null: nullpx
Narcotráfico

Una bebé ilesa en un auto lleno de balas y otros siete niños, todos hermanos: los sobrevivientes de la masacre en el norte de México

La matanza de 9 miembros de una familia mormona de origen estadounidense en el ataque armado dejó también ocho sobrevivientes. Según sus familiares, la mayoría están heridos y todos están "muy traumatizados" tras haber permanecido horas en la sierra al lado de los cuerpos de sus madres muertas.
5 Nov 2019 – 3:25 PM EST

Lo que debería haber sido un viaje cotidiano de tres madres con sus hijos para hacer recados se convirtió el lunes en una tragedia que la familia LeBarón nunca olvidará: nueve de sus miembros fueron asesinados a sangre fría en una emboscada en la sierra de Sonora (México), mientras que otros ocho, niños de entre 7 meses y 14 años, sobrevivieron.

La mayoría de ellos sufrió heridas de bala y están siendo tratados en un hospital de Arizona. Y todos ellos están "sumamente traumados", según le dijo un familiar de las víctimas, Alex LeBarón, a Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula. Los pequeños fueron encontrados escondidos entre la maleza "después de 12 horas en la sierra solos con los cuerpos de sus madres tirados a un lado de ellos", explicó.


La tragedia ocurrió cuando tres mujeres de la comunidad religiosa mormona de LeBarón viajaban en tres camionetas junto a 14 niños en una zona remota entre los estados de Sonora, donde está su comunidad, y Chihuahua, donde dos de ellas viajaban para visitar a unos familiares y hacer compras, mientras que la tercera se dirigía a Phoenix (Arizona) a recoger a su esposo en el aeropuerto. Pero los vehículos de las tres familias nunca llegaron a su destino porque fueron interceptados y atacados por un grupo armado.

“A un vehículo se le poncha la llanta, en el que viajaba Rhonita (María LeBarón) con sus 4 niños. Se regresa al poblado de La Mora para cambiar de camioneta”; después, el auto fue encontrado baleado e incinerado con los niños y su madre dentro", explicó Alex LeBarón.

Las otras dos conductoras, que se habían adelantado en el camino mientras la tercera iba a buscar ayuda para arreglar la llanta, también fueron interceptadas más adelante. Los criminales mataron a las mujeres y a dos de los niños, pero otros ocho lograron sobrevivir. Estas son sus historias:


Una bebé de 7 meses ilesa en un auto agujereado por las balas

La familia LeBarón aún no se explica cómo Faith Marie Johnson, de solo 7 meses de edad, pudo salir ilesa de la masacre. La pequeña fue encontrada en la sillita de bebé que aparentemente su mamá, Christina Langford, de 31 años, había colocado en el suelo del carro para protegerla.

"Encontré a Christina afuera del automóvil boca abajo, asesinada. Encontré a su bebé que estaba viva", dijo Julián LeBarón en la noche del lunes en comunicación con Imagen TV.


La familia confirmó en un comunicado que el vehículo en el que viajaba la bebé con su madre estaba agujereado por las balas, pero la niña consiguió salir milagrosamente ilesa.

Según el relato algunos de los niños sobrevivientes, Christina Langford salió de su auto con los brazos en alto para hacerles saber a los atacantes que en los vehículos había mujeres y niños. "Dio su vida para tratar de salvar al resto", se lee en un relato publicado en Facebook por Kendra Lee Miller, otra familiar.

Dos niños buscan ayuda y el resto se quedan escondidos en la sierrra

Los otros siete niños que lograron sobrevivir eran hijos de Dawna Ray Langford, de 43 años, que falleció en el mismo lugar del ataque a Christina Langford, junto a dos de sus hijos: Trevor Harvey Langford, de 11 años, y Rogan Jay Langford, de 2.

Según la versión de la familia, tras ser testigos de la muerte a tiros de su madre y dos de sus hermanos, uno de los hijos mayores de Dawna, Devin, de 13 años, dejó a sus hermanos escondidos en unos arbustos mientras él iba a buscar ayuda.

Él fue el primero en llegar a La Mora, la comunidad donde vive su familia a unas 14 millas de donde fueron emboscados, sobre las 5:30 pm, seis horas después del ataque, y pudo dar la voz de alerta del ataque.

Impaciente porque Devin no regresaba, la mayor de los hermanos, Kylie, de 14 años, que estaba herida en un pie, envió a otra de las niñas, Mckenzie, a buscar ayuda. Pero la pequeña de 9 años se perdió y, tras caminar 10 millas durante cuatro horas en la noche, pudo ser encontrada.

“La encontraron, ya tarde, con bien; un balazo en un pie, en un brazo", le dijo Alex LeBarón a Ciro Gómez Leyva.

Los hermanos heridos son, según los datos de la familia:


  • Kylie Evelyn Langford, de 14 años y con una herida de bala en el pie.
  • Devin Blake Langford, de 13 años (ileso).
  • Mckenzie Rayne Langford, de 9 años y con heridas en un brazo y un pie.
  • Cody Greyson Langford, de 8 años y con heridas en la mandíbula y la pierna.
  • Jake Ryder Langford, de 6 años (ileso).
  • Xander Boe Langford, de 4 años y con una herida en la espalda.
  • Brixon Oliver Langford, de casi 9 meses y herido de bala en el pecho.

Cinco de los niños heridos están siendo atendidos en el Centro Médico Diamond Children's en Tucson (Arizona).

En fotos: Al menos 9 miembros de una comunidad mormona son asesinados en el norte de México

Loading
Cargando galería
Publicidad