Otro hombre muere linchado en México tras ser acusado de querer secuestrar a un menor: suman cuatro en un mes

Alrededor de 300 pobladores de San Mateo Tlaltenango, en la Ciudad de México, golpearon a un hombre de 24 años hasta dejarlo sin vida. Según las autoridades, el presunto secuestrador acudió al lugar a buscar a un familiar, pero de la casa salió un niño que se espantó.
11 Sep 2018 – 3:24 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- La noche del lunes la iglesia de San Mateo Tlaltenango, en el occidente de la Ciudad de México, sonó sus campanas para pedir a los pobladores que acudieran a identificar a un hombre que habría intentando secuestrar a un niño. El supuesto raptor, de 24 años de edad, fue golpeado en la explanada del pueblo por al menos 300 habitantes hasta quitarle la vida.

La Procuraduría General de Justicia (fiscalía) de Ciudad de México abrió una investigación por los delitos de resistencia de particulares y homicidio calificado en agravio del hombre.

De acuerdo con los primeros reportes, agentes policiales acudieron al lugar luego de que un testigo refirió que unas 20 personas tenían detenida a la víctima, a quien golpeaban tras acusarla de querer robarse a un menor.


Al llegar los policías observaron que el joven yacía en la vía pública, aún con vida, y les explicó que acudió al lugar a buscar a un familiar, pero que salió un niño y éste se espantó.

La turba de alrededor de 300 personas les arrebató el hombre a los policías para golpearlo nuevamente; los agentes lo recuperaron, lo llevaron a la explanada de una iglesia y formaron una valla para protegerlo en tanto llegaban los servicios de emergencia.

Después de sortear a la gente, los paramédicos lograron llegar hasta la víctima, quien para esos momentos había fallecido, por lo que fue trasladada a la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Cuajimalpa, donde se iniciaron las investigaciones por el delito de homicidio doloso por golpes.

La Procuraduría refirió en un comunicado que los agentes detuvieron a ocho hombres que luego fueron trasladados a la Fiscalía Central de Investigación para su procesamiento por resistencia a las autoridades.

"La Procuraduría continúa con las investigaciones con el fin de esclarecer el homicidio y llevar ante un juez de control al o a los responsables", acotó.

Este es el más reciente de una serie de casos de linchamiento en México.

El pasado 30 de agosto, un grupo de vecinos linchó y prendió fuego a dos personas a las que acusaban de haber robado niños en el estado de Hidalgo, un día después de que habitantes de una comunidad del estado de Puebla también lincharon y quemaron vivos a dos hombres a los que habían identificado como presuntos secuestradores de menores.


En ambos casos, las fiscalías estatales descartaron que las víctimas hubieran cometido el delito por el que fueron atacadas.

La fiscalía de Hidalgo advirtió que en esos días circularon mensajes falsos de supuestos secuestros de menores para extraer sus órganos. Sin embargo, las autoridades aseguran que no existe denuncia alguna en ese sentido.

En México no existe una estadística oficial sobre los linchamientos, debido a que no son considerados por las autoridades como un delito específico, sino que los engloban en otros como homicidio o lesiones.

La violencia sigue rompiendo récords en México en 2018 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad