null: nullpx
Donald Trump

Trump quiere usar el revés sufrido con DACA como arma para movilizar el voto conservador

El presidente empezó a formar su mensaje electoral subrayando la necesidad de designar jueces conservadores, luego de dos decisiones de la Corte Suprema sobre DACA y la comunidad LGBTQ a las que dos magistrados considerados conservadores fallaron contra las expectativas de la Casa Blanca.
18 Jun 2020 – 07:32 PM EDT
Reacciona
Comparte

El presidente Donald Trump reveló este jueves un nuevo caballo de batalla para la campaña por la reelección, después de que en menos de una semana magistrados considerados conservadores concedieran el voto clave para que la Corte Suprema anulara la decisión del gobierno de eliminar el programa DACA que beneficia a indocumentados traídos a Estados Unidos siendo menores de edad y protegiera de la discriminación laboral a la comunidad LGBTQ.

En una seguidilla de tuits que publicó este jueves horas después del fallo sobre DACA, Trump buscó aprovechar la decepción por la más reciente sentencia de la Corte Suprema para comenzar a movilizar a su base de inmediato.


"Esta horrible y políticamente cargada decisión que sale de la Corte Suprema son tiros de escopeta en la cara de quienes orgullosamente se llaman a sí mismos republicanos o conservadores. Necesitamos más magistrados (conservadores) o perderemos nuestra 2da. Enmienda y todo lo demás. Vota Trump 2020", escribió el presidente.

En defensa de la causa conservadora

La necesidad de colocar a más conservadores en los tribunales pudiera convertirse en la prioridad en un mensaje electoral de Trump que necesita un ajuste ante el desplome económico generado por la pandemia del coronavirus que llegó a dejar 40 millones de desempleados.

En 2016, buena parte del electorado blanco evangélico apoyó a Trump con esa premisa, pese a las numerosas mujeres que lo denunciaron por abuso sexual y por el encandaloso video en el que se ufanaba de agarrar a las mujeres por sus partes íntimas.

El diario The New York Times contabilizó que durante el gobierno de Trump 51 jueces conservadores han pasado a integrar cortes de apelación, y habían sido activos en causas importantes para los republicanos como la oposición al matrimonio homosexual y al financiamiento gubernamental para abortos.

De hecho, Trump y sus aliados celebran como uno de los principales triunfos de su gestión el haber colocado en la Corte Suprema a dos conservadores: Neil Gorsuch, en 2017, y al año siguiente a Brett Kavanaugh, tras un polémico proceso de confirmación en el Senado centrado en un presunto intento de violación cometido por él durante su adolescencia.


Gorsuch fue el ponente de la decisión que ratificó el lunes que los miembros de la comunidad LGBTQ están protegidos por las leyes que impiden la discriminación en base al género, algo que contrarió a muchos conservadores.

En el caso de DACA fue el voto del presidente del tribunal, John Roberts, el que garantizó la derrota del gobierno al considerar que la medida del gobierno fue "arbitraria y caprichosa" y no estuvo bien argumentada ni tomó en cuenta cómo paliar el daño que estaba ocasionando a los beneficiaros del programa, cuya legitimidad no consideró la corte en su fallo.

Aunque el presidente no nombra a Gorsuch ni a Roberts, su mensaje se conecta con la frustración expresada en redes sociales y otros medios por muchos comentaristas que consideran que ambos han "traicionado" la causa con decisiones al adoptar decisiones basadas en la corrección política.

¿Mensaje efectivo?



Mark Krikorian, director del Centro para Estudios Migratorios, dijo a Univision Noticias que el mensaje sí tendrá efecto "pero tal vez un poquito menos efectivo de lo que habría sido antes" de ambas sentencias de la Corte Suprema.

"Los votantes que más probablemente se movilicen por el activismo judicial se están volviendo un poco cínicos", dijo Krikorian, cuya organización promueve una disminución del flujo migratorio que ingresa a Estados Unidos.

Krikorian consideró que el fallo de este jueves sobre DACA no tendrá por sí solo un gran impacto sobre el resultado en noviembre debido a la pandemia y a las manifestaciones multitudinarias contra el abuso policial.

Pero advirtió que el gobierno de Trump enfrenta un "gran riesgo político" si no intenta nuevamente rescindir el programa de alivio para los llamados dreamers porque reforzaría una percepción de debilidad tras las protestas multitudinarias en numerosas ciudades que dejaron una docena de fallecidos y cuantiosas pérdidas materiales.


"La pasividad relativa de Trump lo está perjudicando. El no rescindir DACA reforzaría esa percepción de debilidad", indicó Krikorian.

Tom Pérez, el presidente del Partido Demócrata, puso en duda que la decisión sobre DACA le sirva a Trump para movilizar a su base porque el programa cuenta con apoyo mayoritario y bipartidista entre los estadounidenses, según encuestas recientes recopiladas por Americas Voice, una organización partidaria de alivio para inmigrantes no autorizados.

"Si el partido de (Abraham) Lincoln aún estuviese aquí no tendríamos este debate porque nos pondríamos de acuerdo", dijo Pérez durante una conferencia telefónica con reporteros refiriéndose al primer presidente republicano. "Pero el partido de Lincoln ha sido reemplazado por el partido de Trump, un Partido Republicano radical de derecha".

Pérez descartó que el fallo favorable sobre DACA vaya a desanimar a los demócratas de acudir a las urnas en noviembre.

"No damos nada por sentado. Sabemos que faltan 139 días para la elección y estamos haciendo gran uso de todos esos días", agregó.

Oportunidad para los demócratas

Thaís Carrero, directora en Pennsylvania de la organización electoral defensora de los derechos de los inmigrantes Casa in Action indicó que la decisión sobre DACA representa también una oportunidad para movilizar al electorado que se opone a Trump.

"Demuestra que las organizaciones de base, teniendo una conversación a la vez, podemos movilizar a cientos de miles de personas para lograr los cambios electorales que necesitamos", indicó.

Carrero dijo que gracias a una novedosa modalidad de trabajo su organización ha inscrito a 10,000 nuevos votantes desde 2016 en Pennsylvania, un estado en el que reside cerca de un millón de hispanos y donde Trump se impuso por 44,000 votos.

En otro de sus tuits, Trump se refirió este jueves a la necesidad de retomar una legislación de reforma migratoria. Y el senador republicano por Florida Marco Rubio escribió en Twitter que alcanzar esa ley requiere "abordar también la seguridad fronteriza".


El analista republicano Alfonso Aguilar coincidió con Krikorian y Carrero en que las posibilidades de que el Congreso legisle este año sobre reforma migratoria son nulas, especialmente cuando los congresistas están volcados a paliar la crisis econ´ómica y de salud pública que representan el coronavirus y a la reforma policial.

"Después de esta decisión no hay ninguna posibilidad. Los demócratas están dispuestos a esperar a la elección", dijo Aguilar.

El exvicepresidente y virtual candidato demócrata Joe Biden afirmó este jueves que de ganar la elección, se asegurará de que DACA sea permanente.


"La decisión de hoy de la Corte Suprema es una victoria hecha posible por el coraje y la resilencia de cientos de miles de beneficiarios de DACA quienes valientemente se pararon y rehusaron ser ignorados. Y como presidente, me pondré a trabajar inmediatamente para hacerlo permanente", dijo Biden en un artículo publicado en Medium.

Los demócratas aspiran a ganar la Casa Blanca, mantener la Cámara Baja y recobrar la mayoría en el Senado.

A falta de un consenso bipartidista, combinar ese control del Ejecutivo y el Legislativo sería la mejor oportunidad para cualquiera de los dos partidos (no solo los demócratas) para atacar el complejo problema de la reforma migratoria que el Congreso no ha logrado atender en los últimas décadas.


Estas fotos cuentan los 10 años de lucha de los dreamers: desde DACA hasta el fallo en la Corte Suprema

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés