EEUU levanta el veto a refugiados de 11 países considerados "de alto riesgo", pero les impondrá revisiones más estrictas

El Departamento de Seguridad Nacional anunció que administrará el programa de refugiados "en una manera basada más en (el) riesgo" que podrían presentar los solicitantes para la población estadounidense.
29 Ene 2018 – 6:28 PM EST

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció este lunes que volverá a aceptar la entrada a Estados Unidos de refugiados de 11 países considerados "de alto riesgo", tras varios meses en los que se revisaron nuevas medidas de escrutinio para estos solicitantes ante una orden del presidente Donald Trump.

Los ciudadanos de esos países podrán volver a solicitar estatus de refugiados en Estados Unidos pero enfrentarán revisiones de seguridad más estrictas que en el pasado, según el anuncio, en el que no se especifican medidas concretas. Aunque el DHS no menciona los 11 países en cuestión, una lista publicada por la agencia de noticias Reuters señala a Corea del Norte, Egipto, Irán, Irak, Libia, Mali, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen.

Según el DHS, el programa de refugiados ahora será administrado "en una manera basada más en (el) riesgo" que podrían presentar los solicitantes para la población estadounidense. "Es sumamente importante que sepamos quién está entrando a Estados Unidos", aseguró la secretaria del departamento, Kirstjen Nielsen, en el comunicado.

Los cambios responden a una orden ejecutiva que Trump emitió en octubre para transformar la entrada de refugiados a Estados Unidos. Con esa orden, el presidente reanudó el programa de refugiados tras suspenderlo completamente por 120 días, pero exigió que el DHS siguiera revisando si establecía nuevas salvaguardias contra los ciudadanos de los países "de alto riesgo". También anunció entonces nuevas medidas que afectarían a todos los solicitantes, entre ellas un aumento en la colección de sus datos y un mayor intercambio de su información personal entre agencias gubernamentales.

Según el DHS, las medidas de seguridad anunciadas este lunes "están diseñadas para evitar que actores nefarios y fraudulentos abusen del programa de refugiados para ingresar a los Estados Unidos".

"Estas medidas adicionales de seguridad dificultarán que los malos actores abusen de nuestro programa de refugiados y garantizarán que tengamos un enfoque más basado en riesgo para proteger la patria. Estados Unidos debe seguir cumpliendo su obligación con la comunidad global de ayudar a quienes enfrentan la persecución, y de hacerlo de una manera que aborde la seguridad de los estadounidenses", agregó Nielsen.

El comunicado agrega que el nuevo enfoque de seguridad podría afectar el techo general de admisiones de refugiados, las cantidades de beneficiarios que se asignan a cada región y los tipos de solicitantes que son elegibles para el programa.

"Aquí para quedarnos": las mejores imágenes de la lucha de los inmigrantes en 2017

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RefugiadosDonald Trump