Huracán María

Canóvanas (Puerto Rico) después del paso del huracán María: últimas noticias

Esta nota ha dejado de actualizarse.
21 Sep 2017 – 7:43 PM EDT



Esta nota se mantuvo actualizada por periodistas de Univision tomando información de reporteros sobre el terreno, ciudadanos, redes sociales y otros medios desde el jueves 21 de septiembre hasta el momento en que la información se hizo más accesible para los ciudadanos de Puerto Rico y sus familias en el exterior. A continuación añadimos un listado de páginas de interés donde puede seguir informándose.

Actualizado: miércoles 4 de octubre a las 9:00 am

La alcaldesa, Lornna Soto Villanueva, recorrió el fin de semana junto con funcionarios de su administración varios sectores para repartir alimentos y agua. Algunas zonas tienen agua potable. Hay pocas áreas con servicio de celular.

A través de las redes sociales los residentes de este poblado piden que se limpien los caminos que todavía tienen muchos escombros que dejó el huracán Maria.



Informa El Nuevo Día la semana pasada que Canóvanas aparece como uno de los municipios que sirven como puntos de distribución de comida, agua y otros suministros. Sin embargo, AJ+ publicó unas fotos en las que se ve a una muchedumbre frente a un buque petrolero del gobierno en Canóvanas. Algunos residentes dicen que n o han tenido agua corriente desde el miércoles 20 pasado.

Según informa el diario El Vocero, voluntarios de Cruz Roja Americana estuvieron la semana pasada ayudando en Canóvanas con el reparto de "agua, meriendas y artículos de necesidad básica".

La alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto, confirmó la semana pasada la muerte de dos ancianos en un asilo por ataque de pánico. Según Soto, son las dos únicas muertes registradas en el municipio. Sí hubo algunos heridos después de que "explotase" el refugio en la Escuela Luis Hernáiz Veronne, aunque fueron trasladados y recibieron asistencia médica, dijo la alcaldesa.


Responsables del departamento de la Vivienda que deben inspeccionar las residencias estaban tardando en darles informes a los residentes sobre las condiciones de las mismas.

Uno de los refugiados, Carlos Rivera, dijo al diario que fue a su hogar en San Isidro y regresó porque está inundado, no hay electricidad y a veces necesita una silla de ruedas eléctrica para moverse.

"Aquí estoy (en el refugio) esperando que llegue la gasolina para enchufar la silla”, dijo Rivera.

El hospital tuvo que recibir combustible de la autoridad portuaria para poder seguir funcionando.

En el municipio hay carreteras y puentes colapsados, "sobre todo en el área rural", y cientos de familias perdieron sus hogares, explicó la alcaldesa. Según dijo ayer, una parte de San Isidro aún estaba bajo agua.


Según ha reportado Jenrique Pacheco, un joven que con su celular ha recorrido toda la zona de Luquillo a Canóvanas, la carretera 185 luce como una vía destrozada. "Todo está hecho fango", dice en su video. El río Canóvanas que pasa cerca a la vía ha arrasado la calzada.


El puente al sector Puente Moreno, Canóvanas, está completamente inhabilitado. Lleno de piedras de río. No hay paso por vehículo, solo paso peatonal. También colapsó el puente de la 957.

La comunidad se ha unido para abrir paso al sector Cubuy que quedó completamente incomunicado por la caída de árboles.


Otro usuario en Twitter atrapado en la zona, reportó que colapsó el puente de acceso al Barrio Palmasola en Canóvanas, “no tenemos forma de salir”.


El diario local Metro también confirmó que en los sectores de La Central y varios barrios del campo de este municipio quedaron sin acceso a salidas.



Publicidad