null: nullpx
Cancer

Innovadores tratamientos contra el cáncer para los pacientes de América Latina

Una sociedad entre EEUU y Colombia hizo posible la apertura de un centro médico en Bucaramanga, que ofrecerá tratamientos y otros servicios a pacientes que antes tenían que viajar cientos de millas en la búsqueda de esa atención.
27 Jul 2016 – 6:58 PM EDT

Convertirse en un referente en el tratamiento contra el cáncer. Eso es lo que busca que el Instituto de Oncología que abrirá sus puertas este jueves en el municipio de Piedecuesta, a 30 minutos de Bucaramanga.

El centro tendrá un Varian TrueBeam STX, uno de los primeros “aceleradores lineares” de la región, una máquina que ofrece altas dosis de radiación muy localizada para el tratamiento de tumores difíciles como el de mama, pulmón, próstata, cabeza y cuello.

Gracias a ella es posible reducir las probabilidades de que se afecten los órganos y tejidos circundantes, limitar los efectos secundarios de la radiación y aumentar las probabilidades de supervivencia de los pacientes, gracias a una sofisticada tecnología que captura imágenes precisas de los tumores aunque estos sean muy irregulares y tengan movimientos “respiratorios”.

“La Fundación Cardiovascular quiso hacer el Instituto de Oncología porque, lamentablemente, el cáncer es una enfermedad que sigue creciendo. Cada año hay en Colombia 80,000 nuevos casos y eso va a seguir aumentando en los próximos 10 años, hasta llegar al menos a 113,000 al año. Cada año mueren por esta enfermedad unas 8 millones de personas en el mundo, eso es toda la población de Nueva York y la mitad muere prematuramente entre los 30 y 50 años”, dijo Magali Abadie a Univision Noticias, directora internacional de oncología del University of Pittsburgh Center. El centro es coadministrador del instituto en Colombia y una de las organizaciones más importantes del mundo en el tratamiento de cáncer y de las que más pacientes atiende anualmente.

Esta sociedad evolucionó de una relación de casi una década entre la FCV y el departamento de cardiología del Hospital de Niños de Pittsburgh, a través de la cual el hospital estadounidense ha hecho seguimiento de casos de niños en unidades de cuidados intensivos pediátricos en Colombia gracias a la telemedicina o medicina a distancia. En esta oportunidad, sin embargo, los médicos de Pittsburgh vivirán o viajarán al país suramericano como parte de la iniciativa.


Para Abadie es importante recalcar que ahora podrán ser tratados pacientes que previamente viajaban cientos de millas para recibir atención en otros países, especialmente aquellos con los cánceres más comunes: cáncer de mama y cervical en las mujeres y de próstata en los hombres.

“Cuando se le dice a las personas que tienen cáncer es mucho el miedo y aprehensión que sienten de cómo van a enfrentar esa enfermedad. Este centro oncológico va a ayudar muchísimo a la población de la región en ese sentido. Anteriormente la gente tenía que viajar para ser tratados y el cáncer no es una enfermedad que se cura en siete días. Además debían viajar con toda su familia, eran demasiados los gastos”, comentó Abadie.

“No solo se trata de quitar el tumor”

Sumado a los avances tecnológicos el instituto ofrecerá un programa completo para los pacientes de cáncer que incluirá cuidados paliativos, quimioterapia, servicios de nutrición, cirujanos y un programa de manejo del dolor. También existen planes futuros para la realización de trasplantes de médula ósea. “No solo se trata de quitar el tumor”, enfatizó Abadie.

Un especial interés estará puesto en los servicios educativos. El centro médico de Pittsburgh tiene experiencia en abrir centros internacionales en más de 40 en países. Esa experiencia les ha mostrado que si se invierte en educación es posible que los cánceres de pacientes en las áreas cercanas sean diagnosticados más temprano, facilitando su tratamiento.

El Instituto de Oncología fue creado y financiado por la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV) y forma parte del Hospital Internacional de Colombia (HIC), un ambicioso complejo médico que recientemente abrió sus puertas y se anticipa que tenga capacidad para 870 camas, 19 edificaciones en 17 hectáreas, producto de una inversión cercana a los 200 millones de dólares. Además del cáncer, la institución se especializará en enfermedades cardiovasculares, salud de la mujer, ortopedia y trauma, neurología, neumología, pediatría y oftalmología.


Publicidad