Violencia Política

La sustituta de un alcalde asesinado huye de México por presuntas amenazas

Elvia Ortega, quien iba a estar al frente de un municipio de Michoacán, dijo en su cuenta de Facebook que jamás volvería a participar en la vida pública e informó que salía del país sin explicar las razones. Funcionarios de su partido, Morena, aseguraron fue amenazada por una organización criminal.
4 Sep 2018 – 2:21 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Elvia del Socorro Ortega Peláez iba a ser la alcaldesa de Buenavista Tomatlán, una población en el estado mexicano de Michoacán. Iba a ocupar el cargo de Eliseo Delgado Sánchez, quien fue asesinado el 20 de julio en un ataque de un grupo armado. Sin embargo, no jurará al frente del municipio: decidió renunciar ante las presiones de grupos criminales, según dijo su partido.

A través de un video compartido en su cuenta de Facebook, Ortega anunció que renunciaba a los cargos públicos y a la formación que la abanderaba, Morena, después de haber resultado síndica electa del municipio y luego propuesta como presidenta municipal tras el asesinato de Sánchez.


En el video, Ortega manifestó que jamás volvería a participar en la vida pública e informó que huiría del país, por lo que volaría a Tijuana para llegar a Estados Unidos, sin explicar las razones de su decisión. No obstante, funcionarios de Morena aseguraron fue amenazada por una organización criminal.

“Hago pública mi renuncia, y hago público que no me interesa la política, hago público que me voy del país y jamás vuelvo a participar en la vida política. No me interesa", dijo la mujer en un mensaje subido en redes sociales”, señaló en el video.


Posteriormente, en un segundo video, Ortega reafirmó su decisión de dejar el cargo, agradeció a los habitantes de Buenavista Tomatlán y reiteró que se alejaba de la vida política definitivamente.


Tras esta serie de mensajes y luego de presentar su renuncia formalmente al partido, Morena designó a Gordiano Zepeda Chávez como alcalde suplente.

Los hechos de violencia en el municipio de Buenavista Tomatlán han sido recurrentes durante y después del proceso electoral del pasado julio. Además del asesinato de Eliseo Delgado, ganador de la alcaldía en los comicios, el 27 de junio por presuntos sicarios del crimen organizado, también fue asesinado Javier Ureña González, secretario del Ayuntamiento y alcalde en funciones de Buenavista Tomatlán.


Además, durante el pasado proceso electoral fueron asesinados en Michoacán los aspirantes a las alcaldías de los municipios de Taretan, Ocampo y Aguililla y una candidata a diputada local.

La región de Tierra Caliente, donde hay municipios de los estados de Michoacán, Guerrero y del Estado de México, es zona de operaciones de los cárteles de las drogas Jalisco Nueva Generación y La Nueva Familia Michoacana, presente a través de su brazo armado autodenominado Los Viagras.

De acuerdo con Enrique Vargas del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes, durante el periodo electoral se detectaron diversas zonas focalizadas de alto riesgo como Durango, Guerrero y Oaxaca, pero sobre todo en Michoacán.

Sin embargo, no es la única zona en la que, después de los comicios, la violencia contra políticos ha continuado. El pasado lunes Félix Aguilar Caballero, presidente municipal electo de Nopalucan, fue asesinado a balazos en una carretera del céntrico estado de Puebla.

Según la consultora Etellekt, durante el proceso electoral, de septiembre de 2017 al 1 de julio, 152 políticos fueron asesinados, de los cuales 48 eran candidatos o precandidatos.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería


Publicidad