null: nullpx

Abogados lanzan campaña para que el gobierno revierta decisión de cancelar programas de ‘acción diferida’

“La ‘acción diferida’ es una forma de alivio temporal de la deportación para inmigrantes vulnerables que a menudo enfrentan circunstancias que amenazan la vida”, dijo la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA). “Este cambio no solo es cruel, sino que también afecta injustamente a individuos cuyos casos estaban pendientes y no habían sido juzgados”, agregó.
29 Ago 2019 – 11:26 AM EDT

La decisión no anticipada por el gobierno de Donald Trump de cancelar programas de ‘acción diferida’ que en algunos casos frenan temporalmente la deportación de padres indocumentados con hijos que sufren enfermedades graves, puso en peligro la vida de decenas, quizás cientos de niños y adultos, en muchos casos ciudadanos estadounidenses.

“Lo que el gobierno está haciendo es apretar las tuercas para quitar 'acción diferida' con el objetivo de afectar a todos”, dice Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “ Eliminaron una discreción que favorecía a personas que tienen casos humanitarios y se encuentran en proceso de deportación, pero no constituyen una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos”, agrega.

Barrón añade que “ el gobierno esta tomando medidas de inmigración más severas y no toma en consideración si en este esfuerzo afecta severamente a niños ciudadanos estadounidenses con problemas graves de salud, en algunos casos con riesgo de muerte”.

Otros abogados consultados por Univision Noticias indicaron que la medida también afectará a niños que lamentablemente dejarán de recibir atención médica, serán deportados y pueden morir a consecuencia de la cancelación de la 'acción diferida' que permite la presencia legal en el país.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo a Univision Noticias que la medida no afecta a los programas DACA, Ley VAWA, peticionarios de visas U (para víctimas de violencia) ni a militares.


Campaña de AILA

En respuesta a la decisión del gobierno, de no aceptar ni adjudicar solicitudes de ‘acción diferida’, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA) lanzó una campaña para que la USCIS revierta la medida.

“La ‘acción diferida’ es una forma de alivio temporal de la deportación para inmigrantes vulnerables que a menudo enfrentan circunstancias que amenazan la vida”, dijo la entidad. “Este cambio no solo es cruel, sino que también afecta injustamente a individuos cuyos casos estaban pendientes y no habían sido juzgados” en la fecha en que fue tomada la decisión.

AILA dijo además que “este cambio de política, que se produjo sin previo aviso público, pone en peligro vidas, incluidas las vidas de niños que enfrentan condiciones médicas graves como cáncer, epilepsia, fibrosis quística y VIH, al amenazar a las personas y sus familias con la deportación”.

Los abogados dijeron además que “al no dar aviso público de este cambio, USCIS está demostrando una vez más su d esprecio por la transparencia y la responsabilidad”.


Amenaza de deportación

AILA también objetó la decisión de la USCIS de referir los casos de ‘acción diferida’ a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), “lo que desdibuja aún más la línea entre USCIS y los componentes de aplicación de la ley de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), indicó.

“Este es otro ejemplo de cómo la agencia, a través de cambios en la política administrativa, se está transformando cada vez más en otro brazo de cumplimiento del DHS”, en el marco de la política de 'tolerancia cero' del gobierno de Trump.

La campaña instó al Congreso “a exigir que USCIS revierta este cambio de política” y que no olvide “resaltar cómo esto afectará a sus clientes y/o la comunidad”.

“Si tiene clientes que han sido o serán afectados negativamente por este cambio, asegúrese de enviar ejemplos a través de la convocatoria de ejemplos publicados en el sitio web de AILA”, dijo la Asociación.


Qué dijo la USCIS

El martes la USCIS dijo a Univision Noticias que sus oficinas de campo “ya no considerarán solicitudes” de ‘acción diferida’, excepto de DACA, peticionarios de visa U (por violencia doméstica), Ley VAWA y militares.

La agencia dijo además que “esto no significa el final de la acción diferida” y puntualizó que estaba “remitiendo” las solicitudes (tanto de petición como de renovación de los amparos) a ICE, “la agencia componente del DHS responsable de deportar a las personas de los Estados Unidos”.

Indicó además que esta agencia tomará a partir de ahora “la mayoría de las determinaciones de 'acción diferida'”.

La ‘acción diferida’ es una herramienta de aplicación de la ley que el gobierno utiliza discrecionalmente para retrasar la deportación de Estados Unidos de extranjeros con orden de expulsión pero que no representan una amenaza a la seguridad nacional.

“Y también por razones humanitarias cuando se trata de niños enfermos, muchos de ellos ciudadanos estadounidenses”, dijo Barrón. “Por eso la gravedad del problema causado por el gobierno”.

La USCIS reiteró que “la ‘acción diferida’ puede ser terminada en cualquier momento a discreción de la agencia”.

De dreamers a doctores: los jóvenes que quieren estudiar medicina y no tienen papeles

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés