null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

El artista indocumentado que dibujó a sus compañeros en un centro de detención

José Álvarez (D.O.P.A.) exhibe en el Museo de Boca Ratón los rostros de inmigrantes que dibujó durante dos meses detenido en Krome, en Miami.
23 Sep 2016 – 11:05 AM EDT


BOCA RATÓN, Florida.- La nueva exhibición del artista venezolano José Álvarez (D.O.P.A.) nació gracias a Julio, un brasileño que conoció luego de que las autoridades de inmigración lo enviaran a Krome, un centro de detención de inmigrantes en Miami.

"Cuando llegué a Krome, yo estuve durmiendo como por cuatro días sin parar y estaba en un estado de depresión", cuenta Álvarez, quien fue detenido por una irregularidad migratoria. "Y Julio se acercó y me empezó a molestar. Me dijo: ‘Levántate, no puedes dejar que la depresión te gane. ¿Quién eres tú? ¿Qué haces tú?’ ”.

Cuando Álvarez le contó que era artista, Julio le trajo un papel y un bolígrafo y pidió que lo dibujara. Mientras Álvarez dibujaba a Julio, otro detenido brasileño, Philip, vino a pedirle un retrato. Luego llegó ‘El Pájaro’, Adrián, Ricardo, Roberto…


Así comenzó ' Krome', una colección de 30 rostros de inmigrantes que Álvarez dibujó dentro del centro de detención del mismo nombre. La colección hizo su debut este jueves en el Museo de Arte de Boca Ratón, donde el artista explicó el proyecto a Univision Noticias antes de presentarlo ante un salón lleno a capacidad de aficionados del arte.

Al exhibir los retratos de los compañeros que conoció, Álvarez busca eliminar el anonimato de los inmigrantes detenidos en Estados Unidos, de prestar atención a sus historias. Cada retrato va acompañado del nombre y país de origen del inmigrante, seguido por un pequeño párrafo describiendo un pedazo de su vida.

Uno, Patrik, era gitano, y escapó de Hungría junto a su padre porque sentían discriminación. Otro, Ronni, había venido de República Dominicana y extrañaba a sus cuatro hijos. Y tal vez el más que le dejó una impresión al artista fue Brahima, un africano de Costa de Marfil.

"(Brahima) estaba durmiendo por dos meses continuos, entonces yo le pregunté si lo podía dibujar. Cuando empecé, se puso a llorar y dijo, 'Tú me estás viendo. Tú estás reconociendo que soy una persona, no simplemente un número'", cuenta Álvarez.


Solo cuatro dibujos de 'Krome' no cuentan la historia de los hombres ilustrados. "Son lo que yo llamo mis dibujos fantasmas. Yo no conozco quiénes son: fueron deportados en el momento en que los estaba dibujando", dice Álvarez. "Entonces así se quedaron".

Uno de los inmigrantes ilustrados le contó al artista sobre el día en que iba montado en La Bestia, el tren que usan los inmigrantes centroamericanos para viajar al norte, y vio a alguien caerse del tren y perder sus piernas. "Yo dije, 'Qué increíble las cosas que la gente tiene que pasar simplemente porque no tienen opciones' ", dice.


'Debemos oir sus historias'

El artista, cuyo nombre verdadero es Deyvi Orangel Peña Arteaga (las siglas en su nombre artístico), se convirtió en José Álvarez cuando llegó a Estados Unidos hace tres décadas. Dice que su exhibición es un llamado a escuchar las historias de quienes llegan al país y mostrar empatía.

"Debemos oir sus historias. No estoy diciendo que todas las personas que han venido están fuera de faltas. Pero lo único que pido es que la gente se ponga en su lugar. Si tu familia está sufriendo y no puedes proveer para ellos, tú vas a hacer lo que sea para ayudarlos. Lo que pido es compasión", dice.

Para Irvin Lippman, el director del Museo de Arte de Boca Ratón, la nueva exhibición muestra un lado poderoso y auténtico del arte. “La primera vez que vi estos retratos, entendí que se trataba de una colección muy importante que necesitaba ser vista y discutida”, dijo a Univision Noticias. “La exhibición de estos 30 retratos hace mucho para humanizar a un grupo de hombres con historias para contar, y de manera importante nos habla del arte como una experiencia que le salva la vida a José”.


Parado en las afueras de su exhibición, Álvarez señala un cuadro enorme y colorido que adorna la pared del largo pasillo del segundo piso del Museo de Arte de Boca Ratón. Es un pedazo de arte suyo también, muy diferente a los rostros en blanco y negro que presenta en 'Krome'.


"Es la primera pintura que hice después de salir de Krome", explica el artista. "Es como un universo paralelo donde están todas estas criaturas, estos seres amigables. La llamé 'La Tierra Prometida'. Eso es lo que Estados Unidos significa para mí, y para todos ellos".

La exhibición 'Krome' será presentada en el Museo de Arte de Boca Ratón, en Florida, entre el 22 de septiembre de 2016 y el 8 de enero de 2017.

Más contenido de tu interés