Desapariciones

Así fue el rescate de la niña Jayme Closs en el que una vecina y su perro fueron la clave

La adolescente de 13 años, que buscaban desesperadamente su familia y las autoridades desde hace tres meses luego de que sus padres fueron asesinados, escapó de la casa donde permanecía cautiva a las afueras de un pueblo llamado Gordon. Esta es la historia de cómo Jeanne Nutter y su perro Henry la encontraron.
12 Ene 2019 – 8:41 PM EST

Jeanne Nutter es una trabajadora social retirada que actualmente es consejera en la Universidad de Wisconsin-Madison. Este jueves llegó con su esposo a pasar unos días libres en su cabaña de recreo a las afueras de Gordon, un pueblo en un área rural en el condado de Douglas, Wisconsin. Su perro, un golden retriever llamado Henry, quería salir a pasear y a pesar del frío que hacía, ella decidió sacarlo un rato.

En mitad del camino salió del bosque una niña despeinada, que solo vestía un pantalón, una camiseta y unos zapatos que le quedaban muy grandes. Nutter estaba aterrada porque la menor venía gritando "por favor, ayúdeme, no sé dónde estoy, estoy perdida" y con solo ver su ropa ya sabía que algo andaba mal.

Cuando ya estuvieron más cerca, la niña se acercó y le dijo a la mujer: "¡Soy Jayme!".

Era Jayme Closs, la adolescente de 13 años que las autoridades llevaban buscando casi tres meses después de que encontraron a sus padres asesinados en la casa y cero rastros de ella. La búsqueda era nacional y la cara de Closs había salido en todos los medios, por lo que no le estaba diciendo solo su nombre, sino que le estaba dando la noticia que los familiares de esta menor llevaban meses esperando escuchar.

"Cuando me dijo quién era, caí en cuenta que debió haber salido apurada", contó Nutter a CNN. Y no se equivocaba, pues la niña se había acabado de escapar del lugar donde permanecía secuestrada por el hombre que había matado a sus padres y corría en busca de ayuda.

En ese momento, recuerda la mujer, su instinto de trabajadora social salió a flor y pensó que aunque tuviera miedo de no saber si su o sus captores la estaban buscando, tenía que ayudarla. "Yo he sido trabajadora social toda mi vida. Estaba en protección infantil, así que creo que esa personalidad mía se encendió", le dijo al USA Today en Wisconsin.

Sin saber si el peligro aún estaba cerca, en lugar de llevarla a su casa, la mujer pensó que tenía que buscar primero un lugar seguro. "Yo estaba aterrada, pero no quería que ella lo viera", admitió Nutter a la agencia AP. "Mi meta era llevarla a un lugar seguro y llamar al 911".

"Yo solo la agarré y le dije 'vamos a encontrar a alguien que esté en casa, vamos a llamar a la Policía. Vas a estar bien, vas a estar a salvo, vas a estar bien, vas a estar bien", contó la mujer que le dijo a la niña, quien estaba demacrada y sucia, pero parecía sana.

Así que empezó a golpear en las primeras casas que encontró para pedir ayuda de los vecinos, hasta que abrió la puerta Kristin Kasinskas.

- "¡Esta es Jayme Closs! ¡Llame al 911 ahora mismo!", le indicó Nutter a la vecina que atendió.

Dentro de esta casa le ofrecieron algo de beber y comer a Closs, pero la menor no quería en medio del shock en el que estaba. Lo único que tenía era frío y se envolvió en una cobija que le ofrecieron mientras esperaban la llegada de las autoridades.

La adolescente no tenía idea de cuánto tiempo llevaba cautiva en una casa ubicada en esa misma zona, que queda a una hora de la vivienda de su familia, donde sus padres fueron asesinados el pasado 15 de octubre. Con la ayuda de la niña en la descripción del secuestrador, la Policía pudo capturar al sospechoso, Jake Thomas Patterson, de 21 años.

"Simplemente estaba en el lugar adecuado a la hora adecuada", dijo Nutter sobre la casualidad de haber sido ella quien encontró a Jayme Closs. "Estoy muy feliz de que esté sana y salva. Creo que es como un milagro que todavía esté viva".

"Me alegro de que mi perro hubiera querido salir a caminar y que lo hayamos hecho, porque allí estaba ella", agregó.

Jayme fue trasladada al hospital, donde pasó la noche para ser evaluada y este viernes fue reunida con sus familiares. La menor está ahora con su tía Jennifer Smith y su perro, Molly, según informó CNN.

"Estoy muy emocionada por su familia y de que ella esté en casa y que sea un final feliz. Este es un gran día para ella y su familia", concluyó Nutter.


En fotos: El valiente escape de Jayme Closs, la niña que fue secuestrada tras el asesinato de sus padres

Loading
Cargando galería
Publicidad