null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Más de 220 organizaciones rechazan plan para aumentar las cárceles de ICE

Una coalición de organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes (abogados, religiosos y organizaciones) rechazó los planes del gobierno de Joe Biden de expandir el número de cárceles de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
13 Oct 2021 – 02:47 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una coalición integrada por más de 220 organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes rechazó los planes del gobierno de expandir el número e cárceles de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y, a cambio, pidió al Ejecutivo utilizar alternativas que contribuyan a la humanización del sistema.

Por medio de una carta dirigida al presidente Joe Biden y al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, el grupo dijo estar “profundamente decepcionado” respecto a los planes de reabrir el Centro Correccional Moshannon Valley, una antigua Oficina de Prisiones (BOP) como centro de detención de inmigrantes, así como la expansión del centro de detención de ICE del condado de Berks (Pennsylvania), una instalación para mujeres mayores de edad.

Encabezado por la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), organizaciones pro-inmigrantes, religiosos y universidades, entre otros, el grupo exigió al gobierno de Joe Biden la inmediata “cancelación de todos los esfuerzos de expansión” del sistema de detenciones de ICE.

La solicitud incluye:

  • Rescindir de inmediato los contratos firmados la semana pasada erigir centros en los condados Clearfield y Berks;
  • Detener todos los demás esfuerzos para expandir el sistema de detenciones de ICE a través de cualquier contrato;
  • Aplicar la Orden Ejecutiva sobre operación de cárceles privadas y poner fin los contratos con empresas penitenciarias privadas y gobiernos locales sobre detención de inmigrantes; y
  • Tomar medidas significativas para desmantelar el sistema de encarcelamiento masivo de inmigrantes y el uso de la detención para el procesamiento de asilo

Que cumpla promesa

La misiva también exige a Biden poner fin a la detención con fines de lucro, “incluida la de inmigrantes indocumentados”,
y llevar justicia y equidad al sistema de inmigración.

Los firmantes del documento señalan que el gobierno, en vez de reducir el encarcelamiento de extranjeros “ha aumentado el uso de la detención de inmigrantes llenando las camas de las prisiones privadas” destinadas a criminales.

“Durante años los defensores de los derechos de los inmigrantes han trabajado para vaciar los centros de solicitantes de asilo. Nosotros exigimos y esperamos más” del gobierno, se lee en el documento.


Las organizaciones señalaron además que la decisión de ICE de reabrir y abrir centros de detención “contradice y socava los compromisos de reforma hechos por el gobierno y los esfuerzos de la comunidad”.

“A medida que más estados y gobiernos de los condados toman medidas para eliminar gradualmente la detención de ICE, la Administración debe aprovechar la oportunidad para liberar a las personas y limitar las operaciones de ejecución en respuesta a la protesta pública, no permitir que ICE se expanda a nuevas regiones”, indicaron.

Llamado de atención

En otra parte de la carta, las organizaciones dicen que es “difícil, si no imposible para la sociedad civil y la comunidad de derechos humanos, tomar en serio las intenciones de esta Administración para la reforma de la detención de inmigrantes cuando sus acciones los contradicen (de manera) tan descarada”.

Indican que la reapertura de centros se produce inmediatamente después del cierre de otros centros por presiones de la comunidad, pero que las mayores preocupaciones se centran en que en los centros que volverán a ser utilizados, en el pasado se han documentado abusos contra los detenidos y sus derechos.

A su vez, la carta menciona una lista de quejas en los centros de detención de ICE, condiciones que, aseguran, se han deteriorado. Entre ellas destacan:


  • Falta de acceso a llamadas;
  • Visitas de familiares y abogados suspendidas;
  • Dos rebanadas de pan con mantequilla de maní por día y un sándwich para la cena;
  • Hacinamiento en dormitorios estrechos (hasta 70 internos en cada uno);
  • Escasez de productos de higiene;
  • Amenazas continuas de abuso y confinamiento solitario para cualquier persona hable o denuncie.

Prioridades de deportación

La misiva fue presentada menos de dos semanas después que se conoció un memorando interno de Mayorkas a los directores de las agencias bajo su mando, donde detalla las prioridades de deportación del gobierno.

El documento fue emitido luego de conocerse imágenes de agentes de la Patrulla Fronteriza montados a caballo cargando contra inmigrantes haitianos que cruzaban el río Bravo en la zona de Del Río (Texas) con la intención de pedir asilo, un beneficio legal disponible,

Las imágenes dieron la vuelta al mundo y levantaron criticas al gobierno tanto dentro como fuera de Estados Unidos.

Si bien el secretario del DHS precisó que el hecho de ser indocumentado no constituye una causa inmediata o única de deportación de Estados Unidos, recordó en el documento un principio fundamental que rige la autoridad de los agentes federales de inmigración: “el ejercicio de la discreción procesal”.

Explicó que, por ley, los funcionarios del gobierno federal tienen “amplia discreción” para decidir quién debe estar sujeto a arresto, detenciones, procedimientos de deportación y ejecutar o llevar a cabo la deportación de un no ciudadano.

El memorando señala además que en el país hay 11 millones de personas indocumentadas o removibles (deportables) de Estados Unidos. Sin embargo, indica que “no tenemos los recursos para aprehender y buscar la remoción” de todos ellos. Y que, debido a esto, “debemos ejercer nuestra discreción y determinar a quién priorizar para la acción de aplicación de la ley de inmigración”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés