CityLab Vivienda

Mientras todo EEUU deja de comprar casas, los hispanos llegan a un récord de propietarios

Durante 2017, más de de 167,000 latinos compraron viviendas, contribuyendo enormemente a la economía del país y al sector inmobiliario. Sin embargo, hay serias razones para preocuparse sobre el futuro.
Logo CityLab small

El rol de los más de 51 millones de hispanos en el mercado inmobiliario de Estados Unidos es cada vez más protagónico. En 2017, la cifra de viviendas con dueños de origen hispano llegó a 7,472,000, un número histórico de acuerdo al último reporte de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios Hispanos y el National Wealth Hispanic Project, en conjunto con la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Esta cifra significa un aumento de 167,000 viviendas en comparación a 2016, impulsado por la compra de nuevas propiedades en zonas donde la población hispana crece rápidamente como Kansas, Iowa y Utah, además de los millennials que accedieron a créditos hipotecarios.

Hoy, un 46,2% de los hogares hispanos son dueños de su propia vivienda, volviendo a los niveles registrados en 2012 cuando el porcentaje alcanzó un 46,1%.

Propietarios hispanos: ¿cómo han crecido en los últimos 17 años?
La crisis económica de 2008 y 2009 afectó en gran medida. Hoy, los hispanos son el único grupo demográfico que crece sostenidamente en cuanto a propiedad de vivienda.
AñoPorcentaje de hispanos propietariosHogares cuyo propietario es hispanoDiferencia anual de hogares cuyo propietario es hispano
201746.2%7,472,000+ 167,000
201646.0%7,305,000+ 213,000
201545.6%7,092,000+ 248,000
201445.4%6,845,000+ 68,000
201346.1%6,777,000+ 96,000
201246.1%6,680,000+ 352,000
201146.9%6,328,000+ 130,000
201047.5%6,198,000– 56,000
200948.4%6,253,000– 65,000
200849.1%6,319,000+ 15,000
200749.7%6,303,000+ 208,000
200649.7%6,095,000+ 243,000
200549.5%5,852,000+ 404,000
200448.1%5,448,000+ 275,000
200346.7%5,172,000+ 261,000
200247.0%4,912,000+ 414,000
200147.3%4,497,000+ 256,000
200046.3%4,242,000
FUENTE: U.S. Census Data | UNIVISION

Según el reporte, un 15% de todas las casas vendidas en Estados Unidos durante 2017 fue comprada por hispanos, lo que refleja el creciente poder adquisitivo de este grupo demográfico tanto en estados tradicionalmente latinos –como Florida, Texas y California–, como en las regiones que están ahora recibiendo un alto flujo de población de origen hispano. En estados como Wyoming, Oklahoma y Nebraska, donde los hispanos no constituyen un grupo demográfico mayoritario, el índice de hispanos propietarios de sus viviendas subió a un 56% 50,3% y 46,7%, respectivamente.

Se espera que para 2024 los hispanos agreguen 6,000,000 de nuevas viviendas al total nacional, liderando el crecimiento de propietarios y el mercado inmobiliario en EEUU. El reporte explica que este aumento se debe a que un importante grupo de hispanos está dejando los estados que históricamente han albergado a esta población para mudarse a otros –como Kansas, Iowa y Utah– donde la vivienda es más barata y hay mayores ofertas laborales. En su mayoría, estos hispanos son millennials que tienen un mayor nivel educacional que sus padres y que nacieron en Estados Unidos o son beneficiarios de DACA.

Sonja Díaz, directora de Latino Policy & Politics Initiative de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), explica que esta migración interna de hispanos a zonas más rurales u otras áreas metropolitanas como Des Moines (Iowa) o McAllen (Texas), se debe a que no sólo existe una creciente demanda por mano de obra hispana, sino también porque es más frecuente encontrar viviendas cuyo valor sea menor a 300,000 dólares.

“Se trata de dónde viven los latinos, pero también de dónde pueden permitirse ingresar al mercado hipotecario y ser propietarios de una casa, o estar en el camino de poseer una casa”, dice Díaz.

El informe también destaca que los latinos son la fuerza económica que más crece en todo el país, llegando a conformar un poder de compra superior a los 2,13 billones de dólares. De ser un solo país, los hispanos en EEUU serían la séptima economía más rica de todo el mundo tomando en cuenta ese índice.

¿Cómo se ve el futuro?

Si bien el aumento de los propietarios hispanos en Estados Unidos es auspicioso, el reporte indica que aún existen barreras que hacen difícil la entrada de nuevos propietarios hispanos al mercado. Durante 2017, el informe identificó tres grandes problemas: la escasez de vivienda asequible a nivel nacional, los desastres naturales en zonas de alta concentración de población hispana como Florida y Texas, y la i ncertidumbre generada por las políticas de inmigración del Presidente Trump.

