null: nullpx

Falté a una cita para que me tomaran las huellas digitales en un trámite de inmigración: ¿Qué puedo hacer?

Abogados consultados por Univision Noticias explican que no acudir a una cita para que le tomen las huellas biométricas es más común de lo que se piensa, pero que esto no significa el fin del mundo para los extranjeros que buscan un beneficio migratorio.
19 Mar 2018 – 1:10 PM EDT

Algunos extranjeros que solicitan ciertos beneficios de inmigración necesitan entregar sus huellas digitales para una investigación de antecedentes criminales por parte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Para que esto ocurra, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) tiene que enviarle una carta indicándole al extranjero que debe presentarse en una fecha y hora determinadas en un Centro de Asistencia en Solicitudes (ASC, por sus siglas en inglés).

Si el inmigrante no cumple con este requisito, el gobierno federal puede entender que el extranjero abandonó el trámite y cancela el expediente. Pero cuando ocurre un olvido, una distracción o un malentendido y la persona no acude a la cita, ¿se pierde el trámite? ¿Qué pasa con el expediente? ¿Recibe el extranjero una orden de deportación?


El caso García

José Manuel García, cuyo nombre es otro, pero pidió mantenerlo en reserva, lleva cinco años en Estados Unidos y está a punto de conseguir la residencia legal permanente (green card).

“Vine como estudiante, cambié mi estatus gracias a mi empleador y ahora estoy en trámite de la tarjeta verde”, cuenta. “Estoy en la última etapa y me llegó una cita para la toma de huellas digitales biométricas”.

García explica que cada tres o cuatro días revisa el correo, “pero esta vez, por alguna razón, no vi el sobre que venía con la cita para las huellas digitales. Cuando me di cuenta, el viernes de la semana pasada, debía presentarle 48 horas antes, el miércoles”.

Momento de pánico

La primera reacción de García fue pensar que había cometido un grave error irreparable. “Me van a cancelar el proceso, me quedaré sin la residencia y tendré que irme de Estados Unidos”, dijo.

El miedo surgió, en parte, por el clima antinmigrante que se respira en el país desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017. Pero también por el desconocimiento del sistema.

“Pase tres noches durmiendo mal, pensando. Al final del día, aprendí una lección”, dice ahora que ya conoce qué hacer en caso de verse nuevamente enfrentado a un problema similar.


Vaya inmediatamente

“Si una persona se enfrenta a esta situación, tome la carta (cita para la toma de huellas digitarles biométricas) que le envió la USCIS, sus documentos de identificación y vaya inmediatamente a la oficina del ASC y explíqueles qué sucedió, por qué no pudo acudir en el día y hora señalada”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

“Es común ver este tipo de casos”, agrega. “Incluso en algunas ocasiones la USCIS envía una segunda cita. Pero cuando la demora es de cuatro o cinco días y la persona acude y explica por qué ocurrió el error, no debe ser problema. El gobierno en estos casos es flexible”.

“Ellos no son tan drásticos, pero la ausencia debe ser razonable, no después de un mes”, añadió.

“Más allá de ese tiempo es probable que le cancelen el trámite”, indicó Alex Gálvez, un abogado de inmigración en Los Angeles, California. “Este tipo de errores se arregla de inmediato”.

García sonríe después de tres días de angustia. “No saben lo que pensé el fin de semana. Pero ya está arreglado, fui como dijeron los abogados y me tomaron las huellas. Mi consejo a otras personas que viven lo mismo es que lleven incluso el pasaporte. Cuando llegué y les expliqué mi caso, nada, me atendieron de inmediato . Solo me advirtieron que mi trámite se va a demorar un poco más por este atraso. Eso es todo. Esta noche dormiré sin sobresaltos”.

La toma de huellas

La USCIS explica en su página digital que las citas para la toma de huellas digitales se programan una vez recibida la solicitud o petición de un beneficio migratorio.

Añade que la toma de datos biométricos le permite al gobierno confirmar la identidad de un extranjero, llevar a cabo verificación de antecedentes criminales y de seguridad, y asegurarse de que “usted es la misma persona que presentó la solicitud”.

La toma de huellas digitales exige la firma del extranjero. La agencia advierte que no se eximirá de este requisito “a menos que la persona tenga una discapacidad física o impedimento mental que le prevenga proporcionar una firma digital o una marca del manuscrito”.

“Tampoco le eximiremos el requisito de firma simplemente porque usted no puede escribir en inglés o en su lenguaje materno”, agrega la agencia.

La USCIS dice además que en caso un extranjero se niegue a firmar una declaración durante la cita en un centro del ASC, “denegaremos su solicitud o petición”. Tampoco reembolsará los $85 que conlleva este trámite.

En fotos: Mirando hacia la Estatua de la Libertad, 30 inmigrantes juran como ciudadanos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónGreen CardCiudadanía

Más contenido de tu interés