null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Más de 1,000 indocumentados que llegan por la frontera serán enviados cada mes al sur de Florida

Las autoridades del estado recibieron detalles de un plan del gobierno federal para empezar a enviar cientos de solicitantes de asilo que son detenidos en la frontera a dos condados en Florida: Broward y Palm Beach. Los líderes locales alertan que esto puede generar una crisis, pues no está contemplado cómo o dónde serán albergados estos inmigrantes.
17 May 2019 – 9:05 PM EDT

Cientos de indocumentados que llegan al país a través de la frontera con México serán enviados cada semana al sur de Florida para "aliviar" el éxodo masivo de centroamericanos que está entrando por esa región, según informaron este jueves funcionarios locales, que calificaron de "irresponsable" este plan del gobierno federal.

Líderes del condado de Broward, uno de los dos que empezarían a recibir los grupos, comunicaron sobre estos planes advirtiendo que "cientos de inmigrantes llegarán al condado de Broward semanalmente sin refugios designados ni fondos para alojarlos, alimentarlos y mantenerlos seguros".

El alcalde de Broward, Mark Bogen, confirmó que el Sheriff del condado fue informado por la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) de que 270 migrantes serían volados a Palm Beach y Broward cada semana, empezando en dos semanas. Eso quiere decir que serán más 1,000 al mes.

"No es un buen plan", dijo por su parte el sheriff del condado de Palm Beach, Ric Bradshaw, quien confirmó en rueda de prensa este jueves que la Patrulla Fronteriza les informó de la idea. Dijo que los inmigrantes serán mayormente de los que están siendo detenidas en El Paso, Texas.

El sheriff señaló que tiene muchos interrogantes sobre la implementación de esta política, por ejemplo si se trata de niños o familias, si tendrán información de su récord criminal, en caso que lo tengan, y le preocupa que pueda representar un "problema de seguridad pública" para las comunidades locales.

El senador Marco Rubio aseguró en su cuenta de Twitter que se trata de al menos 500 inmigrantes que llegarán a partir de la próxima semana a los condados de Broward y Palm Beach, al norte de Miami.

El senador republicano por Florida precisó que tuvo conocimiento del tema a través de autoridades locales, quienes le dijeron que los indocumentados serán "liberados" en la región mientras acuden a una audiencia de asilo en las cortes de inmigración.

"La llegada indocumentados está abrumando nuestro sistema", expresó Rubio, quien horas más tarde informó que envió una carta al Departamento de Seguridad Nacional con preguntas concretas sobre este polémico plan, entre las que incluye el por qué enviarán indocumentados a un estado que no comparte su frontera con México. El senador exige respuestas antes de la implementación de la política.


Sugieren albergarlos en los hoteles Trump

El alcalde de Broward manifestó que "esta afluencia repentina" es "irresponsable" e "inhumana" y sugirió entonces que para aquellos que el condado no encuentre dónde albergarlos, sean llevados a los hoteles propiedad del presidente Donald Trump.

"Pidamos al presidente que abra su corazón y su hogar también", manifestó.

Bogen sostuvo que el condado hará "todo lo posible para ayudar a estas personas". Sin embargo, señaló que si el mandatario "no brinda asistencia financiera para alojar y alimentar a estas personas, estará creando un campamento para desamparados".

Subrayó que el condado de Broward se dirigirá a todas las organizaciones benéficas o sin fines de lucro, empresas y otros recursos para tratar de ayudar a estos inmigrantes.

El alcalde enfatizó que Broward "no" es una ciudad santuario para inmigrantes y que el Legislativo de Florida aprobó recientemente un polémico proyecto de ley que prohíbe a tales jurisdicciones en el estado.

En ese sentido recordó que "el presidente Trump ha amenazado con enviar a personas que cruzan ilegalmente la frontera a comunidades que se consideran amigables con los inmigrantes".

Sin embargo, no es claro por qué la administración seleccionó el sur de Florida como la primera localidad para enviar inmigrantes que están siendo liberados en masa en estados fronterizos. La amenaza del presidente era mandar a los indocumentados a ciudades y jurisdicciones santuario, donde no estuvieran cooperando con las autoridades federales, pero tanto Broward como Palm Beach son condados que se han descrito como "no santuario".

El alcalde del condado de Palm Beach, Mack Bernard, dijo que han discutido establecer ciudades de carpas para albergar temporalmente a los migrantes que sean liberados por CBP. También establecerán un plan para que las autoridades locales revisen el estado de salud de las personas.

Pero Bernard advirtió que es posible que tenga que solicitar la declaración del estado de emergencia, dados los costos y los recursos que van a requerir para cuidar y recibir a los inmigrantes, a la vez que velan por el bienestar de los residentes.

"Si tenemos que tomar esto como nuestra responsabilidad, haremos todo lo que esté en nuestro poder para alimentar a esos individuos y proveerles refugio", dijo el alcalde de Palm Beach. "Pero eso creará un estrago financiero en nuestro ya apretado presupuesto".


En fotos: un recorrido por el segundo sector de la frontera por donde cruzan más centroamericanos

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés