null: nullpx

Las pandillas recibieron $350,000 por manipular la elección presidencial de 2014 en El Salvador

Un exlíder pandillero reveló en tribunales que los dos principales partidos del país pagaron a tres pandillas a cambio de votos, y de que amenazaran a los electores del bando contrario.
11 Ago 2017 – 2:07 PM EDT

SAN SALVADOR, El Salvador.- Los dos principales partidos políticos de El Salvador, Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), pagaron a las pandillas 350,000 dólares a cambio de los votos de sus miembros y familiares, y de que amenazaran a los electores del bando contrario en los comicios presidenciales de 2014, donde resultó electo el actual presidente, Salvador Sánchez Cerén.

Los detalles de la negociación con importantes dirigentes políticos de izquierda y derecha los reveló Carlos Eduardo Burgos Nuila, alias Nalo de Las Palmas, líder de la facción revolucionaria del Barrio 18, una de las tres principales pandillas salvadoreñas. Nalo fue capturado en mayo de 2014 y enviado a un penal de máxima seguridad; ahora es testigo clave de la Fiscalía en la investigación del caso La Tregua, una negociación entre el gobierno y las pandillas que permitió el desplome de los homicidios en marzo de 2012.

De acuerdo al testimonio de Nalo, el FMLN entregó a las pandillas 250,000 dólares antes de la primera y de la segunda vuelta electoral. Al saber de la estrategia de sus contendores, ARENA entregó otros 100,000 dólares antes de la segunda vuelta.

Nalo —un hombre fornido de 40 años de edad— declaró como testigo ante un juez contra el crimen organizado. El pandillero describió que en marzo de 2012 recibió una llamada desde los penales en la que le ordenaron coordinar la reducción de los homicidios.


Las pandillas pidieron entonces el traslado de 30 líderes pandilleros desde el penal de máxima seguridad hacia cárceles comunes, el retiro de la Fuerza Armada del perímetro de los centros penales y la introducción de celulares a las celdas, algo prohibido por la ley. Por estos hechos están siendo juzgados el exmediador Raúl Mijango; el exdirector de penales, Nelson Rauda y otras 17 personas.

Pero Nalo no se quedó en el relato de los contactos que hicieron posible La Tregua, sino que reveló que los partidos políticos también negociaron con las pandillas.

Tres pagos de dos partidos a tres pandillas

En noviembre de 2013, cuando faltaban tres meses para las elecciones presidenciales en El Salvador, el partido de izquierda, el FMLN, negoció con las pandillas manipular los resultados.

El líder pandillero, ahora convertido en testigo, dijo que recibieron 150,000 dólares para “apoyar” en la movilización de sus familiares y vecinos para votar a favor del partido de izquierda. En caso que no apoyaran a ese partido, las pandillas intimidarían y hasta decomisarían el documento de identidad de las personas que no les apoyaran.

Las elecciones se celebraron el 2 de febrero de 2014. El partido oficial, el FMLN, ganó las elecciones con el 48.9% de los votos, pero no los suficientes para ganar la Presidencia en la primera vuelta.

El Salvador, entonces, convocó a una segunda vuelta electoral. Nalo declaró que las tres principales pandillas, la Mara Salvatrucha, y las dos facciones del Barrio 18, se reunieron de nuevo con el FMLN para negociar los votos a favor de Salvador Sánchez Cerén, y recibieron el dinero restante —otros 100,000 dólares—.


Según el testigo, en las reuniones participaron los entonces diputados Benito Lara y Arístides Valencia (luego ministro de seguridad y gobernación); así como José Luis Merino, actual viceministro de inversión extranjera, el político que maneja las empresas que reciben el combustible que El Salvador compra a Venezuela a precio preferencial.

Después de perder en la primera vuelta, el partido de derecha Arena, que mantenía un discurso de choque contra las pandillas, también se sentó en la mesa de negociación con las pandillas. Según Nalo, los líderes pandilleros se reunieron con el diputado Ernesto Muyshondt (actual candidato a la alcaldía de San Salvador) y con Salvador Ruano, alcalde de Ilopango, una ciudad al norte de San Salvador, quien ya falleció.

El partido Arena entregó 100,000 dólares para que las pandillas apoyaran al candidato Norman Quijano, quien perdió la elección.

Aunque Nalo reveló detalles sobre las negociaciones políticas, hasta el momento, la Fiscalía no ha presentado acusación contra ninguno de ellos.

“Se ha seguido obteniendo más información y la investigación no se ha cerrado”, dijo uno de los tres fiscales del caso que pidió no ser identificado por motivos de seguridad.

Mara Salvatrucha, la más violenta del mundo

Loading
Cargando galería
Publicidad