null: nullpx
Violencia Política

Enrique Tarrio, el líder de los Proud Boys, es sentenciado a más de 5 meses en prisión

"Este tribunal debe respetar el derecho de cualquier ciudadano a reunirse pacíficamente y protestar (…) pero la conducta del señor Tarrio en estos casos criminales no reivindica ninguno de estos valores democráticos”, explicó el juez Harold L. Cushenberry Jr, del Tribunal Superior de D.C., tras dictar la sentencia.
23 Ago 2021 – 11:47 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El líder de Proud Boys, Enrique Tarrio, fue sentenciado este lunes a pasar más de cinco meses en prisión por quemar una pancarta de Black Lives Matter que había sido arrancada de una histórica iglesia negra y por traer dos cargadores de armas de fuego de alta capacidad en Washington, D.C. días antes de los disturbios en el Capitolio el pasado 6 de enero.

Durante una audiencia realizada por videoconferencia, Tarrio aceptó en la corte que lo que había hecho estaba mal y que lamentaba “profundamente" sus acciones y las calificó de "grave error", contó AP.


El líder de la organización extremista de derecha fue arrestado dos días antes de llegar a Washington D.C. y de que ocurrieran los disturbios en el Capitolio, en donde miles de partidarios del expresidente Donald Trump -entre los que estaban miembros de los Proud Boys- irrumpieron la certificación del voto del Colegio Electoral.

“Este tribunal debe respetar el derecho de cualquier ciudadano a reunirse pacíficamente y protestar (…) pero la conducta del señor Tarrio en estos casos criminales no reivindica ninguno de estos valores democráticos”, explicó el juez Harold L. Cushenberry Jr, del Tribunal Superior de D.C., tras dictar la sentencia.

Aunque Tarrio no estaba presente en la capital del país durante los disturbios en el Capitolio, el juez insistió en que Tarrio -quien ha dirigido la organización de extrema derecha desde 2018- socavó la democracia estadounidense.


El pasado 12 de diciembre, miembros de Proud Boys robaron una pancarta sobre Black Lives Matter de la Iglesia Metodista Unida de Asbury, para luego prenderle fuego. El mismo Tarrio publicó una foto suya en su cuenta de Parler en la que se le puede ver sosteniendo un encendedor, antes de admitir días después que había participado en el suceso.

“Su acto descuidado de violencia y odio, dirigido a una congregación de personas con una historia vivida de injusticia social y racial, tuvo el efecto presumiblemente deseado”, dijo el reverendo Dr. Ianther Mills, pastor de la iglesia, quien le dijo al juez que este incidente cometido por los Proud Boys había sido “un acto de intimidación y racismo que causó un daño inconmensurable en la comunidad”.

El juez agregó que Tarrio -quien se declararó culpable en julio por dos delitos menores- merecía pasar más tiempo en prisión que los tres meses que los fiscales le habían solicitado porque había cruzado “intencional y orgullosamente la línea de la protesta a una conducta criminal peligrosa y potencialmente violenta”.


Unas 600 personas han sido acusadas tras el asalto al Capitolio, varias de ellas con acusaciones más graves como intentar bloquear la certificación del voto. Además, unas tres docenas de las personas involucradas han sido identificadas como líderes o miembros de los Proud Boys. Hasta el momento, Tarrio no ha sido acusado sobre el ataque al Capitolio.

Los Proud Boys, que se describen como una agrupación políticamente incorrecta para “chovinistas occidentales”, han sido puestos en centro de las investigaciones sobre los disturbios del Capitolio, junto a otros grupos extremistas como los Oath Keepers.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés