null: nullpx
Inmigración Infantil

Juez exige al gobierno la lista de los niños de 5 años separados de sus padres en la frontera

La lista es de los menores que por orden judicial deben ser reunificados con sus familias antes de este lunes, un lapso que el Departamento de Justicia había pedido que se postergara por las complicaciones que ha tenido el gobierno para juntarlos de nuevo.
6 Jul 2018 – 12:27 PM EDT

El juez de distrito en San Diego, California, Dana Sabraw, exigió este viernes al gobierno de Donald Trump la lista de todos los niños menores de 5 años que forman parte de la orden que pide que sean reunificados con sus padres antes del próximo martes, así como todas las razones que los funcionarios del Departamento de Justicia dan como argumento para postergar ese plazo, debido a las complicaciones que han tenido para juntarlos a todos nuevamente.

La exigencia del juez ocurre tras la orden que él mismo emitió para que el gobierno reuniera a los menores de cinco año s con sus progenitores. El gobierno tiene hasta las 05:00 pm de este sábado para entregar la lista con los nombres de todos los niños en cuestión.

Hoy vencía el primero de los tres plazos impuestos por la orden judicial: que fuesen puestos en contacto todos los padres con sus hijos separados. El segundo plazo vence el martes 10 de julio y el tercero el 26, cuando debe ocurrir la reunificación de padres con hijos mayores de 5 años.

El juez Sabraw también pidió al gobierno que los padres que ya han sido deportados a sus países de origen sean parte de la decisión de la corte que estipuló los plazos de reunificación. El Departamento de Justicia dijo este viernes que 19 padres con hijos menores de 5 años ya han sido deportados.

Sarah Fabian, fiscal de ese departamento, dijo que unos 100 niños menores de cinco años han sido separados: 83 de ellos están ya conectados con 86 padres, mientras que otros 16 no han podido encontrarles sus progenitores. De los 86 padres, 46 están bajo la custodia de ICE. Otros 19 han sido deportados y 19 fueron liberados. Dos de los 86 padres tienen "antecedentes penales que los harían incapaces (para la reunificación) o son un peligro por tener cargos criminales relacionados con crueldad infantil, secuestro o violación sexual".

El Departamento de Justicia había pedido hace varias horas al juez Sabraw que concediera más tiempo para reunir a los niños menores de 5 años con sus familiares. Las separaciones fueron resultado de la implementación de la política de ‘tolerancia cero’ ordenada por Trump en la frontera y que fue puesta en marcha a principios de mayo.

Fabian dijo que todas las reunificiaciones de niños menores de 5 años con sus padres no se podrán hacer para el plazo del martes, porque de los aproximadamente 100 niños, un 20% son de padres que fueron liberados por ICE y no están ubicados como el caso de los que siguen arrestados.

Cómo ha sido el proceso

Una de las medidas indica que a los adultos indocumentados que entraban por lugares no autorizados en la frontera, se les levantan cargos criminales por ingreso ilegal al país.

Mientras enfrentan el proceso criminal, los menores son retirados y entregados al cuidado del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) mientras continúan sus procesos criminales.

Si bien Trump reculó la política de separaciones cediendo ante una ola generalizada de protestas dentro y fuera de Estados Unidos, el protocolo de rencuentro era dudoso e incluía un par de números telefónicos para que los padres, una vez terminado el proceso judicial y encaren el proceso migratorio de deportación, averigüen el paradero e sus pequeños.

Pero la orden de Sabraw fue determinante. Fijó plazos al gobierno para reunificar a los menores: 14 días para los menores de 5 años y 30 días para los mayores de 5 años.

El nuevo protocolo, conocido recién este martes, indica que los padres, una vez finalizado el proceso criminal y recibieron una orden final de deportación, deben elegir entre permanecer detenidos mientras continúa el proceso migratorio de sus hijos o sean deportados solos a sus países de origen.

Por otro lado, la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) pidió que el ADN extraído de padres e hijos separados para confirmar su lazo consanguíneo debería ser eliminado una vez se confirme el lazo familiar.


Escrito urgente

El jueves abogados del Departamento de Justicia presentaron a la corte de Sabraw un escrito en el que notifican que el Ejecutivo enfrenta dificultades para cumplir con las reunificaciones, advirtiendo además que podría requerir de más tiempo para cumplir con la orden del 26 de junio.

En junio el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había reconocido que entre el 9 de mayo y del mes pasado había separado 2,342 menores, sin detallar cuántos de ellos eran menores de 5 años ni tampoco sus nacionalidades.

El jueves Alex Azar, secretario del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), dijo que bajo custodia de su departamento hay actualmente "algo menos de 3,000" menores, entre los que se incluyen unos 100 de menos de cinco años”.

Las discrepancias entre ambos ministerios, refleja en parte el desorden en el gobierno de Trump para el manejo de esta crisis.

En el fallo del 26 de junio, Sabraw escribió que "los hechos expuestos ante el tribunal describen respuestas reactivas para abordar una circunstancia caótica que ha creado el propio gobierno".

"La desafortunada realidad es que bajo el sistema actual los niños migrantes no son valorados con la misma eficiencia y precisión que la propiedad. Ciertamente, eso no puede satisfacer los requisitos del debido proceso", argumentó.


Clima de improvisaciones

El lunes Univision Noticias conoció que el DHS trabajaba a marchas forzadas para cumplir la orden del juez Sabraw trasladando a padres hacia los centros de detención donde se encontraban sus hijos, esto debido a que las líneas aéreas, en protesta por la política migratoria de Trump, se negaron a trasladar a los menores.

El plan de reunificación, sin embargo, sufrió cambios este viernes. Fuentes del DHS que pidieron mantener su nombre en el anonimato, dijeron a Univision Noticias que recibieron instrucciones de trasladar a los padres e inmigrantes menores de 5 años que fueron separados en la frontera y luego reunificados, a Texas, donde serán concentrados en dos centros familiares de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que operan bajo el mando de ICE.

Las fuentes dijeron además que el gobierno ha enfrentado dificultades con las reunificaciones debido a que en muchos casos no existe documentación suficiente que pruebe la identidad y certeza respecto al grado de parentesco entre los menores y adultos con quienes viajaban en el momento en que fueron arrestados.


Pruebas de ADN

La incertidumbre obligó al HHS a confirmar el jueves que el gobierno ha recurrido a exámenes de ADN para localizar y reunificar a niños inmigrantes separados de sus padres en la frontera.

Según el gobierno, la opción de las pruebas de ADN se activó para acelerar los procesos de reunificación y cumplir así con la fecha límite marcada por un juez federal.

Pero organizaciones y activistas que defienden los derechos de los inmigrantes se preguntan cómo procesó el gobierno a estos menores cuando fueron separados de sus padres, y si tenían un plan concreto para reunificarlos una vez finalizaran los procesos criminales.

El protocolo de reunificaciones del DHS, publicado el 23 de junio en su página digital, no responde las interrogantes y tampoco incluye la opción de asilo una vez finalizada la causa criminal y prosiga el proceso migratorio.

La presidenta de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), Anastasia Tonello, dijo al respecto que los estadounidenses tienen dos opciones: “quedarse sin hacer nada mientras miles de millones de dólares de los contribuyentes se gastan para establecer nuevas instalaciones para detener a niños y padres, infligiendo un mayor daño a seres humanos ya frágiles, o mantenerse firmes contra esta práctica atroz y la política innecesaria de 'tolerancia cero', que es una dirección equivocada de los recursos fiscales y fue el catalizador que comenzó la crisis de separación familiar”.

El DHS dijo a Univision Noticias que todas las decisiones judiciales sobre el plazo de reunificación ordenado por la corte federal del sur de California están “en manos del Departamento de Justicia”.

Las carpas de Tornillo, el nuevo centro de detención para niños inmigrantes (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés