null: nullpx
CityLab Vivienda

Los alcaldes lucharán en el Congreso para promover la vivienda asequible

En medio de la severa crisis nacional en este tema, los líderes locales temen que los planes del gobierno de Trump hagan más difícil encontrar soluciones.
Logo CityLab small
1 Feb 2018 – 03:12 PM EST
Comparte
La alcaldesa de DC, Muriel Bowser, abordó en enero pasado la crisis de las personas sin hogar. Crédito: Sam Warlick/National League of Cities

Según una estimación, el número de indigentes sin refugio creció un 9% el año pasado. Más de medio millón de estadounidenses estuvieron desamparados en una noche determinada en 2017, en refugios o a la intemperie en las calles. Este alarmante aumento se produce en un momento en que la administración Trump amenaza con grandes recortes presupuestarios para la asistencia de vivienda.

Una nueva coalición lanzada por Ed Lee, el fallecido alcalde de San Francisco, está tomando medidas para enfrentar esta crisis antes de que empeore. Mayors & CEOs for US Housing Investment (Alcades y CEOs para la Inversión en Vivienda en EEUU) pretende impulsar la inversión en vivienda asequible y servicios de emergencia para las personas sin hogar, mientras presiona al gobierno federal para que cumpla sus compromisos. Con 14 alcaldes de ciudades estadounidenses colaborando con líderes empresariales, la coalición puede ser la campaña más amplia hasta el momento en la lucha contra la crisis de la vivienda.

"Hacer del desamparo algo raro, breve y no recurrente es una cuestión de voluntad política", dijo Muriel Bowser, alcaldesa de Washington DC, donde el grupo se reunió el jueves.

La coalición bipartidista, la cual representa una gama geográfica y demográficamente diversa de comunidades de todo el país, se ha asociado con la Liga Nacional de Ciudades para cumplir su agenda. Los miembros de la coalición hablaron en la residencia John and Jill Ker Conway, un alojamiento de apoyo permanente para veteranos sin hogar y residentes de bajos ingresos en DC.


Los alcaldes de Los Ángeles, Oakland, Denver, Phoenix y otras ciudades hablaron junto con los líderes de Airbnb y Sutter Health sobre los esfuerzos para impulsar la vivienda asequible en las comunidades urbanas, suburbanas y rurales. La coalición ha hecho hincapié en las alianzas público-privadas, como una forma de construir viviendas nuevas y más asequibles (la misma residencia John and Jill Ker Conway es un ejemplo de esto).

Mayors & CEOs for U.S Housing Investment ha propuesto varias estrategias para promover los intereses de las poblaciones más vulnerables de Estados Unidos. Sus objetivos son claros: ejercer presión sobre el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano y los miembros del Congreso para resistir los recortes presupuestarios para los programas existentes que son esenciales para la construcción y el mantenimiento de las viviendas asequibles. Éstos incluyen Subvenciones Globales de Desarrollo Comunitario , vales de vivienda de Sección 8 y otros programas críticos que están en la mira de la administración Trump.

"Necesitamos que el gobierno federal se dé cuenta de que la prevención es lo más importante", dijo el alcalde de Sacramento Darrell Steinberg.

La administración Trump ha propuesto recortes presupuestarios que podrían provocar un aumento en las poblaciones de personas sin hogar que no se ha visto desde la administración Reagan.

Además, la coalición también presentó propuestas con nuevas formas innovadoras para abordar la falta de vivienda y la inseguridad de la vivienda. Piensan que el gobierno federal puede ser un gran socio —que pueden o no tener,—pero creen que se puede recurrir a programas federales paralelos que han demostrado ser muy exitosos.

Por ejemplo, la coalición recomendó la creación de un programa de subvenciones para la Innovación, la Inversión y las Oportunidades de Reforma de Vivienda (HIIRO, por sus siglas en inglés). Los fondos de HIIRO se modelarían según el programa de Recuperación Económica de la Inversión en el Transporte (TIGER, por sus siglas en inglés) del Departamento de Transporte de Estados Unidos, un sistema que recompensaría los proyectos inmediatos para combatir la falta de vivienda.


Otra sugerencia fueron las Alianzas para Acelerar Servicios de Apoyo (en inglés Partnerships Accelerating Supportive Services o PASS). Este programa le solicitaría al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés) que combine fuerzas con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en un programa de vales para familias sin hogar y personas que sufren problemas de salud mental. La idea refleja el muy elogiado programa HUD-Veterans Affairs Supportive Housing (HUD-VASH) para abordar la falta de vivienda de los veteranos.

Un proyecto de Fondos de Estabilización de Viviendas le pediría al HUD crear un programa para asistencia de vivienda de emergencia a corto plazo para hogares que conforman hasta un 80% del ingreso promedio del área, lo que constituiría una bolsa para evitar que los inquilinos en riesgo queden desamparados durante una emergencia.

Actualmente no existe ningún fondo así, y por el contrario, la administración Trump ha propuesto recortes presupuestarios que podrían provocar un aumento en las poblaciones de personas sin hogar que no se ha visto desde la administración Reagan. Mark Stodola, alcalde de Little Rock, Arkansas, dice que la prelación estatal y federal también ha eliminado algunas de las herramientas más flexibles de las que los líderes locales disponían para encargarse de los problemas de vivienda. Una que él menciona son los reembolsos anticipados para bonos municipales, un mecanismo de refinanciamiento favorecido por gobiernos estatales y locales. El proyecto de reforma fiscal derogó el estado de exención de impuestos para los bonos de reembolsos anticipados.

"Nos castraron en ese asunto", dijo Stodola, quien agregó que es probable que la próxima factura de infraestructura restablezca la exención tributaria para reembolsar los bonos para actividades privadas. La coalición tiene como objetivo presionar al congreso para que aumente esa exención, dijo. "Si van a hacer eso, sin dudas lo cierto es que deberían permitir que el gobierno municipal realice reembolsos anticipados de sus bonos".

Mayors & CEOs for U.S Housing Investment está buscando más socios en las ciudades y en el área empresarial. Los líderes de la coalición ya representan a unos 13 millones de electores, y los líderes empresariales traen sus propios intereses y preocupaciones. El objetivo es convencer a la Casa Blanca y al Congreso controlado por los republicanos de que pueden extender el alcance de los fondos federales para luchar contra la crisis de la vivienda, de una forma que ni los líderes locales ni los federales ni los privados pueden hacer por sí solos.

"Espero que, por ser un hombre que conoce bien el desarrollo inmobiliario, escuche con atención y entienda que hay algunas oportunidades aquí", dijo Stodola sobre el presidente. "Las personas sin hogar en las calles también son nuestros vecinos, y estarán allí independientemente de si la administración les presta atención o no".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad