null: nullpx
Coronavirus

Otro cheque y un subsidio adicional por desempleo reducido: los republicanos presentan finalmente su plan de ayudas

Con días de demora, los senadores republicanos presentaron sus propuestas para un nuevo paquete de estímulo económico. Ahora deben iniciar las conversaciones bipartidistas, que auguran otro tira y afloja en puntos clave como los beneficios por desempleo. Sigue aquí lo último sobre la pandemia.
27 Jul 2020 – 05:49 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Los legisladores republicanos presentaron formalmente este lunes en el Congreso su propuesta para un nuevo paquete de ayudas en medio de la pandemia del coronavirus, con puntos que amenazan con trabar las negociaciones con los demócratas. El plan por cerca de $1 billón incluye un segundo cheque y un subsidio adicional por desempleo reducido bajo un nuevo esquema en el que las personas recibirán el equivalente al 70% de su ingreso previo.

Tras días de demora, la presentación del plan dio paso al inicio de las conversaciones bipartidistas en las que republicanos y demócratas deberán acercar posiciones para poder llevar un eventual proyecto de ley a votación.

Esto mientras comienzan a vencer ayudas clave como el beneficio adicional por desempleo –los $600 aprobados en el paquete del CARES Act en marzo (*)– y las moratorias a los desalojos en ciertas propiedades con hipotecas respaldadas por el gobierno o subsidiadas por fondos federales.

El envío de un segundo cheque a los hogares del país y la extensión de un beneficio adicional por desempleo, aunque en un monto reducido, eran dos de los asuntos que más han concentrado la atención de las cerca de 30 millones de personas que permanecen desempleadas en una pandemia en la que miles aún se contagian a diario en Estados Unidos.

Subsidios por desempleo

El tema específico del subsidio por desempleo había sido un punto de entrampamiento en las conversaciones entre los republicanos. Se barajaron varios montos pero, al final, optaron por este nuevo esquema que ha sido rechazado ya por los demócratas.

Durante agosto y septiembre, ese beneficio adicional será reducido a $200 semanales, mientras los estados ponen en pie la estructura para la tasa de reemplazo salarial del 70%.

"Nuestro proyecto pasa de una tasa fija a un reemplazo del 70% de los ingresos perdidos. Este es un enfoque mucho más responsable que no tuvimos tiempo de poner en pie en el primer CARES Act", dijo el senador por Iowa Charles Grassley.

"El plan provee otra ronda de pagos de impacto económico de $1,200. También incluiremos en los $500 por cada dependiente a personas que dejamos por fuera sin intención (en el proyecto pasado), así que, sin importar la edad, algunos de estos dependientes serán ayudados ahora", agregó.

Este nuevo cheque será enviado bajo los parámetros del anterior, es decir, quienes ganaron $75,000 o menos el año pasado recibirán los $1,200 en su totalidad.

El plan también contempla $105,000 millones para las escuelas y unos $190,000 millones más para los pequeños negocios bajo el Programa de Protección del Pago de Nómina o PPP.

Pero deja por fuera fondos para los estados como habían pedido los demócratas. En cambio, los republicanos proponen flexibilizar la manera en la que puedan utilizar los $150,000 millones otorgados en el paquete de estímulo previo.

Rechazo demócrata

El asunto del recorte en el beneficio adicional por desempleo probablemente trabará las negociaciones con los demócratas, que apoyan extender los $600 en su totalidad y de forma uniforme hasta inicios del próximo año. El líder demócrata en el Senado Charles Schumer arremetió contra el plan republicano y lo catalogó de "inadecuado".

También dijo que la líder demócrata Nancy Pelosi, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el jefe de gabinete, Mark Meadows, y él tienen previsto reunirse esta misma tarde para conversar sobre el plan de estímulo.

Ese nuevo esquema puede resultar difícil de poner en práctica rápidamente en los Departamentos del Trabajo, que han sido sobrepasados por la avalancha de solicitudes y tienen sistemas antiguos que han ocasionado que miles deban esperar semanas para que procesen la suya.

De hecho, la Asociación Nacional de Agencias Estatales (NASWA por su sigla en inglés) advirtió que esa propuesta de calcular el beneficio adicional por desempleo de manera individual puede demorar semanas en poder ser implementada, de acuerdo a un memorándum obtenido por NPR, la Radio Pública Nacional.

"Cualquier cambio al FPUC usando un cálculo basado en los récords de los salarios individuales necesariamente requerirá tiempo adicional para su programación. Anticipamos variaciones amplias en los cronogramas de implementación de los estados, de entre cuatro o doce semanas o más", lee el memo.

Otro problema que anticipó la NASWA es que los departamentos estatales no cuentan con la información salarial previa de los trabajadores independientes, quienes ahora pueden acceder a los subsidios por desempleo a causa de la pandemia.

(*) El Departamento del Trabajo precisó lo siguiente en una comunicación sobre la puesta en funcionamiento del subsidio adicional de $600, conocido oficialmente como Federal Pandemic Unemployment Compensation (FPUC): "En los estados donde la semana del desempleo finaliza un sábado, la última semana en la que se pagará el FPUC es la semana finalizada el 25 de julio del 2020. Para los estados donde la semana del desempleo finaliza un domingo, la última semana en la que se pagará el FPUC es la semana finalizada el 26 de julio del 2020".

Mira también:

"Creo que el IRS me envió un 'cheque' con un monto incorrecto, ¿qué puedo hacer?" Respondemos tus dudas

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés