null: nullpx

Este es el tatuaje por el cual un dreamer está arrestado y acusado de pertenecer a una pandilla

Daniel Ramírez Medina fue detenido por agentes de inmigración que le señalan como un miembro de un grupo criminal basándose, en parte, en un tatuaje con las palabras La Paz, una estrella y las letras B.C.S. Según la defensa, son el nombre de su ciudad en México y las iniciales del estado (Baja California Sur).
18 Feb 2017 – 11:23 PM EST

Daniel Ramírez Medina, un joven mexicano de 23 años beneficiario del programa DACA, fue detenido el pasado 10 de febrero y desde entonces permanece arrestado, acusado de ser miembro de una pandilla criminal. Una de las pruebas para acusarlo de pertenecer a uno de estos grupos criminales es un tatuaje en su brazo.

En el documento judicial de acusación presentado a la corte, al que tuvo acceso Univision Noticias, se especifica que "el sujeto tiene un tatuaje de afiliación a una pandilla criminal en su brazo", y remite al apartado de fotos para ver la prueba.

Sin embargo, el documento hecho público oculta de manera deliberada el tatuaje que supuestamente demuestra que el joven es miembro de una pandilla.

Univision Noticias consiguió una copia de la imagen original en la que se puede ver en el antebrazo del dreamer el texto "La Paz" sobre una estrella de cinco puntas y, bajo esta, las iniciales B.C.S. Según la defensa de Ramírez, estas letras se refieren al estado mexicano de Baja California Sur, mientras que La Paz es la capital de este estado.

La acusación reconoce que "el sujeto no tiene ningún antecedente penal", si bien añade que Ramírez confesó haber estado en el pasado en contacto con este tipo de grupos criminales, algo que la defensa rechaza.

"No identificaría este tatuaje como uno perteneciente a una pandilla"

Los abogados del mexicano presentaron ante la corte el testimonio de un especialista en este tipo de grupos. Martín Flores, quien en su declaración afirma que tiene más de 10 años como asesor en casos relacionados con las pandillas y ha trabajado en "cientos de casos" en todo el estado de California, afirmó que el tatuaje del mexicano no tiene ninguna relación con algún grupo delictivo de esta naturaleza.

"En mi extensa carrera con símbolos y tatuajes relacionados con las pandillas, no identificaría este tatuaje como uno perteneciente a una pandilla", se lee en el documento presentado por la defensa. "Nunca he visto un miembro de una pandilla con un tatuaje similar ni nunca diría que este tatuaje tiene algún significado que esté relacionado con las pandillas", explicó Flores en la declaración.

Además, el especialista afirma que este dibujo "en particular no tiene ninguna relación con el simbolismo de la (pandilla) de los Sureños o con tatuajes que yo haya estudiado". También descartó que pueda pertenecer a los Paisa.

En lo que se refiere a la estrella de cinco puntas, el experto aseguró que "parece ser una estrella náutica", un diseño que es "extremadamente común" para simbolizar el mar y "muy popular entre los marineros de la Fuerza Armada Naval".


Para reforzar el argumento de que Ramírez no es un miembro de Los Sureños, Flores declaró que el dreamer no tiene tatuado el número 13, que es utilizado como un elemento identificador entre los miembros de esta pandilla.

"Todavía anda con pandillas"

Ramírez llegó a Estados Unidos cuando tan solo tenía 7 años y estaba amparado por el plan de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), impulsado por Obama mediante una orden ejecutiva en 2012. El joven había renovado su permiso en dos ocasiones, en los que tuvo que demostrar que no tenía antecedentes penales.

Pese a tener un permiso laboral, los agentes lo detuvieron cuando fueron a buscar a su padre, Antonio Ramírez Polendo, quien habría sido deportado ocho veces entre 2000 y 2006 y quien cumplió un año de prisión por narcotráfico.

En los documentos presentados por el Departamento de Justicia se afirma que el joven, al ser interrogado por los agentes, "respondió que 'solía andar con los Sureños en California', que 'huyó de California para escapar de las pandillas' y que 'todavía anda' con pandilleros en el estado de Washington". Ramírez, efectivamente, vivió en California donde trabajó en campos de cultivo y, posteriormente, se mudó al estado de Washington.


Según su abogado, Mark Rosenbaum, "Ramírez no dijo estas cosas porque no son ciertas". "Y si bien estos alegatos son inverosímiles y totalmente inventados, no serían evidencia suficiente para que el señor Ramírez sea una amenaza a la seguridad pública ni a la seguridad nacional", aseguró en un comunicado.

Desde que fue detenido, Ramírez se encuentra en un centro de detención en Tacoma. Las autoridades pueden revocar su permiso si consideran que pueden ser un peligro para la seguridad pública o nacional. Desde 2012, aproximadamente 1,500 dreamers han visto revocado su estatus por estas razones.

Este viernes, un juez federal rechazó la liberación del dreamer, aunque le invitó a que solicite una audiencia para obtener una fianza.

Su caso, así como el de Guadalupe García, una madre mexicana que fue deportada al presentarse a su cita anual con ICE, se han convertido en ejemplo, según los activistas, de las nuevas políticas migratorias de la administración de Donald Trump.


En fotos: Así fue separada de sus hijos la mexicana deportada Guadalupe García.

En fotos: Así fue separada de sus hijos la mexicana deportada Guadalupe García

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés