null: nullpx
Desapariciones

Las claves para entender el caso de Marco Antonio, el estudiante que desapareció tras ser arrestado por policías en la Ciudad de México

El estudiante de la UNAM, de 17 años de edad, desapareció el pasado 23 de enero. Sin embargo, no fue hasta cinco días después, y luego de una búsqueda de los familiares en diversos ministerios públicos del Estado de México, cuando encontraron pistas de su paradero.
29 Ene 2018 – 04:41 PM EST
Comparte
Cargando Video...

CIUDAD DE MÉXICO.- Marco Antonio Sánchez Flores, el joven desaparecido tras ser detenido por policías de la Ciudad de México, fue localizado la noche del domingo, sin embargo, tuvo que pasar la madrugada en un hospital debido a que presenta lesiones en el rostro y dijo que no recordaba su nombre.

El estudiante de la UNAM, de 17 años de edad, desapareció el pasado 23 de enero. Sin embargo, no fue hasta cinco días después, y luego de una búsqueda de los familiares en diversos ministerios públicos del Estado de México, cuando encontraron pistas de su paradero.

Durante ese lapso de tiempo se generó una ola de protestas ciudadanas y de defensores de Derechos Humanos que exigían la aparición con vida del menor. Ahora, pese a que Marco Antonio se encuentra ya con su familia, un grupo estudiantil ha decidido hacer un paro de labores hasta que se esclarezca qué fue lo que sucedió al joven para encontrarse tan perturbado mentalmente.

Estas son las pistas cronológicas del caso que ha generado indignación y protestas en México:

23 de enero: un arresto arbitrario

Ese martes Marco Antonio se encontraba con un amigo tomando fotografías de un mural que se encuentra cerca de la estación del Metrobús Rosario, en el noroeste de la Ciudad de México. De pronto, de acuerdo con diversos testigos, llegaron cuatro policías capitalinos quienes esposaron al joven y lo subieron a una patrulla argumentado que sería trasladado a un Ministerio Público cercano.

Sin embargo, cuando los padres de Marco Antonio fueron al lugar donde estaría detenido, los oficiales les dijeron que no lo habían trasladado y que lo habían dejado ir.

En una imagen tomada por su amigo y difundida en redes sociales, se observa al joven tumbado en el suelo, mientras un policía parece golpearlo y otros vigilan la situación.

Desde ese día, los familiares del menor emprendieron una búsqueda en diversas agencias del Ministerio Público sin ningún resultado, por lo que el papá de Marco Antonio denunció la desaparición ante el Centro de Atención de Personas Extraviadas y Ausentes.

24 enero: el caso llega a organizaciones de derechos humanos

De acuerdo al comunicado emitido por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, el 24 de enero a las 01:10 horas de la madrugada recibieron una queja por parte de los padres, quienes denunciaron la detención arbitraria de su hijo.

25 enero: Circula ficha para su localización

Ese día la Procuraduría comenzó a difundir un boletín para ayudar en la localización del menor. Por su parte diversas organizaciones de Derechos Humanos difundieron medidas cautelares.

Organizaciones como la Red por los derechos de la Infancia en México (REDIM) formuló un escrito en el que exigía al gobierno de la ciudad la presentación con vida del adolescente y la detención de los policías.

Sin embargo, pese a que el caso de Marco Antonio ya se había vuelvo mediático, las autoridades no habían emitido ninguna información oficial sobre su paradero ni sobre los avances en la investigación.

26 enero: Primer comunicado de la Procuraduría

Tres días después de su desaparición, el 26 de enero de 2018 la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX declaró que “coadyuva en la búsqueda del joven extraviado en Azcapotzalco y que presentó a los elementos policiales involucrados frente a la Fiscalía Antisecuestros

27 de enero: #DóndeEstáMarcoAntonio

Comenzaba el fin de semana y la Universidad Autónoma de México exigió la presentación pública e inmediata de Marco Antonio, además demandó una investigación exhaustiva de los hechos para castigar a los responsables de la detención arbitraria.

Organizaciones, actores, políticos escritores, comenzaron a utilizar el hashtag #DóndeEstáMarcoAntonio en las redes sociales para exigir la aparición con vida del estudiante. Además, convocaron una protesta.

Ese mismo día, según relataron las autoridades el domingo tras la aparición de Marco Antonio, a las 22:15 horas, un joven con las características de Marco fue puesto a disposición de un juzgado en Tlalnepantla, debido a que lo observaron en actitud sospechosa deambulando por las calles donde corría peligro.

Sin embargo, al no haber ningún argumento para su detención fue liberado a las 22:25 y salió por su propio pie con rumbo nuevamente a Mario Colín.

28 enero: Aparece Marco Antonio

La marcha fue convocada para ese domingo a las 13:00 horas. Cientos de personas acudieron al emblemático Ángel de la Independencia.

Casi al mismo tiempo que se desarrollaba la marcha, el subsecretario de información e inteligencia policial José Gil García, junto con Agustín González Guerrero quien es el director general de Asuntos internos, enviaron un mensaje a medios en el que confirmaron que el estudiante sí fue detenido por las autoridades, pero aseguraron que unas calles adelante lo dejaron en libertad a petición de una persona que no fue identificada.

Aseguraron también que dos de los cuatro policías que participaron en el arresto fueron detenidas. Estos policías fueron identificados como Ubel Mora, Ricardo de la Rosa, Ricardo Trejo y Martín González.

Ese mismo domingo por la noche el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, negó que le caso de Marco Antonio fuera una desaparición forzada y presentó una serie de videos en los que aparece Marco Antonio en un juzgado de Tlalnepantla, en el Estado de México, pero aseguró que luego fue liberado.

Una hora después de la publicación de los videos, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México señaló que Marco Antonio fue localizado en un fraccionamiento del Estado de México, a casi 30 kilómetros de distancia de donde fue visto por última vez. Relató que fue una llamada ciudadana la que dio aviso a las autoridades sobre la localización del joven. Una vez localizado, se le tomó una fotografía que se envió a los padres del joven.

El joven pasó la noche en un hospital psiquiátrico y fue diagnosticado con heridas que tardarán en sanar más de 15 días.

Loading
Cargando galería
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés