Desapariciones

Un joven de 21 años es acusado del secuestro de Jayme Closs, quien fue rescatada este jueves

La policía identificó al sospechoso como Jake Thomas Patterson, originario de Wisconsin, y le han presentado cargos también de asesinato. La menor estaba desaparecida luego que sus padres aparecieran muertos en la casa de la familia.
11 Ene 2019 – 11:20 AM EST

Las autoridades identificaron este viernes al sospechoso del secuestro de la joven Jayme Closs, de 13 años, a quien buscaban desde octubre cuando sus padres fueron hallados asesinados en la casa de la familia en el noroeste de Wisconsin. La policía dijo que la persona, que está ya arrestada, es Jake Thomas Patterson, de 21 años.

Patterson está acusado tanto del secuestro de la menor como del asesinato de sus padres.


Cloos fue rescatada luego de una intensa búsqueda de 87 días. El jueves en la tarde, las autoridades del condado Barron informaron que la encontraron con vida.

Según explicó el alguacil del condado, Chris Fitzgerald, la adolescente consiguió escapar de la casa donde había sido retenida y pedir ayuda.

Fitzgerald indicó que, por ahora, los investigadores creen que el sospechoso tuviera "ningún contacto con la familia" y añadió que creen que Jayme Closs "era el único objetivo" del secuestrador.

"Les puedo decir que el sujeto planeó sus acciones y dio pasos de manera deliberada para ocultar su identidad de las autoridades y del público en general", añadió Fitzgerald.

Sin embargo, el alguacil reconoció que aún se desconoce cómo la adolescente se convirtió en dicho objetivo. Tan solo confirmó que el sospechoso no tiene antecedentes criminales.

Una "joven extraordinaria"

Durante la conferencia, la administradora del distrito escolar del condado Barron, Diane Tremblay, calificó a la adolescente como una "extraordinaria joven" que consiguió escapar de su secuestrador.

"Queremos agradecer a Jayme por ser tan valiente y por aprovechar una oportunidad para lograr escapar y regresar con nosotros", dijo Tremblay.

El Departamento del Sheriff del condado Barron dijo el jueves a través de su página de Facebook que un sospechoso está bajo custodia.

Fitzgeral confirmó durante la rueda de prensa que la menor fue hallada en el condado de Douglas, a unas 70 millas (145 km) de donde desapareció, en una "casa en una zona remota".

"No hay muchas casas por allí", explicó el alguacil, que no dio más detalles sobre el lugar donde la menor ha estado retenida aparentemente todos estos meses.

"¡Es Jayme Closs! Llama al 911"

Según el Minneapolis Star Tribune, los residentes de un área de bosques y cabañas a unas 9 millas al este de la población de Gordon, describieron el dramático momento en que Jayme fue encontrada.

Kristin Kasinskas, una maestra de escuela junto con su esposo Peter y sus hijos, dijo que alrededor de las 4 de la tarde una vecina que paseaba a su perro llamó frenéticamente a su puerta.

De pie junto a ella había una chica delgada, sucia y con el pelo enredado, que llevaba zapatos demasiado grandes para sus pies.

"¡Es Jayme Closs! Llama al 911", le dijo la vecina.

Jayme estaba tranquila y sus emociones eran "bastante planas", dijo Peter Kasinskas. Mientras los vecinos aturdidos se paraban en la puerta, Jayme no dijo ni una palabra.

"Queremos agradecer al Departamento del Sheriff del condado de Douglas y las agencias que los asistieron esta noche. También queremos agradecer a todas las agencias del orden en todo el estado y el país que nos ayudaron en este caso", señalaron las autoridades en el comunicado.

La búsqueda de Closs era de alcance nacional por la magnitud del crimen: cuando la policía llegó el pasado 15 de octubre a la casa de esta familia, se encontraron con la escena de un mortal tiroteo del que fueron víctimas James y Denise Closs, de 56 y 46 años respectivamente, pero no había rastro de la hija que vivía con ellos. Desde entonces se creía que fue secuestrada y en ningún momento fue considerada como sospechosa.


Las autoridades respondieron a una llamada que hicieron al 911 antes de la 1:00 am ese día desde el celular de la madre. Luego de escuchar muchos gritos, la operadora que atendió la llamada de emergencia llamó de nuevo a este número, pero no obtuvo respuesta. Cuando la policía llegó minutos después, encontraron la puerta de la casa forzada y a la pareja asesinada.

Los detectives siguieron miles de pistas, revisaron docenas de videos de vigilancia y realizaron numerosas búsquedas –sin ningún éxito– para encontrar a la menor. Al menos 2,000 voluntarios hicieron parte de una búsqueda masiva el 23 de octubre.

"Tengo un presentimiento de que ella sigue viva. Siempre he sido un tipo de persona de los que ve el vaso medio lleno", advirtió en ese momento Fitzgerald.

"Finalmente queremos agradecer especialmente a la familia por su apoyo y paciencia mientras este caso estaba sucediendo. Les prometimos que ibamos a traer a Jayme a casa y esta noche podemos cumplir esa promesa. Desde el fondo de mi corazón GRACIAS!", escribió este jueves el sheriff.

En fotos: El valiente escape de Jayme Closs, la niña que fue secuestrada tras el asesinato de sus padres

Loading
Cargando galería
Publicidad