null: nullpx

Implementan severos cambios en el proceso de visas a trabajadores no inmigrantes para evitar fraudes

Abogados dijeron a Univision Noticias que los cambios están dirigidos a combatir estafas y garantizar que los datos anotados en el Formulario I-129 sean correctos y verificables.
6 Jun 2019 – 8:12 AM EDT

Los primeros días de agosto del año en curso el servicio de inmigración de Estados Unidos rechazará todas las peticiones I-129 de trabajadores no inmigrantes que no lleven las firmas originales, no tengan las direcciones del empleador y del trabajador o no estén firmadas.

“El 5 de agosto la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) comenzará a rechazar los formularios I-129 (Petición para un trabajador no inmigrante) que no incluyan el nombre del patrocinador o del trabajador beneficiario, así como la dirección en Estados Unidos”, advirtió la agencia federal por medio de un comunicado.

“USCIS actualmente rechaza el Formulario I-129 por varias razones. Estos incluyen, pero no se limitan a falta de firma, tarifas incorrectas o firmas de terceros no autorizados en nombre del solicitante”, agregó.

La agencia dijo además que “los reglamentos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) requieren que cada formulario se envíe de acuerdo con las instrucciones y permite que USCIS rechace cualquier solicitud de beneficios que no se haya presentado de conformidad con las normas que rigen una solicitud de beneficios específica”.


Por qué el cambio

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que el anuncio es una más de las medidas del gobierno de Donald Trump que se han venido implementando desde enero de 2017.

“Ha habido mucho fraude en el pasado con este tipo de formulario”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Generalmente algunas personas envían este tipo de formulario para tener algo aprobado y en los documentos no se dice quién es el empleador y tampoco llevan la firma original del trabajador”.

Los mayores problemas se registraron a finales de la década de los 90 y en el principio de la década del 2000. Algunos empleadores a veces no sabían quién era el trabajador de la aplicación y solicitaban varias visas disponibles de acuerdo con la cuota, explicó.

Pero a partir del 2017 “el gobierno elevó los niveles de seguridad y quiere saber quién es el peticionario y el beneficiario de una visa de trabajador no inmigrante”, indicó.


Las nuevas exigencias

La USCIS precisó que, de acuerdo con el reglamento actual, la dirección principal debe ser la del solicitante de la visa (empleador o empresa) y no la del abogado o los clientes externos del solicitante.

“El hecho de no incluir el nombre del solicitante o del solicitante o proporcionar la dirección del abogado o cliente externo del solicitante, crea demoras innecesarias en la adjudicación del Formulario I-129 y puede resultar en su rechazo”, advierte.

La agencia indica además que las instrucciones del Formulario I-129 establecen que la dirección postal debe corresponder a la oficina principal del solicitante dentro de Estados Unidos, e indica además que los formularios I-129 que sean rechazados debido a la información faltante, “generalmente se pueden volver a presentar con la información y la tarifa requeridas”.

Sin embargo, resalta, “hay casos en que se rechazará una solicitud o solicitud reparada como, por ejemplo, cuando se vuelve a presentar después de que se haya recibido la cantidad suficiente de solicitudes proyectadas según sea necesario para alcanzar el límite numérico exigido por el Congreso”.


Gálvez también dijo que muchos de estos cambios “los estamos viendo en otro tipo de trámites, como por ejemplo en las peticiones de residencia”.

“Cada vez que vamos a una entrevista, vemos que los agentes le preguntan al beneficiario o al solicitante del beneficio si es su firma la que está en el documento o es de alguien más. Esto, porque algunas veces los abogados firman por el cliente y eso no es correcto”, explicó.

“Creo que el gobierno quiere eliminar cualquier posibilidad de fraude. Por tanto, asegúrese de llevar correctamente el Formulario I-129 y que lleve las firmas originales. De lo contrario, podría incluso la oportunidad de recibir la visa”, indicó.


Visas afectadas

Las principales visas que se verán afectadas con este cambio son las visas tipo H-1B, para profesionales extranjeros, y las visas para trabajadores temporales tipo H-2A y H-2B.

“El gobierno ha detectado un alto índice de fraude con estas visas, por lo que habrá mas auditorías a las empresas que las utilizan”, dijo a Univisión Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.

La visa H-1B es usada principalmente para trabajadores de la industria de alta tecnología y para profesionales extranjeros con título universitario que desempeñan trabajos especializados que requieren conocimientos teóricos o técnicos.

El programa de visas H1B fue creado en 1990. Durante los años fiscales 2001 a 2004 el Congreso autorizó extender la cuota de 65,000 a 195,000 visas. Pero el 30 de septiembre de 2004 se volvió a la cantidad original de 65,000.

A finales de 2004 el Congreso dispuso una cuota adicional de 20,000 visas para profesionales extranjeros graduados o que hayan obtenido una maestría en Estados Unidos.

Por aparte, las visas tipo H.2, que incluye la H-2A, para campesinos, fueron creadas en 1943 con la importación de trabajadores para cubrir la falta de mano de obra en la industria de la caña de azúcar.

El programa cambió significativamente en los años ochenta con la división de las visas H2 en dos categorías, mismas que permanecen hasta el día de hoy:


  • H-2A, para trabajadores agrícolas (siembra y cosecha de plantíos);
  • H-2B, para trabajadores no-agrícolas (jardinería, construcción, bosques, sembrar o cortar, personal para servicio de limpieza de hotel, etc.)

Las empresas hoteleras del presidente Donald Trump son uno de los grandes solicitantes de visas tipo H-2B cada año.

Estos inmigrantes no hablaban inglés cuando llegaron a EEUU, pero brillaron

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónVisasEstafa y Fraude

Más contenido de tu interés