Para evitar extorsiones policiales, Guadalajara modifica ley sobre parejas que son sorprendidas teniendo sexo en la vía pública

En los últimos días, esta modificación causó gran polémica entre los mexicanos porque al inicio se entendió que la nueva normativa legalizaba las relaciones sexuales en la vía pública. Sin embargo, en el documento sigue considerando estos actos como faltas administrativas.
22 Ago 2018 – 11:20 AM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Para evitar las extorsiones que los miembros de la policía cometían con frecuencia contra ciudadanos que eran sorprendidos teniendo relaciones sexuales o teniendo manifestaciones de cariño desmedidas en la vía pública, el ayuntamiento de Guadalajara, en el occidental estado mexicano de Jalisco, pondrá en vigor esta semana una modificación al Reglamento de Policía y Buen Gobierno para no castigar a las parejas a menos que otro ciudadano presente una queja.

"Queremos una policía garantista. La policía llegaba y molestaba a las personas que estaban en las lejanías teniendo relaciones sexuales, pero nunca llegaban a los juzgados municipales, eran situaciones que generalmente se resolvían mediante la extorsión", señaló la regidora Guadalupe Morfín, quien fue la autora de la iniciativa.

Para Morfín, esta modificación garantiza un actuar más transparente por parte de las autoridades y asegura que el caso, de presentar evidencias, sea llevado a los juzgados municipales. Sin embargo, aquellas parejas que no molesten o estén lejos de los ojos públicos, no podrán ser detenidas por la policía, porque para que se pueda procesar una falta admnistrativa tendrá que haber un testigo.

En los últimos días, esta modificación causó gran polémica entre los habitantes de la ciudad de Guadalajara, pues al inicio fue entendido que la nueva normativa legalizaba las relaciones sexuales en la vía pública. Pero en el documento no se aprueban o legalizan estos actos.


En el mismo artículo 14 que fue modificado, hay un párrafo que habla de exhibicionismo sexual en lugares públicos, centros de espectáculos o interiores de vehículos con vista al público, que seguirá siendo una falta que podrá sancionarse directamente por la policía.

De acuerdo con las personas que han apoyado esta iniciativa, con estas medidas se evitará la intervención con un alto grado de subjetividad, que pudiera propiciar violaciones a los derechos humanos.

Y es que, de acuerdo con una encuesta citada por Morfín, que fue realizada a 2,000 estudiantes de Guadalajara en el año 2013, cada año sólo una pareja comparece ante la justicia municipal por tener relaciones sexuales en la vía pública, pero existe una cifra negra de casos de abusos policiacos no denunciados.

No obstante, aunque esta modificación fue una de las más polémicas, en el reglamento también se incluyeron otros dos temas de relevancia para defender los derechos humanos de los ciudadanos de Guadalajara.


Uno de ellos es que se dejará de juzgar como una falta administrativa a las mujeres que realicen una llamada para denunciar casos de violencia intrafamiliar y luego, por algún motivo, se arrepientan. Según el reglamento anterior, cuando esto sucedía en la ciudad, las mujeres eran infraccionadas.

El reglamento también se modificó a favor de las sexoservidoras que se encuentran en la vía pública y ahora la falta administrativa se focaliza en el cliente que solicite sus servicios.

Según explicó Morfín en una entrevista telefónica con un medio local, el hecho de que una sexoservidora estuviera en la vía publica era motivo suficiente para ser acreedora a una falta administrativa. Sin embargo, ahora cuando el cliente solicite los servicios, será él quien esté cometiendo la falta.

"Se trata de un modelo distinto que protege quienes en el eslabón de la prostitución son las personas más vulnerables", detalló.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad