null: nullpx
Deportaciones

Gobierno de Biden reanuda las deportaciones aceleradas de familias migrantes

Tres días después de anunciar la reanudación de deportaciones expeditas de ciertas familias migrantes que no califican para pedir asilo, en Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció los primeros vuelos hacia El Salvador, Guatemala y Honduras.
30 Jul 2021 – 05:29 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Tres días después de anunciar la reanudación de deportaciones expeditas de ciertas familias migrantes que no califican bajo el Título 42 del Código de Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este viernes los primeros vuelos de expulsiones.

“El asilo y otras vías de migración legal deben estar fácilmente disponibles para quienes los necesiten, y el gobierno se compromete a considerar las solicitudes de asilo de manera justa y eficiente”, dijo el ministerio en un comunicado.

Pero reiteró que aquellos migrantes que no busquen protección o que no califiquen para un recurso legal disponible como el asilo, o sean inadmisibles bajo la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), “serán devueltos de inmediato a su país de origen”.

“De acuerdo con ese enfoque, el DHS reanudó hoy los vuelos de deportación acelerada (expedited removal) para ciertas familias que llegaron recientemente a la frontera sur, no pueden ser expulsadas bajo el Título 42 y no tienen una base legal para permanecer en los Estados Unidos, dijo el Departamento.


La deportación expedita ( ‘expedited removal’) “fue aprobada por el Congreso en 1997 durante el gobierno de Bill Clinton”, explica Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix (Arizona).

El reglamento, actualizado en 2001, señala que se aplica a los extranjeros inadmisibles en Estados Unidos “únicamente” bajo la sección 212 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA).


El comunicado del DHS agrega que las familias detenidas por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) “fueron trasladadas a través de las operaciones aéreas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a sus países de origen: Guatemala, El Salvador y Honduras”.

El gobierno dijo que el proceso de deportación acelerada “es un medio legal para administrar de manera segura nuestra frontera, y es un paso hacia nuestro objetivo más amplio de lograr un procesamiento de inmigración seguro y ordenado”.

“Al colocar en familias de deportación acelerada que no pueden ser expulsadas bajo el Título 42, estamos dejando en claro que aquellos que no califiquen para permanecer en Estados Unidos serán deportados de inmediato”, precisó.

Casos de covid

El diario The Washington Post dijo esta tarde que muchas de las familias indocumentadas detenidas en la frontera, que no calificaron para solicitar un beneficio migratorio y en pruebas de coronavirus arrojaron resultados positivos, “fueron retiradas abruptamente de los manifiestos de pasajeros”.

También fueron separadas aquellas personas que fueron expuestas a una persona infectada, según explicaron funcionarios del DHS.

Las deportaciones aceleradas fueron reactivadas el lunes en medio de un aumento de migrantes que llegan a la frontera en busca de asilo o ingresar indocumentados al país, tras huir de sus países a causa de la pobreza y violencia.

Los primeros vuelos

De acuerdo con datos del DHS, hasta ahora dos vuelos con deportados operados por ICE partieron de Brownsville (Texas) con 73 familiares. Originalmente 147 adultos y niños formaban parte de la lista de pasajeros a ser expulsados del país.

El gobierno dijo que estaba trabajando para gestionar la migración segura, ordenada y humana en América del Norte y Central, y que había expandido recientemente el programa de menores centroamericanos y puesto a disposición de los centroamericanos 6,000 visas tipo H-2B, para trabajadores no agrícolas.

El miércoles, la vicepresidenta Kamala Harris, que lidera el grupo de trabajo para combatir las causas que generan la migración irregular hacia Estados Unidos, entregó la estrategia a mediano y largo plazo de los esfuerzos conjuntos para frenar el flujo.

La corrupción de los gobiernos, la pobreza, el narcotráfico y el crimen organizado encabezan la lista de causas que desde 2013 provocan una de las peores crisis humanitarias en la frontera sur de Estados Unidos.

Critican deportaciones

La reanudación de las deportaciones aceleradas ha sido fuertemente criticada por organizaciones de derechos humanos y grupos que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos.

“El anuncio de la Casa Blanca sobre los cambios en el procesamiento de asilo es un golpe devastador para todos los solicitantes de asilo”, dijo Conchita Cruz, codirectora ejecutiva del Asylum Seeker Advocacy Project (ASAP).

“Señalar a los países del Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) es abiertamente discriminatorio, y acelerar las deportaciones sin una oportunidad significativa para que las personas busquen protección es fundamentalmente injusto”, apuntó.

“No nos quedaremos al margen mientras esta administración destruye el derecho legal a buscar asilo y anula el debido proceso", agregó.


A su vez, Guerline Jozef, cofundadora y directora ejecutiva de Haitian Bridge Alliance, dijo que “la decisión de la administración Biden de adoptar un sistema que acelerará la deportación de personas, incluidos niños, al peligro mismo del que se vieron obligados a huir, podría ser una sentencia de muerte para la mayoría de los solicitantes de asilo”.

“Estudio tras estudio, incluido uno autorizado por el Congreso que dirigí para la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos, ha documentado que el proceso de expulsión acelerada pone a los solicitantes de asilo en riesgo de volver a sufrir daños físicos y de sufrir daños mentales mientras está detenido en condiciones parecidas a las de una prisión", dijo Mark Hetfield, director ejecutivo y presidente de HIAS.

Robyn Barnard, asesora principal de defensa de la protección de refugiados en Human Rights First, dijo que “la deportación acelerada ha demostrado ser una pesadilla de derechos humanos a lo largo de su historia".

"La administración de Biden no debe someter a los niños y sus padres, u otros solicitantes de asilo a este proceso de deportación sumaria”, concluyó.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés