null: nullpx

Exjefe de ICE cree que la política de 'tolerancia cero' puede dejar “miles de niños huérfanos”

John Sandweg, que dirigió la agencia desde 2013 hasta 2014, dijo que la política de separar padres de hijos inmigrantes en la frontera podría dar pie a separaciones "permanentes". Las autoridades de ICE lo niegan, explicando que están en contacto con la oficina de refugiados y los consulados de los países de origen.
20 Jun 2018 – 3:26 AM EDT

Un ex jefe de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dijo este martes que la política del gobierno de Donald Trump de separar a los niños inmigrantes de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México podría conducir a separaciones "permanentes" y dar lugar a “miles de huérfanos”.

De acuerdo con los registros oficiales, desde el 5 de mayo al 9 de junio de este año, un total de 2,342 niños han sido separados de sus padres, aunque no existe ninguna ley que obligue al gobierno a separar familias en la frontera.

John Sandweg, que fue director encargado de ICE desde 2013 hasta 2014, dijo a NBC News que puede ser difícil para los padres reunirse con sus hijos cuando están en instalaciones separadas.


"Podría estar creando miles de huérfanos inmigrantes en Estados Unidos que un día podrían ser elegibles para la ciudadanía cuando sean adoptados", alertó Sandweg.

El exfuncionario de ICE apuntó algo que ya viene sucediendo: que un padre sea deportado mientras su hijo, del que fue separado al cruzar la frontera, permanece en Estados Unidos.

Mientras que un padre puede pasar rápidamente de la detención a la deportación, el caso de asilo o deportación de un niño puede que no sea escuchado por un juez durante varios años porque la deportación de un menor es una prioridad menor para los tribunales, explicó Sandweg.

"Podría terminar fácilmente en una situación donde la brecha entre la deportación de un padre y la deportación de un niño es de años ", añadió.

Los comentarios de Sandweg se producen en medio de un creciente malestar bipartidista sobre la política de "tolerancia cero" de la administración Trump que criminaliza a los inmigrantes que ingresan sin la debida documentación al país a través de la frontera de Estados Unidos y México.


Una portavoz de ICE cuestionó las afirmaciones de Sandweg y dijo que la agencia trabaja con otras oficinas gubernamentales, incluida la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), para tratar de acomodar a padres e hijos y reunirlos.

"Cuando los padres son expulsados sin sus hijos, ICE, ORR y los consulados trabajan juntos para coordinar el regreso de los niños y la transferencia de la custodia al padre o gobierno extranjero al llegar al país, de conformidad con los acuerdos de repatriación entre EEUU y otros países", dijo en un comunicado Liz Johnson, subdirectora de asuntos públicos de ICE.

"Los niños no acompañados a menudo son recibidos por la agencia de bienestar infantil del país, que facilita la reunificación", agregó.

A pesar de que Donald Trump insiste en que hay leyes y decisiones de tribunales que lo están obligando a separar a las familias que cruzan la frontera de forma ilegal, esto no es cierto. Las separaciones pueden terminar tan pronto como el propio presidente lo decida.

Este lunes Trump ratificó su línea en esta materia al afirmar que Estados Unidos "no será un campamento de migrantes y que no será una instalación para refugiados".

Los funcionarios de la administración han dicho que solo el Congreso puede solucionar el problema mediante la aprobación de la reforma migratoria. Trump ha dicho que firmará cualquiera de las propuestas legales que le presenten, aunque ninguna de las dos ampara a los llamados soñadores (dreamers).

"Una jaula tenía 20 niños adentro": así es el centro de procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés