null: nullpx
Deportaciones

Indocumentada que trabajó en un resort de Trump enfrenta proceso de deportación

A Victorina Morales, quien trabajó durante cinco años como ama de llaves en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, le fue negado el asilo y su caso fue remitido a un juez de inmigración que deberá evaluar "un procedimiento de expulsión".
31 Jul 2020 – 09:22 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Victorina Morales, la inmigrante guatemalteca que trabajó para un club de golf de Donald Trump y tras ser despedida denunció que durante años varios inmigrantes indocumentados fueron contratados por la organización Trump, se encuentra ante un proceso de deportación, dijo este jueves su abogado al diario The Washington Post .

Morales, de 47 años, entró ilegalmente en Estados Unidos en 1999 y trabajó desde 2013 hasta 2018 en el club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) de Trump como ama de llaves. Entró con un Seguro Social y una Green Card falsos y asegura que sus supervisores lo sabían.

En enero de 2019 la Organización Trump, una de las compañías del presidente liderada ahora por sus hijos Eric, Donald Jr., e Ivanka, despidió a alrededor de una docena de empleados sin estatus migratorio, entre ellos a Morales. Esto dejó en evidencia cómo la organización empleaba a trabajadores indocumentados en sus clubes y campos de golf por todo el país, aunque no es claro cuántos.


Aníbal Romero, su abogado, explicó al Post que Morales había gestionado una solicitud de asilo ante al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos alegando el incremento de la violencia en Guatemala y el hecho de que tras sus denuncias se ha convertido en un objetivo mayor.

La agencia, sin embargo, rechazó sus argumentos porque hizo la gestión demasiado tarde, según una carta de la agencia citada por el Post, ya que este tipo de solicitudes deben ser presentadas antes de transcurrir un año de la llegada a Estados Unidos.

Morales no lo hizo mientras permaneció sin documentación legal durante 19 años, pero luego de que su caso salió en los medios de comunicación y su nombre quedó expuesto tomó la decisión de pedir el asilo. El 5 de febrero de 2019, inclusive, asistió al discurso del presidente del Estado de la Unión como invitada de la representante demócrata por Nueva Jersey Bonnie Watson Coleman.

" Su solicitud de asilo ha sido remitida a un juez de inmigración para su adjudicación en un procedimiento de expulsión", según la mencionada carta, firmada por el director de la oficina de asilo en Newark.

"La máquina de inmigración ha comenzado para sacarla del país", mencionó su abogado.

El juez fijó para el día 26 de agosto su próxima audiencia en la corte. Aunque Morales podría ser deportada si el juez rechaza su petición, el abogado dijo que no sería de inmediato porque los procedimientos pueden demorarse un año o más.

Supervisores conocían su estatus migratorio

Mientras estuvo empleada en el club de gold de Trump en Nueva Jersey, Morales llegó a limpiar incluso la habitación del mismo Donald Trump.

"De housekeeping me pusieron a hacer la casa de quien es el presidente ahora, y de Ivanka, que es la hija de él", dijo Victorina Morales a Univision en enero de 2019. "Entonces yo tenía acceso de entrar a la casa de él, a limpiarle la casa, pero todavía él no era presidente, yo entraba, salía, la jefa me daba las llaves".

Tanto ella como Sandra Díaz, una inmigrante de Costa Rica que estuvo empleada sin papeles en el mismo club de golf de 2010 a 2013 y también fue despedida, hicieron en aquel momento denuncias sobre la situación de los inmigrantes indocumentados en ese sitio y los malos tratos de que fueron objeto.


Ambas mujeres afirman que al menos dos supervisores estaban al tanto de su situación migratoria e incluso les ayudaban a evadir ser descubiertos para mantener sus empleos en el exclusivo club.

Morales dijo que la retórica antiinmigrante del magnate alentó a sus supervisores a hacerle comentarios ofensivos y que en ocasiones los llamaron "estúpidos inmigrantes ilegales" o les decían que tenían "menos inteligencia que un perro".

Al justificar los despidos, la Organización Trump señaló que la empresa tiene miles de trabajadores en sus propiedades. "Si un empleado presenta una documentación falsa en un intento por eludir la ley, serán despedidos inmediatamente", afirmó.

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés