null: nullpx
Narcotráfico

Comienzan los argumentos finales en el juicio por narcotráfico a Tony Hernández

El hermano del presidente de Honduras es acusado de ser un traficante de drogas de "proporciones épicas" que enviaba toneladas de cocaína a EEUU con la ayuda de una red de policías, militares y políticos corruptos, patrocinados por el Estado. Enfrenta una pena máxima de cadena perpetua.
16 Oct 2019 – 11:48 AM EDT

El juicio de Juan Antonio 'Tony' Hernández entró en su último día este miércoles con los argumentos finales de la Fiscalía y la defensa en un caso que muchos hondureños consideran como una vergüenza nacional debido a la dimensión de la corrupción que se ha ventilado en las audiencias en Nueva York.

Hernández enfrenta cuatro cargos de tráfico de drogas y soborno a las fuerzas de orden, posesión ilegal de ametralladoras y declaraciones falsas a un funcionario estadounidense. Si es declarado culpable de todos los cargos , enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 30 años en prisión y una pena máxima de cadena perpetua.

El juez Kevin Castel ha reservado seis horas para que los abogados presenten sus argumentos finales este miércoles antes de que el caso sea entregado al jurado para emitir su veredicto, que ahora parece poco probable que llegue antes del jueves.

'Tony' Hernández es acusado de ser "un violento traficante de cocaína de proporciones épicas" que enviaba -según la acusación- toneladas de drogas con la ayuda de una red patrocinada por el estado, de policías, militares y políticos corruptos, que operaba en las montañas del noroeste de Honduras, cerca de la frontera con Guatemala.

"El acusado ['Tony' Hernández] y sus asociados se hicieron cargo del gobierno," dijo el fiscal Emil Bove en su resumen del caso para el jurado el miércoles.

"Sofocó a Honduras en corrupción."

"El acusado tenía tanto poder y cualquiera que lo desafió fue asesinado", agregó. " Volteraron al gobierno en contra de su pueblo y lo usaron para el tráfico de drogas patrocinado por el estado ... sofocó a Honduras en corrupción", continuó.

El caso ha provocado protestas pidiendo la renuncia de su hermano, el presidente Juan Orlando Hernández, quien es señalado como coconspirador no acusado en el caso. El presidente también ha negado rotundamente cualquier relación con el dinero ilícito, diciendo que la acusación es "100% falsa, absurda y ridícula".

Las revelaciones en el caso de 'Tony' Hernández son las últimas de una serie de bombas que pintan una imagen cada vez más impactante de Honduras como un narcoestado, lo que complica aún más las relaciones con el gobierno de Estados Unidos, que ha llamado al presidente Hernández un aliado "fantástico" en la lucha para controlar el flujo de migrantes hacia su frontera sur.

También parece proporcionar evidencia de la propia complicidad del gobierno hondureño en el aumento de la violencia que podría afectar a ese país en uno de los países más peligrosos del mundo y obligó a cientos de millas de migrantes huir hacia el norte.


La defensa optimista

Exmiembro del Congreso Nacional de Honduras, 'Tony' Hernández ingresó a la sala como todos los días vestido con un elegante traje negro con una corbata negra, pareciendo confiado y sonriente, a pesar de su grave situación legal. Su madre se sentó en el frente más cercano al jurado.

La defensa de Hernández emitió una declaración el martes en la noche después de que la Fiscalía concluyó su caso, expresando un enorme optimismo en un resultado positivo, agregando que la "verdad ha brillado en todo su esplendor" en los ocho días de testimonio en la corte.

El caso en su contra se basa en gran medida en el testimonio de cuatro narcotraficantes confesos, responsables de docenas de asesinatos, incluidos dos funcionarios antidrogas hondureños de alto rango.

Los abogados defensores de Hernández han atacado a los fiscales acusadores debido a la falta de evidencia física y cuestionan la credibilidad de los testigos del gobierno que pueden esperar que se reduzcan sus posibles condenas gracias a sus testimonios.

"Ha logrado detectar... que este proceso ha estado lleno de mentiras, mentiras y más mentiras por parte de cuatro narcotraficantes y criminales desesperados por obtener una rebaja a sus condenados y concretar su venganza contra quienes vieron caer sus reinados de terror y violencia irracional", afirmó la defensa en su declaración del martes.

La defensa también trató de explicar por qué Hernández había decidido no testificar en su propia defensa, describiéndola como una "decisión comprensible por ser un proceso lleno de mentiras y falsos testimonios y sin pruebas fehacientes en su contra".


Los narcotestigos

Durante ocho días de presentación de evidencia el jurado escuchó a cuatro narcotraficantes confesos que dijeron haber traficado toneladas de cocaína con 'Tony' Hernández. Uno de los traficantes, un exalcalde del partido de los Hernández, Alexander Ardón, describió una supuesta reunión con Joaquín 'El Chapo' Guzmán donde se entregarían 1 millón de dólares en efectivo.

Anteriormente, al jurado se le mostraron algunos 'narcolibretas' que supuestamente mencionan envíos de cocaína en nombre de 'Tony' Hernández, así como una foto de un kilo de la supuesta droga con las iniciales 'TH'.

También presentaron al jurado un video donde Hernández aparece en una entrevista de la DEA momentos después de su arresto el año pasado y reconoce a un agente que había mentido en una reunión anterior sobre su relación con uno de los narcotraficantes más grandes del país.


La defensa enfocó sus argumentos finales en el fracaso de los testigos que cooperaron para revelar inicialmente sus lazos con 'Tony' Hernández cuando comenzaron a cooperar con el gobierno.

El abogado defensor Michael Tein llamó a los testigos del gobierno "mentirosos", y agregó que el caso se basó en el testimonio de cinco asesinos, "un malvado tras otro".

Comparó el caso del gobierno con "una lección de historia" sobre la guerra contra las drogas. "Pero el problema es que era una lección de historia escrita con el testimonio de cinco de las peores personas en las que se nos podría pedir que confiemos", dijo.

"Miedo" a Hernández

Uno de los traficantes confesos, Fernando Chang, admitió que cuando comenzó a cooperar con los fiscales les hablo de sus actividades con otros narcotraficantes, pero no les contó nada de sus vínculos con 'Tony' Hernández. Como otros dos testigos cooperantes, Chang dijo que le tenía un miedo especial a 'Tony' Hernández. "Ninguno de ellos [los otros narcotraficantes] tenía un hermano que es presidente de un país. Ninguno de ellos tiene el control de la policía y el ejército", agregó.

Chang agregó que "Hernández fue el tipo de persona que mató a cualquiera que no le gustaba".

Al principio de su cooperación con los fiscales, el testigo estrella del gobierno, el exalcalde Alexander Ardón, tampoco mencionó sus tratos con la familia Hernández. "Guardé esa información por miedo a las represalias", dijo, y señaló que su familia todavía vivía en Honduras. Después de iniciar su cooperación se mudaron a España, explicó.

En respuesta a las preguntas sobre por qué también retuvo información sobre Hernández, otro testigo colaborador, Víctor Hugo Díaz Morales, alias' El Rojo 'dijo lo siguiente:" Tenía miedo ya que el acusado 'Tony' Hernadez y su hermano el presidente Juan Orlando Hernández tienen todo el poder en Honduras".

Bajo el interrogatorio de la defensa, Díaz Morales trató de explicar aún más su reticencia. "Yo no sabía que era de interés para los fiscales", dijo, causando algunas miradas incrédulas del jurado y la audiencia.

"Harían cualquier cosa para pasar más tiempo con sus hijos, ¿no es así?", preguntó el abogado defensor Omar Malone. "Eso no es cierto", respondió Díaz Morales, quien dijo que habían pasado unos 30 meses desde la última vez que vio a sus hijos.

Credibilidad

Los expertos legales señalan que retener información e inventar información no es lo mismo y que no es raro que un testigo lo haga al principio. "Hay una diferencia entre credibilidad y simpatía", dijo Rebecca Monck, exfiscal federal en el distrito Sur de Nueva York y jefe de la Unidad de Narcóticos. “Los miembros del jurado no tienen que gustar a los (testigos) cooperantes, y muchas veces no lo hacen, que a menudo han cometido delitos importantes ellos mismos, para encontrarlos creíbles. La clave es si los (testigos) cooperantes se corroboran entre sí y la otra evidencia corrobora el testimonio de los testigos que cooperaron".

Chang, Ardon y Díaz Morales también confesaron decenas de asesinatos y haber ganaron millones de dólares traficando cientos de toneladas de cocaína.

Malone también hizo que Díaz Morales se viera mal cuando le preguntó sobre toda la riqueza que había acumulado y lo que había hecho con todo. Díaz Morales dijo que todavía era dueño de varias propiedades y tenía hasta $5 millones escondidos en Honduras.

Pero cuando Malone hizo otra pregunta sobre el ahora famoso sello de cocaína 'TH' que parecía ser contraproducente dijo: "Ningún narcotraficante inteligente pondría sus iniciales en un kilo, ¿verdad?", preguntó Malone.

"Algunos lo hacen", dijo Díaz Morales.

En fotos: 'Tony' Hernandez y sus suspuestos vínculos con el narcotráfico en Honduras

Loading
Cargando galería
Publicidad