null: nullpx

Un juez federal bloquea la tercera versión del veto migratorio de Trump, pero lo deja activo para Venezuela

La iniciativa migratoria, que debía comenzar a aplicarse este miércoles, bloqueaba la entrada de viajeros provenientes de Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalia, Corea del Norte y algunos funcionarios del gobierno de Venezuela. Las restricciones, sin embargo, siguen vigentes para estos dos últimos países.
17 Oct 2017 – 3:04 PM EDT

Un juez federal de Hawaii bloqueó este martes la tercera versión del veto migratorio del presidente Donald Trump que debía entrar en vigor este miércoles 18 de octubre.

La iniciativa de Trump bloqueaba la entrada de varios tipos de viajeros provenientes de Siria, Libia, Irán, Yemen, Chad, Somalia, Corea del Norte y algunos funcionarios del gobierno de Venezuela. El veto migratorio, sin embargo, sigue vigente para estos dos últimos países ya que el juez Derrick K. Watson no los incluyó en su resolución.

La decisión del magistrado Watson supone un nuevo revés para el gobierno de Trump que, casi con total seguridad recurrirá, por lo que es muy probable que este choque con la Justicia acabe en el Tribunal Supremo.

En un escrito de 40 páginas, el juez justificó su fallo porque este último veto "padece exactamente las mismas enfermedades que el que lo precedió: carece de datos suficientes que demuestren que la entrada de más de 150 millones de nacionales de seis países específicos sería 'perjudicial para los intereses de Estados Unidos'". Asimismo, el juez subraya que este nuevo veto "simplemente discrimina en base a la nacionalidad".

El juez además subraya que el tercer veto migratorio "contiene incoherencias internas que claramente minan la razón declarada de 'seguridad nacional'". Además, pone de manifiesto que "numerosos países no logran aprobar uno o más de los criterios descritos" en la orden ejecutiva "y, sin embargo, no están en el veto".

En su exposición Watson, reprocha también que no se explique "por qué algunos tipos de viajeros de un país en particular están vetados, mientras que otros no".

Poco después de conocerse la decisión del magistrado, la Casa Blanca emitió un comunicado criticando la decisión y anunció que el Departamento de Justicia " defenderá vigorosamente la acción legal del presidente (Trump)", lo que puede interpretarse que recurrirá a la Corte Suprema.

"Estas restricciones son vitales para garantizar que las naciones extranjeras cumplan con los estándares mínimos de seguridad requeridos para la integridad de nuestro sistema de inmigración y la seguridad de nuestra Nación", señaló, mostrando su confianza en que finalmente, "el Poder Judicial en última instancia mantendrá la acción legal y necesaria del presidente y restaurará rápidamente sus protecciones vitales para la seguridad del pueblo estadounidense".


La pelea con los tribunales

A finales de septiembre, el gobierno de Estados Unidos publicó un comunicado en el que anunciaba que iba a restringir la entrada a funcionarios de Venezuela a los Estados Unidos como parte del nuevo veto migratorio ("travel ban") que también incluía restricciones a Corea del Norte, Irán, Chad, Libia, Siria, Yemen y Somalia.

Este nuevo veto migratorio era el resultado de la revisión de Trump después de que los originales, que ya habían expirado, fueran impugnados en distintas cortes. Esta tercera orden ejecutiva iba más lejos que la original, estableciendo restricciones permanentes, en lugar de los 90 días que recogía la primera.

Los vetos migratorios de Trump han generado siempre una gran polémica. Como candidato ya anunció la prohibición "total y completa" para que los musulmanes no entraran en Estados Unidos, una promesa que generó fuertes críticas, incluso dentro de su propio partido.

Una vez en el poder, Trump promulgó en enero una orden ejecutiva que cerraba las fronteras estadounidenses durante 90 días a personas de Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia, Yemen e Irak, todos ellos de mayoría musulmana. Su intención, según dijo el gobierno, era "proteger a los estadounidenses de los ataques terroristas".

Su segundo intento también fue llevado ante las Cortes, aunque el Tribunal Supremo estadounidense decidió el 26 de junio activar partes del veto y anunció que iba a estudiar su legalidad.

En fotos: Protestas e indignación en aeropuertos tras el veto a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés