null: nullpx
Juicio Político

El juicio político a Trump choca con la campaña demócrata y perjudica a los candidatos que son senadores

Cuatro precandidatos demócratas deberán hacer una pausa en sus campañas para participar en el juicio político a Donald Trump en el Senado.
17 Ene 2020 – 07:03 PM EST

Cuatro de los contendientes del Partido Demócrata, los punteros Bernie Sanders y Elizabeth Warren, y Amy Klobuchar y Michael Bennet van a estar especialmente atareados en la recta final de la campaña antes del caucus de Iowa: pasarán unos días en el Senado haciendo de jurado en el juicio político contra Donald Trump, y otros haciendo campaña sobre el terreno para tratar de conseguir la boleta para enfrentarse al presidente en las elecciones de 2020.

Eso podría dar una ventaja a otros candidatos que podrán estar haciendo campaña, como el ex vicepresidente Joe Biden o el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, mientras los senadores cumplen con su deber constitucional de participar en el tercer juicio político contra un presidente en la historia de EEUU.

Para ellos será, apunta la periodista de The New York Times Stephanie Saul , como estar "en el último cuarto de un partido, con el resultado ajustado, sentados en la banca".

El juicio en el Senado por los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso empezará el próximo martes, solo dos semanas antes del importante caucus de Iowa. Los republicanos, que controlan esa cámara, han mostrado su deseo de que sea un proceso rápido, pero es fácil que se extienda durante esos 15 días en los que, como jurados, los senadores no podrán hablar y que podrían ser vitales para los precandidatos antes de la primera cita en las urnas de las primarias demócratas.

El caucus de Iowa se celebrará el 3 de febrero, mientras que el de New Hampshire será el 11 de ese mes y el de Nevada el 22. Según los promedios de la web Real Clear Politics, en Iowa Biden lidera las encuestas con 20.7%, seguido de Sanders (20.3%), Warren (18.7%) y Buttigieg (16%), por lo que los apoyos de última hora pueden ser vitales para los candidatos.


"Tenemos que lidiar con este juicio político"

Ellos lo saben y aunque no dudan de que la prioridad es cumplir con su deber como senadores, algunos como Bernie Sanders, quien aparece puntero en las encuestas en Iowa y New Hampshire, no ha ocultado estar contrariado por la situación.

"Preferiría estar en Iowa hoy", reconoció el senador de Vermont ante los periodistas tras pasar buena parte del jueves en la ceremonia de juramentación que dio inicio al juicio político en el Senado. "Allí hay un caucus en dos semanas y media. Preferiría estar en New Hampshire y en Nevada y así sucesivamente. Pero juré mi deber constitucional como senador de EEUU para hacer mi trabajo y estoy aquí haciéndolo".

"Tenemos que lidiar con este juicio político", añadió el senador. "Pero no podemos olvidarnos de los serios problemas que enfrenta el pueblo estadounidense".

Warren también mostró su preocupación por tener que pasar las próximas semanas en el juicio político en Washington. Lo hizo el pasado martes al ser consultada en el debate en Des Moines (Iowa) sobre cómo afectaría a su campaña su ausencia sobre el terreno. Sin embargo, también se mostró optimista con que el proceso le mostraría a los estadounidenses "una vez más (...) la corrupción de esta administración".

"Hay algunas cosas más importantes que la política", dijo la senadora de Massachusetts. "Juré cumplir la Constitución de Estados Unidos, que dice que nadie está por encima de la ley".

Por su parte, Klobuchar, que según las encuestas de Real Clear Politics está como la quinta candidata con más apoyos, con un 7%, también se ha referido a su rol en el Senado como un deber que debe cumplir.

"Tengo un deber constitucional y voy a cumplirlo y no hay nada más importante que eso", le dijo esta semana Klobuchar a MSNBC. Pero para muchos, el parón de dos semanas en Washington podría perjudicar a la senadora de Minnesota más que a nadie, ya que llega en un momento en que su candidata estaba viendo un impulso en los apoyos a su campaña.

Menos conocido y con menos fuerza en las encuestas de cara a la primaria demócrata, el senador de Colorado Michael Bennet también deberá estar en el juicio político en Washington.

El momento en el que llega el proceso a Trump es tan inoportuno para los senadores que están en campaña que dos congresistas, el senador republicano de Texas John Cornyn, y el representante de California Kevin McCarthy, llegaron a decir que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, había retrasado la entrega del proceso al Senado para beneficiar a Biden y Buttigieg.

Sin embargo, Biden dijo durante el debate de Des Moines que su familia también ha sufrido por el impeachment a Trump, acusado de condicionar la entrega de ayuda a Ucrania a cambio de que se abriera una investigación contra su hijo Hunter Biden.

Por otra parte, la senadora de Tenessee Marsha Blackburn dijo el miércoles que los cuatro senadores demócratas que están participando en la campaña hacia la presidencia deberían renunciar a intervenir en el juicio a Trump por lo que considera que son "intereses políticos" para que el presidente deje el poder.



"Sanders, Warren, Klobuchar y Bennet están gastando millones de dólares para derrotar a Donald Trump y, ¿se supone que debemos creer que serán imparciales durante el juicio?", cuestionó en un mensaje en su cuenta de Twitter.

"Si quisiera un juicio justo, pediría documentos y testigos", le dijo Bennet al diario The Washington Times, en referencia a las demandas de los demócratas de llamar a declarar a varios funcionarios del entorno de Donald Trump y recibir pruebas.

Imágenes: séptimo debate demócrata sin claro vencedor de cara a las primarias de Iowa

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.