null: nullpx

El gobierno de Trump estudia albergar a niños migrantes en campamentos de bases militares

El Departamento de Salud y Servicios Humanos dice que visitará varias bases militares en Texas para acoger el creciente número de menores que cruzan ilegalmente la frontera sur en búsqueda de asilo. No es la primera vez que pasa.
12 Jun 2018 – 6:45 PM EDT

El gobierno de Donald Trump está estudiando usar campamentos en instalaciones militares en Texas para albergar el creciente número de niños migrantes que están cruzando la frontera. En el pasado, se usaron carpas o gimnasios como solución inmediata.

En concreto, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) dijo a Univision Noticias que va a evaluar varias bases militares en varios puntos de Texas en las próximas semanas como "potenciales albergues temporales". Eso incluye la instalación de Fort Bliss.

El grupo de medios McClatchy indicó que se tratará de carpas para acoger a entre 1,000 y 5,000 menores. Sin embargo, un vocero del Departamento dijo por email que se desconocen por ahora las ubicaciones concretas y los materiales de las instalaciones que los acogerán.

Más de 10,000 niños migrantes se encuentran bajo custodia de HHS, un 95% de su capacidad.

Tan solo en mayo, un total de 6,405 menores fueron detenidos en la frontera sur, el doble que al principio de este año fiscal 2018. El gobierno de Trump llama "crisis" al creciente número de cruces fronterizos de familias y niños, ya que la abrupta caída que se produjo con la llegada del presidente a la Casa Blanca desapareció con los meses.

Para intentar contener esos cruces, el gobierno anunció su política de 'tolerancia cero' en mayo, que incluye varias medidas para reducir la llegada de indocumentados, como perseguirlos criminalmente por entrada ilegal y separar a los adultos de los niños cuando están en custodia del gobierno.


Ya en mayo, se supo que la administración se preparaba para enviar a bases militares a niños inmigrantes detenidos en la frontera con México y que llegan al país en busca de asilo.

Como informó el periodista Jorge Cancino, el uso de instalaciones militares para detener a indocumentados detenidos en la frontera, incluyendo a menores, fue contemplado en el memorando presidencial del 6 de abril y publicado en el registro federal el 13 de mayo, decreto que puso fin a la política del “catch and reléase” (detener y liberar).

La orden presidencial incluyía una serie de medidas, entre ellas la de elaborar "una lista detallada de todas las instalaciones existentes, incluidas las instalaciones militares, que podrían usarse, modificarse o reutilizarse para detener a extranjeros por violaciones de la ley de inmigración en las fronteras de Estados Unidos o cerca de ellas".

No es la primera vez

Bajo una ley aprobada por el Congreso y promulgada por el entonces presidente George W. Bush en el 2008, los menores migrantes que no son mexicanos, viajan solos y son detenidos por la Patrulla Fronteriza, son objeto de un trato especial.

Los menores deben ser transferidos a un albergue en un plazo de 72 horas después de su arresto y, de ser posible, deben ser puestos bajo la custodia de un familiar mientras comparecen ante un juez de migración.

En 2014, la grave crisis generada por el incremento en las detenciones de menores inmigrantes que viajan solos forzó al gobierno a abrir tres albergues temporales, precisamente en instalaciones militares.

Fueron habilitados en las bases militares del Fuerte Sill, en Oklahoma; la Base Lackland, en San Antonio, Texas; y en la Base Naval en Ventura, en California.

"Mi papá se fue a Estados Unidos y lo extraño mucho": Estas son algunas de las historias de niños migrantes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés