Crisis en Venezuela

Cómo el presidente Nicolás Maduro se metió sin saber en una protesta en su contra en Margarita

Tras difundir imágenes de la sonora manifestación en la localidad de Villa Rosa, el periodista Braulio Jatar, director del portal Reporte Confidencial, fue detenido por las autoridades en un procedimiento que su familia calificó como “un secuestro”.
5 Sep 2016 – 1:46 PM EDT

La isla de Margarita, principal destino turístico de Venezuela, es famosa internacionalmente por sus maravillosas playas, bellos paisajes naturales e intensa actividad comercial. Sin embargo, ahora es noticia a escala global por sus cacerolas.

Aunque la llamada “perla del Caribe” se distingue por recibir con los brazos abiertos a los visitantes que provienen de distintas partes del mundo, la noche del viernes 2 de septiembre ocurrió un hecho insólito que dejó en evidencia que no todos los forasteros son bienvenidos. Residentes de Villa Rosa, un barrio humilde y hasta ahora anónimo del estado Nueva Esparta, propinaron un sonoro cacerolazo al mismísimo presidente de la República, Nicolás Maduro, cuando recorría el sector históricamente de mayoría chavista.

Un video que recogía el incidente se regó como la pólvora por las redes sociales. La prensa local ha intentado reconstruir el episodio, valiéndose del relato de algunos testigos que prefieren resguardar su identidad por temor a represalias.

“Al principio solo querían que se fuera. Furioso por el cacerolazo, él mismo (Maduro) rompió el cordón de seguridad y se enfrentó con la gente. A algunos les arrancó las cacerolas”, describió un vecino al diario El Nacional de Caracas. “Su error fue creer que la gente lo aplaudía. Se confundió y por eso se bajó del carro (…) Él (Maduro) decidió bajar y le comenzaron a tirar piedras y a decirle groserías. Él tuvo que salir corriendo, él no se esperaba esto”, confió otro habitante de Villa Rosa al periódico caraqueño.

El abogado Henry Haspe, miembro de la ONG Nueva Esparta en Movimiento, cuenta a Univision Noticias que según las versiones que ha podido recabar, el gobernador de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, “le arrebató violentamente una cacerola a una señora” y su colega de Aragua, Tareck El Aissami, “trató de sacar un arma para intimidar a la gente”.

“Maduro cometió el error de romper su anillo de seguridad. Su caravana jamás fue atacada, simplemente la comunidad ejerció su derecho a la protesta y luego se dio este suceso vergonzoso, con el Presidente increpando y quitándole una olla a una señora que le reclamaba”, prosigue el defensor de Derechos Humanos.

Haspe señala que efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) tomaron Villa Rosa, realizaron “allanamientos irregulares” y amenazaron a la población. Además, citaron a declarar a los comerciantes del barrio, “buscando a los presuntos responsables de ‘financiar’ el cacerolazo” contra el Jefe de Estado.

En la cárcel

El vocero de la ONG destaca que, hasta el momento, “no hay detenidos entre los manifestantes”. Pero las autoridades sí encarcelaron a un periodista por difundir las imágenes del repudio sufrido por Maduro. Braulio Jatar, director del portal Reporte Confidencial, fue capturado por el Sebin el sábado pasado en medio de un procedimiento que su familia calificó como “un secuestro”.

“Se lo llevaron a las 9 de la mañana y su familia no supo nada hasta la medianoche. Funcionarios del Sebin, utilizando pasamontañas y armas largas, allanaron su casa sin orden judicial. El único delito que cometió mi hermano Braulio fue divulgar los videos que reseñan cómo cacerolearon a Maduro en un barrio que tradicionalmente era chavista”, señaló la economista Ana Julia Jatar, esposa del exministro Ricardo Hausmann, profesor de Desarrollo Económico en la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard.

El director de la ONG Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, precisó que el dueño de Reporte Confidencial fue imputado este lunes por "legitimación de capitales". Haspe advierte que esta medida permitirá al Gobierno congelar e incautar los bienes del comunicador, "silenciando de esa manera a su medio". En abril de 2014, el Sebin registró la vivienda y las oficinas de Jatar por haber transmitido videos sobre las protestas callejeras que enfrentó hace dos años el régimen chavista.

Ana Julia Jatar indicó que su hermano Braulio también tiene la nacionalidad chilena, razón por la cual el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet estará atento al desarrollo de este caso. “Braulio fue llevado a los tribunales de La Asunción –capital de Nueva Esparta – esperando que le dicten cargos. Allí se presentó la cónsul chilena para solicitar conversar con él”, reveló la también editora en jefe de Mas Media Boston, que aseguró que el Senado de Chile abordará el tema este martes.

“Mi hermano es hipertenso crónico y ayer domingo tenía la tensión muy alta, no le habían permitido que tomara sus medicinas. Si mi cuñada, Silvia Martínez, no le lleva comida, no se puede alimentar. Bajo esas condiciones, un hipertenso puede tener un problema muy serio en cualquier momento”, expresó la preocupación de la familia.

Tormenta política

El chavismo ha acusado a la oposición de “manipular” los videos sobre lo ocurrido en Villa Rosa.

“Pretender tapar la derrota del 1S con un cacerolazo de un grupo en una comunidad es el claro reflejo de lo que le quedó a la derecha”, escribió a través de su cuenta en Twitter el ministro de Información y Comunicación, Luis José Marcano, haciendo referencia a la “toma de Caracas” que este primero de septiembre realizó la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y que, pese a congregar a decenas de miles de personas para exigir el referendo revocatorio, el Gobierno tachó de “fracaso”.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó este lunes una concentración en Villa Rosa en apoyo al dignatario venezolano, tratando de posicionar la etiqueta #VillaRosaConMaduro. La reacción del oficialismo llega casi tres días después del desprecio que padeció el líder de la revolución y que convirtió a la desconocida #VillaRosa en una tendencia en Twitter.

Mientras tanto, la MUD regional emitió un comunicado solidarizándose “con los valientes ciudadanos de Villa Rosa y de todos los rincones del estado Nueva Esparta que sufren, padecen y sienten en carne propia las consecuencias del mal gobernar y quienes al menos pudieron manifestarle en primera persona al principal culpable de nuestras desgracias sus pareceres”.

En las elecciones presidenciales de 2013, Maduro obtuvo la mayoría de los votos en Villa Rosa (50,61%) sobre su contrincante, Henrique Capriles Radonski (49,12%). A finales de ese mismo año, en los comicios municipales, el PSUV volvió a ganar con 57,41% de los sufragios. La historia cambió en las parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, cuando la oposición se recompuso y arrasó con 60,02% de las papeletas, según un análisis publicado por el político Guillermo Aveledo Coll.

Margarita es una isla, pero atraviesa las mismas penurias que estremecen a los venezolanos de tierra firme. La Cámara de Comercio de la entidad solicitó en abril al Gobierno que declarara en crisis a la región, debido a “las fallas en el servicio de electricidad y agua, desabastecimiento de alimentos y de medicinas, la inseguridad, el abandono del Puerto Libre y el impacto negativo de toda esa problemática en la actividad turística”.

Y ahora en este paraíso insular, como en el resto del país, también suenan las cacerolas.


Lea también:


Publicidad