La escasez de vivienda asequible no es, para nada, una novedad. Estados Unidos vive una crisis habitacional hace años, y los precios de las propiedades –igual que el de los alquileres, junto al costo de vida en las ciudades costeras– han aumentado de manera significativa. Sin embargo, esto es aún más perceptible en áreas con alta concentración de población hispana. Ciudades como Las Vegas, en Nevada, vieron crecer su tasa de propietarios en un 9% durante 2017, pero sólo un 21% de las nuevas viviendas disponibles costaba menos de 300,000 dólares, mientras que en 2016 esa cifra alcanzaba un 42%. En San Diego, el panorama no cambia: el precio de la mayoría de las casas y viviendas nuevas era, como mínimo, de un millón de dólares. Houston, en Texas, vio un incremento significativo en la tasa de propietarios, pero sólo en aquellas viviendas cuyo precio era de 300,000 dólares o más.

De igual forma, en los estados de Washington, Nevada, Idaho, Utah y California fue donde se experimentó un mayor aumento de los precios de las viviendas durante 2017, los que también tienen una importante –y creciente– población hispana.

“Estamos en una crisis, simplemente no hay casas asequibles. Construir nuevas viviendas es tan caro, especialmente en estados y jurisdicciones muy reguladas como California y Nueva York”, dice Díaz. “Los salarios no están al nivel de los precios de estas casas. Muchos hispanos y muchos estadounidenses tampoco pueden permitirse un primer hogar de 600,000 dólares, y eso es lo que estamos viendo en California, por ejemplo”.

¿Cuáles son los estados dónde más ha aumentado el precio de la vivienda?
Washington, en el Pacífico Noroeste, lleva la delantera. Otros estados con alta población hispana como California y Nevada también han sufrido un drástico aumento en el precio de las casas y departamentos.
Porcentaje de aumento en el precio de la vivienda
Porcentaje de población hispana
FUENTE: NAHREP, UCLA, U.S. Census Data & Bureau of Labor Statistics | UNIVISION

En resumidas cuentas, las ciudades con gran cantidad de hispanos no cuentan con viviendas asequibles para que éstos puedan convertirse en propietarios, menos cuando los hispanos en Estados Unidos ganan –en promedio– 47,000 dólares por año, mientras que los ingresos de los blancos no hispanos superan los 70,000.

Por otro lado, se espera que los desastres medioambientales ocurridos en 2017 tampoco ayuden a mejorar el mercado inmobiliario para los latinos. Los incendios en California, junto a los huracanes Harvey e Irma, afectaron de manera extrema a los tres estados con mayor concentración de población hispana. De igual forma, el huracán María azotó a Puerto Rico con una tormenta histórica que además de provocar un fenómeno migratorio sin precedentes, también cambió la oferta de vivienda asequible en la isla. Desde UCLA argumentan que las agencias federales no reportan adecuadamente el estado de la vivienda en Puerto Rico, y para Díaz, el escenario no se ve promisorio.

“Los puertorriqueños que eran dueños de sus viviendas tendrán desafíos y trabas para reconstruir, y los que ya emigraron al continente están en desventaja dadas las consecuencias políticas y económicas del desastre”, dice Díaz. “No estoy segura si los precios de las viviendas nuevas que se construirán en Puerto Rico serán asequibles, pero de lo que sí estoy segura es que la vivienda seguirá siendo un tema en la isla”.

El futuro de la vivienda hispana también se verá afectado por las políticas inmigratorias de la Casa Blanca, siendo este el elemento más importante según el reporte. Un total de 5,100,000 niños –de los cuales un 79% son ciudadanos estadounidenses– viven en casas donde el estatus migratorio de sus padres es mixto, es decir, donde 1 o 2 padres son indocumentados. El riesgo de que uno de ellos –o ambos– sean deportados “influye en su futuro, movilidad socioeconómica y patrones educacionales”, según el reporte.

En cuanto a la población cuyo estatus migratorio no está regularizado, el informe explica que un 31% de los más de 11,000,000 de indocumentados es dueño de su vivienda y que las medidas hostiles del Presidente podrían, en gran medida, tener fuertes consecuencias en la industria. Estas políticas reducirían drásticamente la demanda de vivienda por parte de los hispanos, producirían la pérdida de billones de dólares en impuestos, y disminuirían la fuerza laboral que forma parte del mercado inmobiliario en Estados Unidos, compuesta en su mayoría por hispanos e indocumentados.

Según el reporte, este es el tema más preocupante para que los hispanos puedan tener mayor y mejor acceso a la vivienda. La “volatilidad que rodea a la reforma inmigratoria seguramente está impidiendo el crecimiento de propietarios hispanos en EEUU, y está costando billones de dólares a la economía estadounidense en impuestos e ingresos”, dice el informe.

Para Díaz, la pregunta es aún más relevante. ¿Qué sucede con los propietarios que son deportados de Estados Unidos y cuáles son sus derechos de propiedad? “Dada la forma en que abordamos nuestro sistema de inmigración, el que está roto y es disfuncional, es inevitable que algunas personas se vean afectadas por arbitrarias decisiones tomadas a nivel federal”, dice.

Sin embargo, el reporte da cuenta de la importancia de los hispanos en el mercado inmobiliario, y asegura que más allá de los desafíos y trabas que puedan tener para lograr ser propietarios, los hispanos seguirán liderando el crecimiento. Y no solo en los estados donde tradicionalmente se han asentado, sino en todo el país.

Phoenix lidera la lista de las 10 ciudades que más crecen en EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ViviendaCityLab Latino