null: nullpx
Detector de Mentiras

Estas son las demandas que no pudieron ser probadas por los abogados de Trump en las cortes

Al ser interrogado por el juez federal de distrito Paul S. Diamond, el abogado de la campaña de Trump Jerome Marcus admitió que sí había observadores republicanos presentes con una frase célebre: había "un número de personas en la sala diferente a cero". Analizamos ese y otros ejemplos de lo que ha ocurrido frente a los jueces y el resultado de esas impugnaciones.
24 Nov 2020 – 12:35 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...


El 19 de noviembre, el equipo legal del presidente Donald Trump soltó una serie de acusaciones falsas e infundadas de fraude electoral en una conferencia de prensa de 90 minutos.

Podríamos verificar dichas acusaciones, pero no lo haremos. No vamos a verificar lo que dijo Rudy Giuliani, el abogado personal de Trump, al repetir una afirmación falsa de que a los votantes en los condados demócratas de Allegheny y Filadelfia en Pennsylvania "se les permitió corregir" errores en las boletas, pero a los de áreas republicanas "no se les dio tal derecho". Nosotros ya escribimos sobre esa afirmación, y es falsa.


Tampoco vamos a verificar la descabellada teoría conspirativa de Sidney Powell sobre una "influencia masiva de dinero comunista a través de Venezuela, Cuba y probablemente China en la injerencia de nuestras elecciones aquí en Estados Unidos". Powell no proporcionó evidencias de ello, ni siquiera al presentador de Fox News, Tucker Carlson.

"Cuando seguimos presionando, ella se enojó y nos dijo que dejáramos de contactarla", dijo Carlson en su programa del 19 de noviembre. "Cuando consultamos con otras personas de la campaña de Trump, personas en posiciones de autoridad, también nos dijeron que Powell nunca les había dado ninguna evidencia para probar nada de lo que afirmó en la conferencia de prensa".

Así que, en lugar de escribir sobre Giuliani y Powell, seguimos el ejemplo del senador republicano Ben Sasse, de Nebraska, quien dijo esto después de la conferencia de prensa: "Lo que más importa en esta etapa no es la última conferencia de prensa o el último tuit, sino lo que los abogados del presidente están diciendo en la Corte. Y según lo que he leído en sus presentaciones, cuando los abogados de la campaña de Trump han comparecido ante los tribunales bajo juramento, se han negado en repetidas ocasiones a alegar un gran fraude, porque mentirles a los jueces tiene consecuencias legales".

A continuación, analizamos lo que los abogados del presidente han estado diciendo en los tribunales en estados pendulares clave y miramos el resultado de sus impugnaciones legales. Lo que sobresale son dos cosas: la falta de evidencia de fraude electoral y una larga serie de derrotas y reveses legales.

Pennsylvania


Donald J. Trump for President, Inc., contra la Junta Electoral del Condado de Bucks
Resultado: Denegada por la Corte de Causas Comunes del Condado de Bucks.

Hechos: La junta electoral del condado de Bucks rechazó 918 boletas como "legalmente insuficientes", debido a deficiencias como "la falta de firma o la falta de un sobre de privacidad", como escribió Robert Baldi, el juez de la Corte de Causas Comunes del Condado de Bucks, en su orden. La campaña de Trump intentó descartar otras 2,177 boletas de voto en ausencia que el condado aceptó como votos válidos.

El 19 de noviembre, el juez rechazó la petición de la campaña y ordenó que se contaran las 2,177 boletas, desestimando las presuntas deficiencias como menores.

La orden del juez decía, por ejemplo, que 1,196 votos impugnados por la campaña de Trump contenían una fecha parcial o ninguna fecha en el sobre externo. Pero las boletas se entregaron a tiempo para su escrutinio ya que ambas partes acordaron en su "estipulación de los hechos" que las 1,196 boletas "se completaron y recibieron entre el 7 de octubre y el 3 de noviembre de 2020", que fue la fecha de la elección.

El juez también señaló que la campaña de Trump no proporcionó evidencias de fraude.

"Cabe señalar que las partes establecieron específicamente en su estipulación integral de hechos que no existe evidencia de fraude, mala conducta o irregularidad con respecto a las boletas impugnadas", escribió el juez Baldi, un republicano. "No hay nada en el expediente y nada alegado que lleve a la conclusión de que alguna de las boletas impugnadas haya sido enviada por alguien que no está calificado o que no tiene derecho a votar en esta elección. En ningún momento los reclamantes presentaron pruebas o argumentos de lo contrario".

Donald J. Trump for President, Inc., contra la Junta Electoral del Condado de Filadelfia
Situación: La Corte de Causas Comunes de Filadelfia denegó cinco casos; esos casos ahora se dirigen a la Corte Suprema de Pennsylvania.

Hechos: La campaña de Trump presentó cinco apelaciones que intentaban descartar más de 8,000 boletas de voto en ausencia y voto por correo que estaban todas firmadas por los votantes en los sobres externos de las boletas, pero que no tenían uno o más de los siguientes elementos en los sobres externos: sus nombres, direcciones o fechas con letra de molde. La mayor parte de ellas, 4,466 boletas, tenía firma y fecha, pero faltaba el nombre y la dirección escritos en letra de molde.

El 13 de noviembre, el juez de la Corte de Causas Comunes de Filadelfia, James Crumish negó los cinco casos. En cada una de las cinco órdenes, el juez calificó los argumentos de campaña de Trump como "carentes de fundamento", y escribió que la campaña no hizo alegaciones de fraude, y "reconoce que todas las boletas de un elector calificado en esta categoría se recibieron oportunamente".

La campaña de Trump apeló las decisiones, que ahora se juzgarán en la Corte Suprema de Pennsylvania.

Donald J. Trump for President, Inc., contra Kathy Boockvar, Secretaria de Estado de la Mancomunidad
Resultado: Orden concedida

Hechos: En una inusual victoria de Trump que afectó a un número relativamente pequeño de boletas, la jueza de la Corte de la Mancomunidad Mary Hannah Leavitt emitió una orden, el 12 de noviembre, que impidió que los condados contaran las boletas de voto por correo o en ausencia en la que los votantes habían proporcionado información de identificación faltante después del 9 de noviembre.

La jueza dictaminó que Boockvar "carecía de autoridad legal" para otorgarles a los votantes tres días adicionales para proporcionar cualquier información faltante.

La orden no puede tener efecto alguno sobre el resultado. Biden tenía una ventaja de alrededor de 55,000 votos sobre Trump en el momento en que se emitió la orden. Esa ventaja ha aumentado desde entonces a más de 81,000 votos, mientras continúa el escrutinio de otras boletas de voto por correo, en ausencia y provisionales.

Donald J. Trump for President, Inc., contra la Junta Electoral del Condado de Filadelfia
Resultado: Denegada

Hechos: La campaña de Trump presentó una demanda el 5 de noviembre en una corte federal que intentaba evitar que Filadelfia contara las boletas electorales de voto por correo y en ausencia, alegando que los trabajadores electorales de la ciudad estaban procesando las boletas "sin ninguna observación por parte de representante u observador electoral alguno del presidente Trump y el Partido Republicano".

Pero, al ser interrogado por el juez federal de distrito Paul S. Diamond, el abogado de la campaña de Trump Jerome Marcus admitió que había observadores republicanos presentes, y dijo, en cambio, la frase que se hizo célebre de que había "un número diferente a cero de personas en la sala".

"Lo siento, entonces ¿cuál es su problema?", le preguntó Diamond -un juez que nombró el expresidente George W. Bush [durante su gobierno]- a Marcus.

A instancias del juez, ambas partes acordaron permitir 60 observadores de cada lado en el centro de convenciones donde se contaban las boletas, y Diamond negó la solicitud de detener el escrutinio.

Donald J. Trump for President, Inc., contra la Junta Electoral del Condado de Montgomery
Resultado: Denegada

Hechos: La campaña de Trump y otros presentaron una petición el 5 de noviembre para descartar casi 600 boletas electorales que aceptó la Junta Electoral del Condado de Montgomery sobre las objeciones hechas por la campaña.

La campaña de Trump alegó que las boletas deberían haber sido rechazadas porque los votantes no completaron sus direcciones en los sobre externos de sus boletas de voto en ausencia y por correo. Sin embargo, el Código Electoral de Pennsylvania no exige específicamente que los votantes proporcionen su dirección en el sobre externo de las boletas de voto en ausencia o por correo.

El 13 de noviembre, el juez de la Corte de Causas Comunes Richard P. Haaz apoyó a la Junta Electoral del Condado de Montgomery. El juez encontró que "la Junta desestimó de forma apropiada las objeciones de los Reclamantes a las 592 boletas modificadas. Estas boletas deben contarse".

El juez también señaló que la campaña de Trump no proporcionó evidencias de fraude.

En una audiencia, la Corte les preguntó a los demandantes si estaban "alegando que existe algún fraude en relación con estas 592 boletas en disputa", a lo que Jonathan S. Goldstein, abogado del demandante, respondió: "Hasta donde yo sé, no".

El 13 de noviembre, la campaña de Trump introdujo una apelación ante la Corte de la Mancomunidad de Pennsylvania, que la campaña retiró el 18 de noviembre.

Donald J. Trump for President, Inc., et al contra Kathy Boockvar et al
Situación: El juez federal de distrito, Matthew W. Brann, escuchó los alegatos orales el 17 de noviembre.

Hechos: La campaña de Trump presentó una demanda en una corte federal el 9 de noviembre para evitar que Pennsylvania certificara sus resultados electorales. Como alternativa, la campaña buscaba que se certificaran los resultados del estado sin incluir 682,479 boletas por correo de los condados con fuertes mayorías demócratas de Filadelfia y Allegheny, alegando que esas boletas fueron procesadas "sin revisión por parte de los partidos políticos". Pero esa solicitud de excluir las boletas en esos dos condados la retiraron posteriormente en una demanda modificada. (En un caso separado, la Corte Suprema de Pennsylvania falló que Filadelfia les dio a ambas partes acceso adecuado para revisar el escrutinio de votos).

En términos generales, la demanda alega que el estado había creado un "sistema de votación ilegal de dos niveles", que imponía menos restricciones a las boletas de voto por correo y estimulaba el fraude electoral. En los resultados no oficiales, Biden recibió 1,993,186 votos por correo, mientras que Trump recibió apenas 594,156, y [Biden] ganó el estado por 81,384 votos, según el Departamento de Estado de Pennsylvania.

El bufete de abogados Porter Wright Morris & Arthur, con sede en Ohio, presentó la demanda, pero un día después se retiró del caso. El juez permitió que otros dos abogados de la campaña de Trump se retiraran del caso solo un día antes de los alegatos orales programados para el 17 de noviembre, lo que provocó que Giuliani le solicitara a la Corte que le ayudara a representar la campaña de Trump.

En sus argumentos orales, Giuliani, sin aportar evidencias, describió la demanda como parte de un "fraude electoral a nivel nacional" que involucra "al menos otras 10 jurisdicciones". Afirmó de forma infundada que los demócratas se aprovecharon de la pandemia de covid-19 para expandir el uso de las boletas de voto por correo para robarle la elección a Trump.

El juez de distrito Matthew Brann le dijo a Giuliani que un fallo a favor de la campaña de Trump privaría del derecho al voto a más de 6.8 millones de votantes que votaron en las elecciones del 3 de noviembre, escribió Associated Press. "¿Puede decirme cómo podría justificarse este resultado?", preguntó Brann. Giuliani respondió afirmando que "el alcance de la solución se debe al alcance del daño".

El senador republicano Pat Toomey, de Pennsylvania, cuando se le preguntó sobre los argumentos legales de Giuliani en el caso, dijo: "Permítanme decirles que no creo que tengan un caso sólido".

Wisconsin


Con Referencia a: Las Elecciones Presidenciales de 2020 en Estados Unidos
Resultado: La Comisión Electoral de Wisconsin ha ordenado un recuento parcial.

Hechos: La campaña de Trump presentó una petición para un recuento en dos condados populosos de Wisconsin con grandes mayorías demócratas, Milwaukee y Dane, que incluyen la capital del estado, Madison. Decidió no buscar un recuento en todo el estado. Biden ganó en el estado por unos 20,000 votos.

Según la Ley de Wisconsin, un candidato perdedor puede exigir un recuento si el margen es de 1 punto porcentual o menos. Pero el estado solo paga el recuento si el margen es inferior a 0.25 puntos. El candidato perdedor debe pagarlo si es más que eso, como es el caso de la ventaja de Biden en Wisconsin.

La campaña de Trump ha presentado un pago de $3 millones por el recuento, según la Comisión Electoral de Wisconsin. Un recuento a nivel estatal habría costado alrededor de $8 millones. Biden ganó cada uno de los condados por unos 180,000 votos. Es poco probable que un recuento revierta los resultados estatales dada la magnitud de la ventaja de Biden.

El recuento debe completarse el 1 de diciembre, cuando se supone que el estado certificará los resultados.

En su petición en busca del recuento, la campaña de Trump dijo que "funcionarios municipales en todo el estado de Wisconsin alteraron ilegalmente los sobres de las boletas de voto en ausencia al añadir de forma independiente las direcciones de testigos a los sobres de las boletas de voto en ausencia que les fueron devueltas a los funcionarios sin que se proporcionara la dirección de un testigo", como lo exige la Ley de Wisconsin.

Dijo que los funcionarios lo hicieron siguiendo una "orientación ilegal" de la Comisión Electoral de Wisconsin, pero la campaña no ha presentado evidencias de irregularidades. David Canon, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Wisconsin-Madison, dijo que semejantes acusaciones sonaban más a algo propio de una demanda que a una solicitud de recuento. "En un recuento, todo lo que se hace es contar las boletas para asegurarse de que se registraron correctamente", dijo Canon a WMTV, una estación afiliada de NBC en Madison.

Georgia


Con referencia a: aplicación de las leyes electorales y obtención de las boletas emitidas o recibidas después de las 7 pm del 3 de noviembre de 2020
Resultado: Desestimada por un juez estatal.

Hechos: Un juez de la corte superior estatal desestimó una demanda presentada por la campaña de Trump y el Partido Republicano de Georgia por las boletas de voto en ausencia en el Condado de Chatham.

En la demanda, la campaña de Trump expresó su preocupación de que las boletas de voto en ausencia recibidas después de las 7 pm el día de las elecciones, cuando cerraron las urnas, se mezclaron con las boletas recibidas antes de la fecha límite.

La demanda decía que se suponía que las boletas que llegaban tarde debían separarse de las otras boletas y, en última instancia, destruirse. Pero, según la demanda, un observador electoral "presenció boletas de voto en ausencia que no habían sido procesadas apropiadamente aparentemente mezcladas en una pila de boletas de voto en ausencia que ya estaban listas para ser tabuladas. No se siguió la cadena de custodia adecuada para las boletas".

La demanda le solicitó a la Corte que exigiera que la Junta Electoral del Condado de Chatham "recopile, asegure y almacene de forma segura todas las boletas de voto en ausencia recibidas por la Junta Electoral del Condado después de las 7:00 pm y les proporcione a los demandantes un listado de dichas boletas de voto en ausencia, incluyendo el número de boletas recibidas después de las 7:00 pm del día de las elecciones, el nombre del votante en ausencia y la hora y fecha en que se recibió dicha boleta". Dijo que el juez debía ordenarle a la junta electoral que retuviera las boletas y esperara más instrucciones de la Corte.

Al desestimar la petición, el juez de la Corte Superior James Bass dijo: "la Corte determina que no hay evidencias de que las boletas a las que se hace referencia en la petición se recibieran después de las 7:00 pm del día de las elecciones, lo cual invalidaría esas boletas. Además, no hay evidencias de que la Junta Electoral del Condado de Chatham o la Junta de Secretarios del Registro Electoral del Condado de Chatham no hayan cumplido la ley".

Arizona


Aguilera contra Fontes
Resultado: Retirada.

Hechos: Un votante con su nombre y 10 votantes anónimos presentaron una demanda el día de las elecciones contra el condado de Maricopa, Arizona, alegando que los marcadores Sharpie que entregó el condado y que utilizaron para llenar sus boletas habían hecho que las máquinas de tabulación de votos no pudieran registrar sus votos y que no se les había permitido emitir nuevas boletas.

También han circulado en internet afirmaciones similares sobre los marcadores Sharpie, como ya hemos escrito.


La querella alegó que esto podría haberle sucedido a otras personas y pidió que cualquier votante que hubiera utilizado un Sharpie pudiera subsanar su boleta y observar cómo se cuenta su voto. Sin embargo, los funcionarios del condado han explicado que el uso de marcadores Sharpies no representa un problema y que todos los votos se registrarían.

La campaña de Trump y el Comité Nacional Republicano posteriormente presentaron una moción para intervenir y sumarse al litigio. El 7 de noviembre, los reclamantes retiraron su propio caso.

Donald J. Trump for President Inc. contra Hobbs
Resultado: Desestimada por irrelevante.

Hechos: El 13 de noviembre, un juez de la Corte del condado de Maricopa desestimó una demanda de la campaña de Trump, que alegaba un "error sistémico de los trabajadores electorales" en el condado, después de que los abogados de la campaña admitieran que el caso no cambiaría el resultado de la contienda presidencial.

Inicialmente la demanda, que también incluía al Comité Nacional Republicano y al Partido Republicano de Arizona como demandantes, sostenía que los problemas relacionados con el "sobrevoto" o la selección de más de un candidato para el mismo cargo, afectaron "hasta miles" de votos. Pero solo hubo 191 boletas presidenciales con sobrevotos.

Específicamente la demanda alegaba que los trabajadores electorales habían forzado de forma indebida boletas que se marcaron por tener múltiples votos, sin dar a los votantes la oportunidad de rectificar cualquier error potencial. La campaña alegó que Arizona debería retrasar su certificación de la votación hasta que dichas boletas pudieran inspeccionarse manualmente.

Ningún testigo por la campaña de Trump, sin embargo, pudo confirmar que sus votos no se había registrado. En la Corte, el abogado de la campaña de Trump, Kory Langhofer afirmó que no estaba "alegando fraude" o "que alguien se esté robando las elecciones", sino que expresó su preocupación por un "número limitado de casos" que implican "errores de buena fe".

El juez desestimó las querellas de la campaña como cuestionables y sin derecho a un nuevo juicio, lo cual significa que no se pueden volver a presentar.

Una demanda similar que presentó el Partido Republicano de Arizona también fue desestimada sin derecho a un nuevo juicio el 18 de noviembre.

Michigan


Donald J. Trump for President, Inc., et al contra Jocelyn Benson, secretaria de Estado de Michigan
Situación: Rechazada por la Corte de Reclamaciones de Michigan; apelada ante la Corte de Apelaciones de Michigan.

Hechos: El 4 de noviembre, la campaña de Trump solicitó que una Corte de reclamaciones estatal detuviera inmediatamente el escrutinio de las boletas de voto en ausencia de Michigan, hasta que un representante de cada partido político pudiera observar el proceso. La campaña alegó que el codemandante Eric Ostergren, quien fue identificado como un impugnador electoral certificado y votante registrado de Michigan en el condado de Roscommon, fue "excluido de la junta de escrutinio durante el proceso de revisión de boletas de voto en ausencia".

La campaña también alegó que la secretaria de Estado de Michigan, Jocelyn Benson, estaba violando la ley electoral estatal al "permitir que las boletas de voto en ausencia se procesen y cuenten sin permitir que los impugnadores observen el video de las urnas en las que se colocan estas boletas". La campaña le pidió a la corte que le ordenara al secretario de estado que separara todas las boletas de voto en ausencia depositadas en esos buzones.

Pero en su dictamen escrito del 6 de noviembre, que niega estas peticiones, la jueza Cynthia Stephens dijo que el caso de la campaña contra Benson no se sostenía.

Stephens notó que la denuncia de Ostergren no alegaba que [Jocelyn] Benson "fuera parte o tuviera conocimiento de" su exclusión de una junta de escrutinio de votos en ausencia, y la jueza también escribió que Benson ya les había aconsejado a los funcionarios electorales locales que admitieran impugnadores electorales autorizados.

Además, [la jueza] Stephens dijo que una declaración jurada que presentó la campaña de una observadora electoral, quien afirmó que le dijeron que se le había ordenado a un trabajador electoral cambiar las fechas en que se recibieron las boletas, equivalía a un "rumor inadmisible".

Sobre el asunto de los buzones, Stephens escribió que "los demandantes no han citado ninguna autoridad legal que exija que se someta a revisión video alguno por parte de los impugnadores electorales". Tampoco presentaron "ningún estatuto que responsabilice a la Secretaria de Estado de mantener una base de datos de dichos buzones", ni identificaron "autoridad alguna que le ordene a la Secretaria de Estado separar las boletas que provienen de dichos buzones", dijo.

Además, debido a que la moción de la campaña no se presentó hasta la tarde del 4 de noviembre, después de que el escrutinio de votos se había completado en gran medida, Stephens dijo que "el asunto ahora es irrelevante", lo cual hace "imposible" aceptar la moción de la campaña.

El 6 de noviembre, la campaña apeló el dictamen ante la Corte de Apelaciones de Michigan, la cual dijo que la presentación de la campaña era "defectuosa" y requería documentación adicional. La corte de apelaciones le dio a la campaña 21 días para volver a presentarla.

Donald J. Trump for President, Inc., contra Jocelyn Benson, secretaria de Estado de Michigan
Resultado: Retirada por la campaña de Trump.

Hechos: El 11 de noviembre, la campaña de Trump presentó la demanda alegando que Benson y los funcionarios electorales del condado de Wayne, que incluye partes de Detroit, "permitieron que el fraude y la incompetencia corrompieran la realización de las elecciones generales de 2020".

Los abogados de la campaña alegaron, entre otras cosas, que a los impugnadores electorales designados por la campaña no siempre se les había permitido observar de manera significativa el procesamiento de las boletas, que algunos impugnadores observaron a los trabajadores electorales contar boletas varias veces y que los impugnadores presenciaron cómo los funcionarios cambiaban las fechas de recepción de las boletas no admisibles para que pudieran contarse.

Por lo tanto, la campaña le pidió a la Corte que "prohibiera a la junta de escrutinios estatales de Michigan y a las juntas de escrutinio del condado de Wayne certificar cualquier escrutinio de boletas que contengan boletas fraudulentas o emitidas ilegalmente", que detuvieran la certificación de "cualquier escrutinio que incluya boletas recibidas después del día de las elecciones y las boletas que se procesaron cuando a los impugnadores designados por ley se les excluyó de una oportunidad significativa para observar el procesamiento de las boletas" y que excluyeran o contaran manualmente "las boletas que se tabularon con máquinas o software de tabulación defectuosos o con averías ... para confirmar que se cuentan con precisión y puedan incluirse en cualquier escrutinio certificado".

Pero el 19 de noviembre, la campaña de Trump retiró voluntariamente la demanda, afirmando de forma inexacta que "la junta de escrutinios del Condado de Wayne se reunió y se negó a certificar los resultados de la elección presidencial".

La junta inicialmente se paralizó con una votación de 2-2, antes de que los dos miembros republicanos de la junta dieran marcha atrás y decidieran votar a favor de la certificación. Esos mismos dos miembros de la junta dijeron más tarde que querían cambiar sus votos, pero los portavoces de la Oficina Electoral de Michigan y la secretaria de estado le dijeron al Detroit Free Press que no existe una forma legal de hacerlo.

Nevada


Jill Stokke y et al contra Barbara Cegavske, secretaria de Estado, y Joseph P. Gloria, secretario del Registro Electoral del Condado de Clark
Situación: Mandamiento preliminar denegado.

Hechos: Una demanda federal del 5 de noviembre que anunció la campaña de Trump acusó al condado de Clark y a Nevada de una multitud de problemas. La demanda en realidad fue presentada por un grupo de demandantes, incluyendo dos candidatos al Congreso, quienes afirmaron que "[i]rregularidades han plagado las elecciones en el condado de Clark, incluyendo procedimientos laxos para autenticar las boletas por correo y más de 3,000 casos de personas inadmisibles que emitieron sus votos".

La demanda pedía que se le ordenara al condado que dejara de usar su sistema para contar las boletas electorales y que el personal revisara y verificara cada papeleta por correo, así como que permitiera un "acceso significativo al proceso de escrutinio de boletas".

Uno de los demandantes, la votante Jill Stokke, alegó que intentó votar, pero le dijeron que ya había emitido una boleta por correo, algo que ella dijo que no había hecho. La demanda le achacó el asunto a las máquinas utilizadas en el condado de Clark que permitieron que "la boleta electoral, que ella no había firmado, fuera aceptada y contada en las elecciones".

En la respuesta del estado en nombre de la secretaria de Estado Barbara Cegavske, republicana, se rebatió en parte que Stokke se había negado a impugnar por escrito el voto previamente registrado, para poder emitir un voto provisional, y se afirmó que "la señora Stokke se negó porque no creía que pudiera implicar a otra persona en un delito". El estado dijo que el caso no debería ser la razón para evitar que todo el condado utilizara sus máquinas para continuar con el escrutinio de votos.

El juez en el caso negó el mandamiento preliminar solicitado el 6 de noviembre.

Fred Kraus, Donald J. Trump for President Inc., Partido Republicano de Nevada contra Barbara Cegavske, secretaria de Estado, y Joseph P. Gloria, secretario del Registro Electoral del Condado de Clark
Resultado: Desestimada.

Hechos: A finales de octubre, la campaña de Trump presentó una demanda intentando evitar que el Condado de Clark continuara contando las boletas de voto por correo, alegando que no pudieron observar adecuadamente el proceso.

La demanda acusó al secretario del Registro Electoral, Joseph P. Gloria, de "obstruir el proceso de observación" y no presentar un plan escrito en la fecha límite de abril sobre las adaptaciones para que el público observara el procesamiento y escrutinio de boletas.

La corte negó la orden de restricción temporal solicitada por la campaña.

El juez de distrito James E. Wilson Jr. posteriormente concluyó que los demandantes no "tenían legitimación para presentar estas querellas". También escribió que el secretario del Registro Electoral del Condado de Clark, Joseph Gloria y la secretaria de Estado Barbara Cegasvke habían cumplido con sus obligaciones legales "de permitir que el público general observe el escrutinio de votos".

El dictamen Wilson señaló que el condado le había presentado un plan a la secretaria de estado -aunque fue en octubre- para que el público observara el proceso. Wilson dijo que "no era sustancialmente diferente del plan de ninguno de los otros 16 condados", ni significativamente diferente del de años anteriores.

La campaña apeló la decisión, pero luego procedió a desestimar el caso después de que, según se informa, alcanzara un acuerdo para permitir más observadores en una instalación de procesamiento de votos. La Corte Suprema de Nevada formalmente desestimó el caso el 10 de noviembre.

Jesse Law, et al contra Judith Whitmer, et al
Situación: Presentada.

Hechos: Con el apoyo de la campaña de Trump, un grupo de candidatos del colegio electoral favorables a Trump presentó una demanda solicitándo a un juez estatal que declare al "presidente Trump ganador en las elecciones" o que evite que el estado elija electores presidenciales, para esencialmente anular por completo los resultados de las elecciones presidenciales del estado.

La demanda del 17 de noviembre sostiene que "irregularidades, improcedencias y fraude sustanciales" han hecho que los resultados de las elecciones en Nevada no sean confiables.

Algunas de las acusaciones en la demanda son las mismas que las de las otras demandas de Nevada previamente mencionadas. En parte, la demanda alega que se utilizaron máquinas defectuosas en el condado de Clark para verificar las firmas en los sobres de las boletas de voto por correo, que ocurrieron errores técnicos durante el día de las elecciones, y que los funcionarios electorales aplicaron políticas inconsistentes, como documentos de identificación para aceptar el registro de votantes el mismo día. También alega que el estado no permitió una "observación significativa" del escrutinio de votos.

"Las discrepancias e irregularidades en esta elección eclipsarán la diferencia de votos entre los candidatos", alega la demanda.

Biden tiene una ventaja sobre Trump en este estado de 33,596 votos.

El portavoz del condado de Clark, Dan Kulin, dijo en una declaración, tras la presentación de la demanda: "Una vez más están repitiendo acusaciones que las cortes ya han rechazado, falseando y tergiversando las evidencias proporcionadas en esos procedimientos, y repitiendo como loros las acusaciones erróneas hechas por partidarios sin conocimiento de primera mano de los hechos".

Partido Republicano de Nevada, Comité Nacional Republicano, Donald J. Trump for President Inc. contra Condado de Clark y Joseph Gloria
Situación: Parcialmente exitosa/pendiente.

Hechos: La campaña de Trump y los republicanos en Nevada presentaron una demanda en octubre, solicitándo a una corte de distrito estatal que obligara al condado de Clark a proporcionar una gran cantidad de registros relacionados con las elecciones.

Entre los registros que se buscan están: los nombres completos, afiliaciones políticas e información de los turnos de votantes en la junta de escrutinio del condado; políticas y procedimientos del Departamento Electoral del condado con respecto a la recepción, manejo, autenticación y tabulación de boletas; y toda la correspondencia con los votantes sobre la autenticación de las boletas electorales (entre muchos otros).

El 2 de noviembre, la jueza de la Corte de Distrito del Condado de Clark Elizabeth González dictaminó que el condado tendría que proporcionar algunos, pero no todos, los registros solicitados. La orden se refería a documentos que existían en las fechas de octubre en las que se solicitaron.

La jueza estableció como fecha límite el 20 de noviembre para que Joseph Gloria, el secretario del registro electoral del condado entregara registros como los nombres, afiliaciones partidarias y horarios de trabajo de más de 300 personas contratadas para contar las boletas.

Actualización al 22 de noviembre: Esta historia se actualizó para incluir los fallos más recientes en estos casos.

Este artículo fue publicado originalmente en FactCheck.org el 20 de noviembre de 2020.

Esta verificación de datos forma parte del convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es llevar mejor información en español durante las elecciones presidenciales de los EEUU en 2020. Este y otros chequeos políticos los puedes recibir directo por WhatsApp haciendo click aquí o registrando el número +1 727-477-2212 y escribir "Hola". Te esperamos.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si tienes una propuesta de verificación del discurso político o imágenes: eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

#chatbot


Reacciona
Comparte
Publicidad