null: nullpx
Crisis en Venezuela

La oposición venezolana llama a más protestas de calle para presionar por el referendo contra Maduro

La alianza antichavista anunció que entre el 26 y el 28 de octubre reunirá las firmas necesarias para convocar la consulta este mismo año.
26 Sep 2016 – 4:17 PM EDT

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció este lunes que sí participará en el proceso de recolección de firmas para activar el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, pese a cuestionar las condiciones impuestas la semana pasada por la autoridad electoral para buscar el 20% de las firmas del padrón de votantes –equivalente a 3.9 millones de electores– que exige la Constitución. Al mismo tiempo, la alianza convocó a una protesta nacional durante todo el mes próximo para obligar al chavismo a respetar la Constitución y aceptar la celebración de la consulta en 2016.

El Consejo Nacional Electoral, controlado por el chavismo, indicó el miércoles 21 de septiembre que el proceso de acopio de las rúbricas se desarrollará del 26 al 28 de octubre. Aunque el cargo de Presidente de la República se escoge por la circunscripción nacional, el Poder Electoral exige a la oposición que recoja el 20% de los autógrafos de cada uno de los 23 estados y del Distrito Capital. Esto no solo contradice el artículo 72 constitucional, sino que echa por tierra el criterio que ya se aplicó en 2004, cuando el difunto presidente Hugo Chávez enfrentó un revocatorio en el cual resultó ganador.

La MUD había solicitado la instalación de 19,500 máquinas “captahuellas” o de identificación biométrica para facilitar el desarrollo de la jornada. Sin embargo, el ente comicial solo admitió desplegar 5,392; una cantidad que los técnicos opositores consideran insuficiente para lograr reunir las 3,9 millones de firmas en el lapso estipulado.


“Activaremos el revocatorio cumpliendo lo que está en la Constitución: la recolección de firmas que representen al menos el 20% del padrón electoral a nivel nacional (…) Acataremos solo la condición que establece la Carta Magna y rechazamos de antemano cualquier condición que sea violatoria de la Constitución y que sea utilizada como excusa por el CNE para negar o retrasar la activación del revocatorio en 2016”, aclaró el secretario ejecutivo de la coalición, Jesús Torrealba.

Torrealba encabezó el acto de masas que protagonizó la MUD este lunes para responder al Poder Electoral. “Llamamos a realizar a partir de hoy actividades de protesta y organización todos los días y en todo el país”, exclamó el portavoz de la alianza opositora, que desde ya invitó a la población a participar el miércoles 12 de octubre en una “jornada especial de movilización nacional” para “hacerle saber al régimen y a sus agentes electorales que la recolección del 20% es nacional y que el revocatorio es este año”.

La oposición pretende convertir los tres días de recolección de firmas en una “toma de Venezuela”, para ejercer presión sobre Maduro y la cúpula del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que ha repetido hasta la saciedad que la consulta no se realizará este año. “Si el régimen desacata la Constitución, es nuestro deber activarnos como pueblo y obligarlos en la calle y en las instituciones a acatarla”, sentenciaron.


La MUD tardó cinco días en definir su estrategia, luego de conocer la resolución del Poder Electoral. Ese tiempo se dedicó a superar las discrepancias internas y consultar a distintos actores de la sociedad civil venezolana para precisar los pasos a seguir. En el mitin de este lunes intervinieron los principales líderes de la alianza, desde la exdiputada María Corina Machado hasta el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, y el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup. Todos reconocieron que dejaron a un lado sus diferencias para luchar por el mismo objetivo: sacar al chavismo del poder antes de que finalice 2016.

Mientras Torrealba iniciaba la lectura del comunicado elaborado por la MUD, Maduro ordenó la difusión de una cadena obligatoria de radio y televisión con motivo del inicio del nuevo año escolar. De esa manera, el Jefe de Estado –que apareció en pantalla entonando canciones infantiles– impidió que los venezolanos escucharan en señal abierta el mensaje de la oposición a través de los pocos medios que transmitían el evento.


Publicidad