Asesinatos

Con 70 asesinatos por día, 2017 se convierte en el año más sangriento en México desde 1997

De enero a diciembre de 2017 se registraron 25,339 homicidios, convirtiéndose en el periodo con más muertes violentas del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.
22 Ene 2018 – 12:28 AM EST

CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado 2017 se convirtió en el año más sangriento en México desde hace 20 años, llegando a 70 asesinatos cada día, refieren cifras oficiales publicadas este fin de semana por el Secretariado Ejecutivo Nacional.

De enero a diciembre de 2017 se registraron 25,339 denuncias por homicidio doloso, convirtiéndose en el periodo con más muertes violentas ocurridas en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y desde que comenzó el registro de estos delitos en 1997.

La violencia rebasó 13% las cifras de 2011, que había sido el año más letal para México -con 22,409 asesinatos-, durante el clímax de la llamada ‘guerra contra el narco’, una cruzada contra los cárteles de la droga iniciada por el expresidente Felipe Calderón en 2006.

Los estados con mayor número de asesinatos en 2017 fueron: Guerrero (2,318), Baja California (2,092), Estado de México (2,041), Veracruz (1,641) y Chihuahua (1,578).


La Secretaría de Gobernación, que publicó las cifras, reportó que la tasa de homicidios en el país en 2017 fue de 20.5 por cada 100,000 habitantes, en comparación con 19.4 en 2011.

El analista de seguridad Alejandro Hope dijo a la agencia estadounidense AP que la tasa de asesinatos en México probablemente es mayor, pues la Secretaría de Gobernación efectúa el conteo por cada 100,000 habitantes con base en el número de investigaciones de homicidios, no la cifra de víctimas, y un asesinato puede generar más de una víctima.

Hope indicó que la tasa real de asesinatos en México debe rondar los 24 casos por cada 100,000 habitantes.

AP agregó que en Brasil y Colombia registraron unos 27 homicidios por cada 100,000 habitantes, bastante por debajo de los 57 por cada 100,000 en Venezuela, según un informe del Banco Mundial. El Salvador reportó una tasa de 60.8 en 2017.

México lleva casi 11 años en una lucha contra las drogas y desde entonces la violencia no ha parado. Cuando llegó al poder, en 2012, el presidente Enrique Peña Nieto anunció un cambio de estrategia que acabaría con los cárteles del narcotráfico. Su plan consistía en capturar a cerca de 122 líderes criminales, lo cual comenzó a hacer, pero provocó la fragmentación de los grupos criminales, los cuales comenzaron a disputar a plomo territorios más pequeños.

Los cárteles que están detrás de la violencia

De acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República obtenidos a través de una solicitud de transparencia al gobierno federal, el mapa de los cárteles del narcotráfico se ha ido modificando en los últimos años luego de disputas por el territorio entre células delictivas.

Según el último reporte que da cuenta de la distribución de los carteles dentro del territorio mexicano, el cártel de Sinaloa, que era liderado por el capo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, opera principalmente en los estados de Chihuahua, Baja California, Baja California Sur, Sinaloa, Durango y Sonora.

En territorios cercanos, en especial en el estado de Chihuahua, opera el cártel de Juárez, a través de las células criminales de La Línea y Los Aztecas.

En el estado de Guerrero hay diversos cárteles en disputa por el territorio, entre los que se encuentra la Familia Michoacana, el cártel de los Beltrán Leyva y el cártel Jalisco Nueva Generación.

Algo similar sucede en los estados de Baja California y Baja Californai Sur, donde el control es disputado entre el cártel de Sinaloa, el de los Arellano Félix y el de los Beltrán Leyva.

En fotos: La violencia se dispara en México en 2017

Loading
Cargando galería
Publicidad