Este niño de 2 años se está muriendo, pero su madre no puede venir a verlo por el veto migratorio de Trump, según la familia

El padre del menor se quejó de que no tiene una respuesta del Departamento de Estado sobre si permitirán a la mujer evitar el veto. “Si yo pudiera desconectarlo del ventilador y llevarlo en avión, se lo entregaría. Para que pudiera verlo. Pero él no lo aguantará", dijo.
17 Dic 2018 – 2:22 PM EST

Un menor de solo dos años se está muriendo en un hospital de California, pero su madre no puede estar a su lado. Y según la familia, el motivo es el veto migratorio impuesto por el presidente Donald Trump.


El menor está ahora ingresado en el UCSF Benioff Children’s Hospital in Oakland, sin que por ahora haya mejorado su situación. Es más, según la organización CAIR-Sacramento (Consejo de Relaciones Americano-Islámicas-Sacramento), la salud del niño ha empeorado.


Sin embargo, en estos momentos la madre del niño, cuyo nombre es Abdullah y quien nació en Yemen, no puede estar con él en el centro médico. Y parece que no lo estará. La razón es el el veto migratorio del presidente Trump, que impide viajar a ciudadanos de países de mayoría musulmana hasta Estados Unidos.

El veto impide a inmigrantes y a las personas con visa de Yemen, Irán, Libia, Somalia y Siria entrar en Estados Unidos. El primer veto fue firmado por Trump al poco de llegar a la Casa Blanca tras prometer un "cierre total y completo" para los musulmanes que quisieran volar a Estados Unidos.

Las cortes frenaron su implementación, pero la Corte Suprema falló que el tercer veto era constitucional. Los ciudadanos de estos países pueden pedir una excepción, pero pocas veces se les concede.


La mamá de Hassan, Shaima Swileh, se encuentra en Egipto, pero es de origen yemení, por lo que se ve afectada por la medida.

Según CAIR-Sacramento, los médicos han advertido que el cuerpo del niño no pueda soportar por mucho más tiempo los cuidados para mantenerlo aún con vida.

Por esta razón, Swileh ha solicitado que no se le aplique el veto migratorio y poder estar junto a su hijo.

Según el diario San Francisco Chronicle, el Departamento de Estado ha ignorado su petición.

" Lo único que ella desea es sostener su mano por última vez", dijo al periódico el padre de Abdullah, Ali Hassan, de 22 años y ciudadano estadounidense. “Si yo pudiera desconectarlo del ventilador y llevarlo en avión, se lo entregaría. Para que pudiera verlo. Pero él no lo aguantará", añadió.

Según él, cada vez que se ha puesto en contacto con el Departamento de Estado para conocer si se le ha concedido a la madre del niño el permiso para viajar siempre recibe una respuesta automática: la petición está siendo procesada. El Departamento de Estado ha indicado a los medios que no comenta en casos particulares.

"Es muy urgente. Ella está llorando todos los días (...) Necesitamos que ella vea a su hijo una última vez. Que lo tenga en sus brazos por un último minuto", explicó.

El padre maneja todos los días hasta el hospital para estar con su hijo. Ali Hassan toma fotografías y graba videos del niño, quien ya no abre los ojos ni sonríe, que luego envía a la madre. El pasado sábado, Abdullah cumplió dos años.

"Si él muere y lo enterramos sin que lo vea su madre, será un desastre", concluyó.

La oración de decenas en JFK ante la orden que bloquea la entrada de musulmanes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés