publicidad

Jefe de la seguridad de EEUU dice que la promesa hecha a los dreamers de no revelar sus datos “debe ser cumplida”

Jefe de la seguridad de EEUU dice que la promesa hecha a los dreamers de no revelar sus datos “debe ser cumplida”

Jeh Johnson habló en exclusiva con el periodista Jorge Ramos para el programa Al Punto. Además de los dreamers, mencionó el hackeo ruso, el muro de Trump y las deportaciones de Obama.

En exclusiva: Secretario de Seguridad Interna de EEUU dice que un muro "no es la inversión más inteligente" Univision

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, reiteró este viernes que la información entregada por los dreamers al gobierno solo debe ser utilizada para inscribirlos bajo el amparo de la Acción Diferida de 2012, “y espero que el próximo gobierno haga lo mismo”.

Johnson, quien habló en exclusiva con el periodista Jorge Ramos para el programa Al Punto de la cadena Univision, agregó que cuando un gobierno hace una promesa, ésta “debe ser cumplida”.

El martes, Johnson envió una carta al nuevo Congreso en la que señala que la información proporcionada por unos 750,000 jóvenes indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos y se les conoce como dreamers, no debe ser utilizada con propósitos de deportación.

Relacionado
El Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson.
El jefe de Seguridad Nacional saliente de EEUU reitera que los datos de los dreamers no deben ser usados para deportarlos
Jeh Johnson envió una carta al nuevo Congreso instalado este martes para recordarles que la información personal de los más de 740,000 dreamers protegidos por DACA está garantizada por el gobierno federal.

Las advertencias de Trump

Los temores se deben al discurso que el presidente electo Donald Trump ventiló durante su campaña. En junio de 2015 el magnate aseguró que, de llegar a la Casa Blanca, deportaría a los 11 millones de indocumentados que viven en el país. Luego mencionó que cancelaría las órdenes ejecutivas migratorias del presidente Barack Obama, entre las cuales se cuenta la Acción Diferida de 2012.

En agosto aseguró que deportaría a dos millones de “ilegales” con antecedentes criminales, cuatro millones de “ilegales” con visas expiradas, y que los otros cinco millones sin documentos deberán salir del país para gestionar una visa y regresar.

En noviembre, cinco días después de ser electo, dijo que solo deportaría hasta tres millones de “ilegales” criminales, y que una vez asegurada la frontera decidiría qué hacer con el resto.

Relacionado
Durante la campaña, Trump dijo que acabaría con DACA.
¿Qué pasará con los datos de los dreamers en el gobierno de Trump?
Con la llegada de Trump a la Casa Blanca, abogados y activistas de inmigración están preocupados por el destino de los datos de los protegidos por DACA, un programa que el magnate prometió revocar. Grupos proinmigrantes quieren asegurarse de que la información de los dreamers que salieron de las sombras no sea utilizada para deportarlos.

Paso preventivo

Mientras Trump define su política migratoria, Johnson se anticipó y le solicitó a la nueva Administración que no deporte a los dreamers protegidos por DACA en caso que cancele el programa. Pero advirtió que la Acción Diferida de 2012, al no ser una medida legislativa, “puede ser cambiada por la próxima administración presidencial”.

Sin embargo, dijo, confía en que el nuevo gobierno respetará la promesa que se le hizo a los dreamers. Y que en caso no sea así, “este asunto va a ser litigado ante los tribunales en algún momento. Pero mi opinión es que cuando el gobierno promete algo, tiene que cumplir con su palabra”, insistió.

La Acción Diferida de 2012 ampara de la deportación y concede una autorización temporal de empleo renovable cada dos años.

Relacionado
El programa federal Comunidades Seguras convirtió a miles de policías en...
Comunidades Seguras, el programa de deportaciones que canceló Obama y Trump quiere revivir
Durante los seis años que operó la herramienta fueron deportados más de 375,000 inmigrantes indocumentados y no todos tenían antecedentes criminales.

El hackeo ruso

En otra parte de la entrevista, Johnson fue consultado por Ramos sobre las investigaciones del hackeo ruso a servidores del Partido Demócrata, filtraciones que según el gobierno de Obama tuvieron incidencia en el resultado de las elecciones presidenciales ganadas por Trump.

A la pregunta si estaba convencido de que Rusia interfirió en la última elección presidencial tratando de beneficiar a Donald Trump, Johnson respondió que, de acuerdo con los informes de inteligencia, “no tenemos evidencia” que los ataques o intrusiones cibernéticas “hayan alterado” el resultado de la elección.

Pero dijo que hay “preocupación” y por la forma pública en que se conocieron los intentos por parte del gobierno y de piratas cibernéticos rusos “para entrar en los correos electrónicos privados de varias figuras y organizaciones políticas”, con el fin de interferir en el proceso electoral estadounidense.

publicidad

Agregó que las investigaciones continúan, y que cuando concluyan “se desenmascararán muchas de las técnicas rusas” utilizadas en el hackeo. “Es una situación muy seria”, precisó.

Relacionado
Trump Mexico
Cómo Trump puede torcer la mano de México para pagar el muro
Cambios en remesas, visas, tarjetas de cruce fronterizo, el magnate cuenta con diversas alternativas para financiar el muro en la frontera.

El muro de Trump

Johnson también fue consultado sobre los planes del presidente electo Trump de construir un muro a todo lo largo de la frontera con México, y sobre los recientes planes de pedirle al Congreso fondos para completar la construcción autorizada por una ley aprobada por el Congreso en 2006 durante el gobierno del republicano George W. Bush.

El secretario dijo que el gobierno, basado en la ley del 2006, ha construido unas 700 millas de muro en la frontera con México “en lugares donde hace sentido invertir el dinero de los contribuyentes”, pero que hay zonas de desiertos y montañas donde no se justifica.

Advirtió, sin embargo, que las paredes no detendrán a los indocumentados que estén decididos a cruzar el desierto, y que en base a la experiencia de ocho años del actual gobierno, “lo que necesitamos en la frontera es tecnología, y la capacidad de monitorear y detectar inmigración ilegal.

“La construcción de un muro de 2,000 millas en la frontera suroeste no es la inversión más inteligente del dinero de los contribuyentes, y sospecho que mucha gente en el Congreso se va a sentirlo de esa manera”, agregó.

Relacionado
Un grupo de dreamers llena solicitudes de DACA en Los Angeles, California.
Las cinco cosas que los dreamers deben tener en cuenta antes de que Trump llegue a la Casa Blanca
Millones de indocumentados aguardan conocer la política inmigratoria de Trump para saber si los van a deportar o no de EEUU. Los dreamers piden mantener la calma.

Las deportaciones de Obama

El secretario Johnson también habló de deportaciones y dijo que los esfuerzos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que dirige están enfocadas en la lista de prioridades de 2014.

Cuando Ramos le preguntó acerca del alto número de deportados sin antecedentes criminales (43% en promedio) durante el gobierno de Obama, Johnson insistió en que, según el gobierno, la cifra de extranjeros criminales es del 90%, y dijo que el presidente electo Trump ha ventilado el mismo criterio, dar prioridad a la deportación de todos aquellos indocumentados con antecedentes criminales.

Respecto a las detenciones de menores indocumentados centroamericanos en la frontera, Johnson dijo que los arrestados son detenidos y son los jueces de inmigración los que deciden sus futuros en Estados Unidos, y que la Oficina de Inmigración y Aduanas solo cumple con la ley cuando se agota el debido proceso.

publicidad

Durante la Administración de Obama ICE ha deportado a más de 2.6 millones de indocumentados. Las organizaciones y grupos que defienden los derechos de los inmigrantes insisten que entre seis y siete de cada 10 deportados no constituían una amenaza para la seguridad nacional.

Johnson insistió además que las fronteras de Estados Unidos no están abiertas.

El general John Kelly

En cuanto al general John Kelly, a quien Trump nombró para sucederlo en la nueva administración que asume el 20 de enero, Johnson dijo que conoce bien al militar. “Era el edecán del Secretario de Defensa cuando yo era el asesor general del Departamento de Defensa. Creo que John Kelly es un hombre de carácter e integridad. Creo que va a ser bien recibido. Y estoy seguro de que tendrá muy en cuenta estas cuestiones (refiriéndose a los temas de los indocumentados, las deportaciones, el muro en la frontera y la llegada de miles de niños centroamericanos en busca de asilo). Creo que se preocupa por la gente”.

Trump nombró a Kelly a principios de diciembre, un mes después de ser electo como el 45 presidente de Estados Unidos.

El general de 66 años recibirá de Johnson el mando del Departamento de Seguridad Nacional, que entre sus agencias cuenta con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), encargada de las deportaciones.

Algunas organizaciones pro inmigrantes ven con preocupación a Kelly, quien traería una visión tipo militar al tema de la frontera.

publicidad

La entrevista que Ramos le hizo a Johnson será transmitida este domingo en el programa Al Punto de la cadena Univision a partir de las 10 AM.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad