null: nullpx
Mafia

"No hay amor": acusan a un mafioso de Nueva York de pagar $200,000 por asesinar a su padre y hermano

Una investigación federal afirma que Anthony Zottola, presunto integrante de la organización criminal Cosa Nostra, contrató a miembros de la pandilla Bloods para que mataran a sus propios familiares, también ligados a la mafia en esa región. Para planear los crímenes hablaron en clave refiriéndose al asesinato del padre como "el rodaje de una película" y "la escena final", según la acusación.
19 Jun 2019 – 6:29 PM EDT

Cuando el mafioso italoamericano Sylvester Zottola, de 71 años, fue asesinado a sangre fría el pasado 4 de octubre mientras esperaba su pedido en la ventanilla de un McDonald’s en el Bronx, en Nueva York, las primeras líneas de investigación apuntaban hacia sus negocios ilícitos y sus enemigos rusos.

Pero al seguir el rastro de los mensajes de texto que recibió uno de los acusados de participar en ese crimen, los agentes federales dieron con el presunto autor intelectual, el propio hijo del capo, Anthony Zottola. También lo vinculan con el intento de asesinato de su hermano Salvatore, quien sobrevivió a varios disparos que recibió frente a su casa en julio de 2018.

La Fiscalía federal asegura que Zottola, de 41 años, le pagó más de 200,000 dólares a un miembro de alto rango de la pandilla afroamericana Bloods para que matara a sus familiares. El jefe pandillero encargó los homicidios a miembros de su banda.

"Aparentemente no hay amor entre Zottola y sus familiares, tanto así que habría contratado a miembros de la pandilla Bloods para matar a su hermano y a su padre", dijo en un comunicado William F. Sweeney Jr, subdirector de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Nueva York.

Anthony Zottola se encuentra bajo custodia federal desde este lunes. El Departamento de Justicia (DOJ) lo menciona como el principal acusado en una lista de 10 personas que supuestamente conspiraron para asesinar a Sylvester y tratar de quitarle la vida a Salvatore.

También los señalan de uso ilegal de un arma de fuego, así como de asesinato con un arma. Si son encontrados culpables enfrentarían una sentencia de hasta cadena perpetua o incluso la pena de muerte.

La noche del 4 de octubre de 2018, Sylvester Zottola recibió cuatro balazos en el torso y uno en la cabeza. Su violento final fue descrito como un asesinato al estilo de la mafia. La Policía cree que su asesino lo siguió durante varios meses hasta que lo mató a tiros en un drive-thru de McDonald’s.

Sylvester era parte de la cúpula de la familia de los Bonanno, una de las cinco que integran la Cosa Nostra. Por varios años fue socio de Vincent J. Basciano, quien dirigió brevemente esa organización a principios de la década de 2000 hasta que fue condenado a cadena perpetua en una prisión federal por cargos de asesinato y crimen organizado. Se cree que en su larga carrera delictiva extendió sus vínculos más allá de ese grupo criminal, logrando acuerdos con los clanes Lucheses y Genovese.

Documentos judiciales citan que este capo suministró y prestó servicio a las máquinas de Joker Poker en centros de juego controlados por la mafia durante los años 90 y principios de la década siguiente.

¿Falsa promesa?

En su concurrido funeral en la iglesia St. Theresa of the Infant Jesus en el Bronx el 9 de octubre de
2018, su hijo Anthony le hizo esta promesa: "Haré mi parte para nunca decepcionar a mi hermano, a mi hermana, a mi madre, especialmente a usted (Sylvester)".

Unos días antes, Anthony se comunicó a través de mensajes de texto con Bushawn Shelton, alias 'Shelz', de 35 años y uno de los jefes de los Bloods, para planear el asesinato de su padre. Los fiscales alegan que hablaron en clave refiriéndose al crimen como "el rodaje de una película" y "la escena final". Para evitar mencionar directamente a su padre, le decía "el actor"; y al sicario le llamaba "el director".

La investigación señala que Shelton le pidió a un miembro de su pandilla que matara a Sylvester, pero el pistolero terminó colaborando con las autoridades y lo delató.

Cuando los federales registraron el apartamento del líder de la pandilla en Brooklyn encontraron 45,000 dólares en efectivo y armas de fuego. En octubre lo acusaron del asesinato del capo, pero hasta este martes se reveló que lo había contratado Anthony, el hijo de la víctima.

En la mira de los Bloods

La familia Zottola fue blanco de varios ataques entre septiembre de 2017 y octubre de 2018, todos ordenados por Anthony Zottola, de acuerdo con la acusación federal.


  • El 26 de noviembre de 2017, Sylvester fue amenazado a punta de pistola por un hombre enmascarado.
  • El 27 de diciembre de 2017, tres hombres invadieron la residencia de Sylvester, le pegaron en la cabeza con un arma, lo apuñalaron varias veces y le cortaron la garganta. Lo dieron por muerto, pero sobrevivió al ataque.
  • El 11 de julio de 2018, un hombre le disparó a Salvatore varias veces en la cabeza, el pecho y una mano frente a su casa. El hermano de Anthony fue trasladado a un hospital, donde le salvaron la vida.
  • El 4 de octubre de 2018, Sylvester fue asesinado a tiros en su vehículo en un McDonald's del Bronx. Recibió tres balazos en el hombro, otro en el pecho y uno más en la cabeza.

Después de que Sylvester fue baleado fatalmente, uno de los acusados le envió a Shelton este mensaje de texto: "hecho". Minutos después, el jefe de la pandilla le escribió a Anthony pidiéndole verse para celebrar y/o discutir aparentemente sobre el pago por el asesinato: "¿Podemos ir de fiesta hoy o mañana?".

Después de reunirse al día siguiente, Anthony le aseguró que pronto le pagaría: "Tengo las cajas de agua en aproximadamente un día". Cuando las autoridades registraron uno de los celulares de Shelton encontraron una foto de una caja de cartón con agua embotellada y más de 200,000 dólares en efectivo.

"Todo bien. ¿Bebiste el agua? ¿Fue la correcta?", le escribió al jefe de los Bloods el 7 de octubre de 2018. Su respuesta fue: "Definitivamente fue la correcta, gracias a que pude regar las plantas y cuadrar algunas de ellas".

Durante la madrugada del martes, las autoridades registraron la casa de Anthony Zottola, en la cual confiscaron unos 100,000 dólares en efectivo. En la vivienda de otro acusado hallaron una pistola.

"Como se alega, Zottola puso en marcha un complot para matar a su padre y su hermano y los miembros de la pandilla Bloods llevaron a cabo actos extremos de violencia para cobrar un pago por los ataques", declaró el fiscal federal Richard P. Donoghue.

"Zottola y Shelton se refirieron a los asesinatos planeados como 'filmar una película', pero gracias al trabajo sobresaliente de la Policía, el final de su complot se llevará a cabo en un tribunal federal", agregó el funcionario.

Los otros acusados son Jason Cummings, alias 'Hat', de 31 años; Alfred Lopez, apodado 'Aloe', de 36; Julian 'Bizzy' Snipe, de 32; Herman Blanco, alias 'Talibán', de 34; Arthur Codner, apodado 'Feddi' y 'Scary', de 31; Kalik 'Dot' McFarlane, de 37 años; y Himen Ross, 'Ace' y de 33.

Este caso está siendo procesado por la sección de crimen organizado y pandillas de la Fiscalía federal.

Mira también:


En fotos: Desde la 'Reina del Pacífico' hasta 'El Chapo', los narcos que han terminado presos en EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad