Por qué la yuca ha matado a 28 personas en Venezuela

En ocho meses se ha confirmado la muerte de 28 personas y la intoxicación de otras 227 por consumo de yuca amarga. Al menos 19 de los fallecidos eran menores de edad. En medio de la crisis económica y la escasez de alimentos, el consumo de tubérculos desplazó en 2016 al de carnes y pollo.
23 Mar 2017 – 1:39 PM EDT

MATURÍN, Venezuela.- Han pasado ocho meses desde que Kevin Lara murió el día que cumplió 16 años. El 26 de julio de 2016 su corazón se detuvo a causa de una intoxicación por consumo de yuca amarga en el Hospital de Maturín, capital del estado Monagas, al nororiente de Caracas.

Desde entonces, se tiene el registro legal de 28 fallecimientos y 227 afectados por esta causa en Venezuela, en un momento en que la crisis económica y la escasez están obligando a muchos venezolanos a cambiar sus hábitos alimentarios y el consumo de tubérculos como la yuca, conocida en otros países como guacamote, mandioca o casava, ha aumentado.

El problema es que el consumo de la yuca se ha convertido en un símil del juego de la ruleta rusa, porque a simple vista no se puede distinguir la dulce de la amarga, asegura a Univision Noticias, María Sánchez, coordinadora de Investigación de la Universidad de Oriente, en el estado Monagas, quien advierte que la agria solo se distingue al morderla cruda.

El deceso más reciente por consumo de yuca amarga en Venezuela ocurrió el 20 de marzo. Omaira Rivas Hernández, de dos años, vivía en San José de Buja, un asentamiento indígena al sur de Maturín, capital de Monagas, un estado petrolero a ocho horas de Caracas.

La pequeña consumió el tubérculo en forma de casabe, una especie de torta delgada crujiente . Su madre lo preparó para saciar el hambre que había en ese hogar. El 19 de marzo Omaira, su mamá, seis hermanos, una tía y seis primos menores de edad, se intoxicaron y no fue hasta el día siguiente cuando recibieron asistencia médica en el Hospital de Maturín. El envenenamiento de la pequeña no fue atendido en el ambulatorio del pueblo porque no había insumos y por eso falleció, denunció su papá, Juan Carlos Rivas.

Como ella, 19 menores han muerto en Venezuela por consumir yuca amarga.

Cambios en la dieta

La yuca dulce es el componente básico de la dieta de 1,000 millones de personas en el mundo, refiere la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En Venezuela, desde 2016 la ingesta en el país es de hasta 20 kilogramos per cápita, según la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios en Venezuela (Fedeagro).


La crisis económica de los venezolanos contada a través de sus refrigeradores

Loading
Cargando galería

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2016 señala que 56.3% de los hogares en pobreza extrema consumen algún tipo de tubérculo al igual que 49.5% menos pobres. El estudio fue realizado por las universidades Central de Venezuela, Simón Bolívar y Católica Andrés Bello con 6,500 familias y entre sus conclusiones destaca que estos desplazaron a las proteínas, pues solo 44.1% de los consultados declararon que consumen carne y 43.6% afirmó que comía pollo.

La escasez de alimentos también ha obligado a sustituir el pan y la arepa, que es el alimento tradicional en los hogares venezolanos, una suerte de tamal preparado con harina de maíz precocida. El médico y diputado opositor de la Asamblea Nacional (AN) José Manuel Olivares asegura que en Lara murieron cinco personas y no una, como se conoció en enero. Afirma que los otros casos "no salieron a la luz pública porque fueron ocultados”.

“De esos casos no tenemos las actas, pero sabemos que fallecieron por el reporte que nos dieron los médicos en ese estado", agregó.


El gobierno no se ha pronunciado. El presidente Nicolás Maduro solo bromeó el 23 de febrero al decir que el presidente de la AN, el opositor Julio Borges, era "más pavoso (una persona generadora de mala suerte y peligrosa) que comerse un helado de yuca amarga" y llamó a la población a tener cuidado al momento de consumir yuca.

En los estados Anzoátegui y Lara las autoridades sanitarias también advirtieron a la población, pero en Monagas, donde comenzaron los casos, el Ministerio Público inició en 2016 una investigación para determinar por qué ocurrieron las muertes.

Ese estado, donde se contabilizaron 173 personas de las 227 con intoxicación leve en cinco estados del país, es el principal productor de ambos tipos en Venezuela. De sus tierras sale el 70% del tubérculo que se consume en la nación, refiere el directivo de Fedeagro, Rafael Sucre.

Contenido mortal

La yuca dulce tiene 0.01 miligramos de ácido cianhídrico y la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprueba su consumo.

“La amarga posee altas dosis de linamarina, un glucósido cianogénico que al entrar en contacto con el organismo humano se transforma en ácido cianhídrico”, explica el toxicólogo del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) en Monagas, Eliseo Padrino, quien estudió el contenido de esta sustancia presente en el tubérculo y encontró que cada kilogramo contiene 500 miligramos de linamarina.

Una dosis letal son 50 o 60 miligramos por kilo de peso hombre, expone. Basta con que una persona consuma un cuarto de kilo de yuca agria para que sea mortal. El envenenamiento puede ser agudo cuando se ingiere alta cantidad en menor tiempo; o crónico, cuando se ingieren dosis moderadas que hacen estragos en el organismo poco a poco. Un envenenamiento agudo puede llegar a matar a una persona en tres horas o menos.


Según Padrino, lo que sucede es que el ácido cianhídrico detiene el proceso respiratorio de las células por cianosis, lo que deja al cuerpo sin aire. El estómago es el primer órgano en padecer, le sigue un ataque a los riñones, pulmones y corazón y el fallecimiento se produce por un paro respiratorio, un ataque al corazón o un daño cerebral.

El organismo de los niños es más vulnerable, afirma el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital de Monagas, Abel Flores, quien ha certificado la muerte de dos infantes por esta causa en el primer trimestre de 2017 en ese estado. Flores sostiene que la atención médica debe realizarse antes de cumplirse 24 horas posterior al consumo con oxígeno e hidratación con suero.


Hacer fila para sobrevivir en Venezuela (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Lo que ocurre con estas muertes es el reflejo del hambre y la pobreza en el país, sostiene Olivares. La Encovi señala que 9.6 millones de venezolanos, casi un tercio de la población, come una o dos veces al día, pues el salario básico, igual a 57.97 dólares, calculado a 701 bolívares por dólar para el 8 de marzo, no es suficiente para comprar alimentos y la inflación en enero estaba en 423%, según la firma Torino Capital.

Un kilo de yuca cuesta hasta 1.42 dólares. La venta del producto por debajo de este precio supone una oferta para quienes carecen de dinero, además de un riesgo. Cuatro de los fallecidos en Caracas compraron tres kilos por 1.42 dólares.

Además, según Flores, en muchas casos la ingesta no se produce porque el productor la venda al consumidor, sino porque hay gente que la sustrae del campo. Según Fedeagro, solo en Monagas han sido hurtadas 200 hectáreas en 10 meses.

Lee también:



En fotos: la decadencia de un hospital público en Venezuela

Loading
Cargando galería


Publicidad