Las chanclas más famosas del mundo también corrompieron a políticos brasileños

La empresa Alpargatas, que produce las chanclas Havaianas, fue vendida luego de que su presidente, Joesley Batista, confesara que sobornó a más de 1,800 políticos del país.
20 Jul 2017 – 11:33 AM EDT

SAO PAOLO, Brasil.- Los escándalos de corrupción de Brasil vinculados con la operación Lava Jato han afectado hasta las chanclas más famosas del mundo: las flip-flops Havaianas.

La semana pasada el holding J&F controlado por el imperio cárnico JBS, de los hermanos Joesley y Welsey Batista, vendió la empresa Alpargatas —responsable de fabricar las sandalias havaianas— por 1.1 mil millones de dólares a la gestora Cambuhy y el fondo Itausa, del banco brasileño privado Itaú.

Los rumores de la venta comenzaron el pasado mes de mayo, días después de que el presidente de JBS, Joesley Batista, confesara a las autoridades brasileñas la participación de su empresa en un esquema de sobornos a 1,829 políticos del país.


Batista también incriminó al presidente Michel Temer al dar a conocer unas grabaciones donde el empresario y el mandatario supuestamente hablaban de comprar el silencio del exlíder de la Cámara, Eduardo Cunha. Esas conversaciones provocaron que Temer hoy esté siendo investigado por el Tribunal Supremo Federal, lo que le podría llevar a perder el cargo en los próximos meses.

El 23 de mayo Joesley Batista abandonó la dirección del Consejo de Administración de la empresa Alpargatas y comenzó las negociaciones para vender uno de los tesoros de su imperio y así conseguir liquidez para saldar las deudas y mantenerse en un mercado que le ha cerrado las puertas a los créditos desde que se conocieron los escándalos de corrupción.

El acuerdo se cerró con Cambuhy y la administradora de bienes Brasil Warrant, ambas propiedad de la familia Moreira Sales, y con el fondo Itausa de la familia de banqueros Setubal.

Los hermanos Batista se hicieron con la empresa Alpargatas —propietaria de Havaianas, la marca de ropa Osklen y la deportiva Topper— en 2015 después de comprarla a la constructora Camargo Correa, también investigada en la Operación Lava Jato, que en su momento se deshizo de la empresa de calzado para obtener liquidez y centrarse en sus negocios de construcción.


Los nuevos dueños de Alpargatas señalaron que quieren ampliar la oferta de productos de Havaianas y acelerar la expansión internacional de la empresa, especialmente en el mercado estadounidense, según anunció Alfredo Egydio Setubal, presidente de Itaúsa. A pesar de exportar a más de 100 países, apenas el 16% de la facturación de Alpargatas viene del exterior, una empresa que facturó en 2016 1.5 mil millones de dólares.

Las sandalias representan el 63% de las ganancias de la empresa: “La marca Havaianas tiene una capacidad de expansión muy grande en Estados Unidos, donde la participación todavía es relativamente pequeña y muy concentrada en California, Florida y Nueva York”, señaló Setubal la semana pasada.

De la playa a las pasarelas

Las Havaianas son, junto al fútbol y el carnaval, una de las marcas más internacionales del gigante latinoamericano. La empresa que convirtió un calzado popular y playero en un producto de moda acaba de cumplir 55 años. Ya son un total 578 tiendas repartidas por todo el mundo en las que los colores, las palmeras y las imágenes idílicas de Brasil sirven para vender este calzado que cada temporada ofrece una novedad: tacones en las suelas, diamantes en sus tiras o incluso zapatillas cerradas. Pero siempre con la suela de goma que las hizo famosas.

El primer diseñador que se dio cuenta del valor estético de estas sandalias de goma fue Jean Paul Gaultier, cuando en 1999 las llevó a las pasarelas de París y Nueva York. Su textura granulada inspirada en las sandalias japonesas zori se ha convertido en una de sus improntas, y en la mejor manera de distinguirlas frente al mercado de las falsificaciones.

Su nombre fue inspirado en Hawai como el lugar paradisíaco del Hollywood de los años sesenta y hoy varias estrellas de la meca del cine como las actrices Jennifer López o Megane Fox las tienen en su armario.


En fotos: la historia de la trama que apartó a Dilma Rousseff del poder

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:América LatinaBrasilCorrupciónModa
Publicidad