null: nullpx
Puerto Rico

Escándalo por ayuda sin entregar tras el huracán María y sismos: echan a más funcionarios mientras Puerto Rico enfurece

La gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, despidió este domingo a los secretarios de la Familia y de Vivienda, que tenían a su cargo el manejo de almacenes con ayuda para emergencias, en un intento por sofocar el escándalo que estalló cuando fue revelada en la víspera la existencia de cientos de suministros sin entregar a los damnificados del huracán María de 2017 y de los recientes sismos.
19 Ene 2020 – 09:31 PM EST
Comparte
Cargando Video...

SAN JUAN, Puerto Rico-. Son al menos 64,000 pies cuadrados —o el equivalente a un campo de fútbol— con agua, catres, toldos, pañales, cocinas portátiles y comida para bebé que pudieron haber sido entregados a los damnificados del feroz huracán María que azotó a Puerto Rico hace más de dos años o a las personas que duermen a la intemperie desde que una seguidilla de sismos sacude a la isla desde fines de diciembre pasado.

Pero estaban todos bajo llave en dos almacenes manejados por el gobierno.

El escándalo estalló este sábado cuando un blog —El León Fiscalizador— mostró en Facebook el momento en que un grupo de personas entró a uno de estos almacenes ubicado en Ponce, un pueblo del sur de Puerto Rico acostumbrado a afrontar potentes huracanes, pero no sismos de 6.4 —con sus respectivas réplicas—como los que lo han castigado desde el pasado 7 de enero.

Las imágenes se viralizaron rápidamente en las redes sociales y enfurecieron a la isla. Primero, porque en las últimas semanas los ciudadanos han sido un sostén importante para los afectados y se han volcado en masa al sur con suministros para quienes han perdido sus casas o han huído de estas por temor a que no aguanten más remezones.


Segundo, porque no es la primera vez que un hallazgo como este sale a la luz. En 2018, casi un año después del azote del huracán María, fueron encontrados millones de dólares en agua embotellada que nunca llegó a quienes la necesitaban. Este sábado en Ponce, entre los suministros sin entregar, también había botellas de agua que debían haber sido repartidas a los damnificados de ese ciclón. Ya no se pueden consumir porque caducaron.

En medio de la indignación de los puertorriqueños, que hace apenas cinco meses sacaron a un gobernador del cargo con protestas pacíficas, la nueva gobernante, Wanda Vázquez, anunció este sábado en un comunicado el despido del encargado de la oficina de emergencias, Carlos Acevedo.

Este domingo, una enojada Vázquez dijo en una conferencia de prensa que también echó a dos secretarios que tenían a su cargo el manejo de almacenes con suministros: la titular del Departamento de la Familia, Glorimar Andújar, y el jefe de la cartera de Vivienda, Fernando Gil. La gobernadora agregó que al mando de las emergencias estará ahora Nino Correa, un exjefe de esa agencia que goza de aprobación transversal y paradójicamente había sido relegado a trabajo de oficina.

A continuación explicamos qué pasará con los suministros encontrados, cuál puede ser la reacción en las calles y por qué el escándalo puede afectar el desembolso de fondos federales clave para la reconstrucción de Puerto Rico.


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés