null: nullpx
Logo image
Deportaciones

Mientras Texas aplaude, organizaciones critican fallo de Corte Suprema sobre prioridades de deportación

Texas celebró fallo de la Corte Suprema que impide restablecerlas, por ahora. Pero organizaciones proinmigrantes lanzan fuertes calificativos contra el sistema judicial al que tildan de “canalla, político, extremista e irresponsable".
Publicado 22 Jul 2022 – 03:46 PM EDT | Actualizado 22 Jul 2022 – 03:46 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El estado de Texas, quien junto a Louisiana detuvo las prioridades de deportación del gobierno de Joe Biden, celebró la decisión emitida por la Corte Suprema el jueves, que impide al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) restablecerlas mientras revisa el caso.

“La Administración Biden simplemente no puede evitar infringir la ley, especialmente la ley de inmigración”, dijo Ken Paxton, fiscal general de Texas en un comunicado. "Han rogado a todos los tribunales, hasta la Corte Suprema, que los libere, y cada vez le dicen que no”.

La semana pasada el gobierno presentó al máximo tribunal de justicia un recurso de emergencia para dejar sin efecto un fallo emitido el 10 de junio por la Corte Federal de Distrito del Sur de Texas, que detuvo las prioridades de deportación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) establecidas a finales de septiembre en un memorando emitido por Alejandro Mayorkas, jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos.

Las prioridades se enfocan sólo en aquellos indocumentados con orden de deportación y antecedentes criminales que constituyen una amenaza a la seguridad pública, nacional y fronteriza de Estados Unidos.

Texas y Louisiana, ambos gobernados por republicanos, alegaron que el gobierno no puede cambiar la Ley de Inmigración, y que está obligado a detener y expulsar a extranjeros con órdenes de deportación y antecedentes criminales, y que además violó la Ley de Procedimiento Administrativo (APA) al no tener en cuenta la opinión de los estados.

Dictámenes contradictorios

Previo a la presentación del recurso de emergencia, la semana pasada la Corte de Apelaciones del 6º Circuito falló a favor de los demandantes. Un día antes, la Corte de Apelaciones del 6º Circuito, sin embargo, emitió un dictamen favorable al gobierno en una segunda demanda entablada en marzo por los estados de Arizona, Ohio y Montana, también gobernados, quienes argumentaron que la implementación de las prioridades provocaría un aumento de la delincuencia y supondría una carga para los recursos de las fuerzas del orden público.

La existencia de dos opiniones distintas se abrió la puerta para que el gobierno acuda a la Corte Suprema para dirimir el conflicto jurídico.

Texas dijo que la decisión del tribunal, de impedir, por ahora, la restitución de las prioridades y que escuchará los argumentos de ambas partes durante una audiencia en diciembre, “es otra victoria” para el estado que en otro juicio previo logró restituir el Programa de Protección del Migrante (MPP).

Al referirse a las prioridades, Paxton dijo que se trata de un “memorando ilegal del Departamento de Seguridad Nacional (DHS)”. Y que como resultado del fallo, “la Administración debe continuar cumpliendo con la ley mientras espera más procedimientos legales”.

Paxton también citó la opinión del fallo de junio indicando que el memorando de finaloes de septiembre del año pasado “es contrario a la ley, arbitrario y caprichoso, y procesalmente ilegal por no pasar por los procedimientos de notificación y comentario” públicos, tal como señala la APA.

“Mientras nos preparamos para el argumento oral este invierno (diciembre), la Administración Biden debe detener extranjeros ilegales con condenas penales. Es la decisión legal correcta y es lo mejor para Texas y nuestra nación”, indicó.

Critican el fallo

Por su parte, organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes fustigaron el dictamen y tildaron al poder judicial de “canalla, político, extremista e irresponsable” al no permitir el desarrollo de la política migratoria del gobierno de Biden.

Se trata de un dictamen “absolutamente absurdo. Cada administración presidencial en la historia ha tenido prioridades de aplicación de la ley de inmigración”, dijo Aaron Reichlin-Melnick, del American Immigration Council (AIC). “Cuando el Congreso creó el DHS en 2003, ordenó legalmente que el secretario de seguridad nacional estableciera dichas prioridades. Ahora, una corte dividida 5-4 ha permitido que un solo juez, en Texas, invalide a Mayorkas”, señaló.

A su vez, Mark Joseph Stern, redactor legal de Slate, escribió el jueves que “un solo juez de Trump, en Texas, puede llevar al DHS al caos al emitir una orden nacional que anula la autoridad del poder Ejecutivo para establecer prioridades de inmigración, algo que los presidentes han hecho siempre. Es tan descaradamente ilegal y partidista”.

“El precedente establecido y las leyes en los libros no parecen importar frente a un poder judicial partidista e irresponsable impulsado por líderes estatales conservadores en Texas, Luisiana y otros lugares”, dijo David Leopold, asesor legal de America's Voice y expresidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

“El Congreso promulgó una ley que requiere que el poder Ejecutivo establezca prioridades de aplicación de la ley de inmigración y el enfoque de la Administración Biden para enfocar los recursos contra las amenazas a la seguridad pública es un enfoque de sentido común para usar lo que anteriormente habían sido poderes del poder ejecutivo establecidos durante mucho tiempo”, precisó.

“Pero como nos recuerda el fallo de ayer, esto no se trata realmente de una política o un precedente. Se trata de un poder judicial rebelde que es político, extremista e irresponsable”, concluyó


Comparte

Más contenido de tu interés