null: nullpx
Logo image
Inflación

Se modera un dato de inflación clave para la política de la Reserva Federal sobre tasas de interés

Los datos de octubre, que ya habían sido adelantados el miércoles por el presidente de la Fed, Jerome Powell, son inferiores al 6.3% de inflación a 12 meses de septiembre. En octubre también aumentaron los ingresos de las familias estadounidenses, a la vez que sus gastos.
Publicado 1 Dic 2022 – 12:25 PM EST | Actualizado 1 Dic 2022 – 01:02 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La inflación en Estados Unidos se moderó en octubre a un 6% en 12 meses, según el índice PCE, el preferido por la Reserva Federal (Fed, el banco central estadounidense), publicado este jueves por el Departamento de Comercio.

El dato de octubre, que ya había sido adelantado el miércoles por el presidente de la Fed, Jerome Powell, es inferior al 6.3% de inflación a 12 meses de septiembre.

Asimismo, en la comparación mes a mes, el alza de precios se mantuvo estable en un 0.3% con respecto a septiembre. Este dato es una sorpresa para los analistas, que esperaban un 0.4%.

Otra medida de la inflación, el índice de precios al consumo o CPI, por sus siglas en inglés, publicado hace dos semanas, también mostró una moderación a 7.7% en 12 meses a octubre frente al 8.2% en septiembre. Se trata de su nivel más bajo desde enero de 2022.

La inflación, que desde hace un año se mantiene en niveles altos cercanos a los observados a inicios de los años 1980, es la prioridad de la Fed, que ha subido sus tasas de interés en busca de enfriar la economía. Tasas más altas desalientan el consumo y la inversión, y por lo tanto se reduce la presión sobre los precios.

La Fed apunta a una inflación anual del 2%, un nivel considerado sano para la economía.

Los estadounidenses ganan más y gastan más, a pesar de la inflación

Los ingresos de los hogares estadounidenses se incrementaron un 0.7% en un mes, un aumento mayor de lo esperado y superior al de septiembre, de un 0.4%.

En octubre también aumentaron los gastos de las familias, un 0.8%, en línea con lo esperado por los analistas, frente al 0.6% de septiembre. Esta progresión se debe a incrementos de salarios y a ayudas concedidas en los estados.

Los gastos fueron especialmente marcados en gasolina y automóviles, pero también en alimentos y vivienda.


Sin embargo, una tendencia fue que los estadounidenses echaron mano a sus ahorros para poder comprar, ya que la tasa de ahorro con respecto al ingresó disponible cayó a un 2.3%, un mínimo en 17 años.

"El sólido crecimiento de los ingresos mantiene a los consumidores con ánimo de gasto, incluso cuando la inflación y las tasas de interés altas pueden desanimarlos", constató Oren Klachkin, economista de Oxford Economics.

"Los gastos de consumo siguen resilientes ante una inflación en máximos desde hace 40 años y al incremento de los costos de los créditos", destacó Rubeela Farooqi, economista jefa de la consultora HFE.

Estos gastos de consumo en bienes y servicios deberían sostener el crecimiento del PIB de Estados Unidos, que se recuperó en el segundo trimestre luego de contraerse por dos trimestres consecutivos.

De hecho, la temporada de compras de fin de año comenzó con fuerza en los días de grandes descuentos que siguen al feriado de Acción de Gracias, el 'Black Friday' y el 'Cyber Monday'.


Durante esta temporada las ventas deberían crecer de un 6% a un 8% con respecto al año pasado, a unos 960,440 millones de dólares, anticipó la Federación Nacional de Minoristas (NRF).

Aunque el riesgo de recesión no está completamente superado en Estados Unidos, el presidente de la Fed se mostró optimista en un discurso el miércoles.

La posibilidad de que la inflación se modere sin que haya recesión es "muy plausible", indicó Jerome Powell, en declaraciones que hicieron subir fuertemente los mercados.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés