detalladamente” durante los procesos.

Agrega que “las personas que cometan cualquier tipo de fraude en una declaración de impuestos están expuestas a que les rechacen o anulen el trámite si las autoridades descubren el error”.

Guerrero, sin embargo, dijo que “las personas que llenan incorrectamente los formularios de impuestos o usan información incorrecta, pueden corregir la equivocación antes de presentarse al trámite migratorio en la corte o en una oficina del servicio de inmigración. Esto el gobierno lo interpreta como un acto de buena fe”.

Quienes piensan que por haber ganado dinero cash no lo tienen que declarar, están equivocados. Toda persona que haya ganado ingresos, independientemente si fue en efectivo o cheque, debe pagar impuestos sin importar su estatus migratorio.


Obligatorio, si tiene ITIN

Si bien el no pagar impuestos afecta un trámite migratorio, a juicio de algunos abogados no todos los indocumentados están obligados a presentar sus declaraciones.

“Los indocumentados que no se han mostrado, no están obligados a presentar sus declaraciones porque para el gobierno estas personas no existen”, dice Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias.

“Pero si el inmigrante es residente y se encuentra en proceso de ciudadanía y no ha pagado sus impuestos, indudablemente le afectará el proceso migratorio”, advierte.

Hernández apunta que, si el indocumentado abandonó su anonimato, si tiene un ITIN, “ahí sí está obligado a presentar su declaración. Y si está en la nómina de cheques de una empresa o negocio, también tiene que declarar y pagar impuestos al gobierno federal”.

El abogado Nelson Castillo, quien ejerce el derecho migratorio en Los Angeles, California, precisó que “ bajo ciertas circunstancias, el no declarar los impuestos sí puede resultar en un daño catastrófico”, y recomendó que si un inmigrante tiene dudas sobre cómo llenar los documentos “busque asesoría legal o de un contador autorizado”.

“Nunca olvide que todo lo que se hace en Estados Unidos para en engrandecimiento de nuestro país, las carreteras, los aeropuertos, las escuelas se hacen con los impuestos. Y todo esto beneficia tanto a inmigrantes legales como indocumentados. Por eso, obviamente, hay que pagar impuestos. Ese es el espíritu de la ley”, concluyó.

Según el IRS, los indocumentados con ITIN contribuyen a las arcas públicas unos $9,000 millones de dólares al año. El 80% de ellos son latinos y la mayoría cobra por debajo de la media nacional: menos de $25,000 dólares al año.

En el 2012 los inmigrantes sin estatus legal de permanencia pagaron al IRS un estimado de $11,840 millones de dólares.

Conoce las diez ciudades con más inmigrantes indocumentados en EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IndocumentadosImpuestos