publicidad
Michel Temer, presidente de Brasil

Tribunal Supremo de Brasil investigará al presidente Michel Temer por obstrucción a la justicia

Tribunal Supremo de Brasil investigará al presidente Michel Temer por obstrucción a la justicia

Un año después de que Temer relevara a Dilma Rousseff, el presidente de Brasil se tambalea en su puesto. Una grabación en la que supuestamente se le puede escuchar avalando un soborno al expresidente de la Cámara de Diputados para que no hable en medio de un escándalo de corrupción puede llevar a su caída.

Michel Temer, presidente de Brasil
Michel Temer, presidente de Brasil

El Supremo Tribunal Federal de Brasil anunció el inicio de una investigación en contra del presidente Michel Temer por los delitos de obstrucción a la justicia luego de que se diera a conocer una grabación en la que el mandatario avala que se haga un pago al exdiputado Eduardo Cunha para que no hable en medio de una investigación sobre corrupción.

Sin embargo, Temer dijo en conferencia de prensa que no renunciará y negó haber aprobado un soborno para el exlegislador.

"No renunciaré. Repito. No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo", declaró Temer en un mensaje a la nación transmitido desde el Palacio Presidencial de Planalto.

Relacionado
Michel Temer, presidente de Brasil, al borde de una acusación formal por...
Un magistrado brasileño autoriza una investigación preliminar al presidente Michel Temer

"Quiero dejar muy claro que mi Gobierno vivió en esta semana su mejor y su peor momento", dijo el mandatario, quien en el primer caso citó "la caída de los indicadores de la inflación, los números del retorno del crecimiento (económico) y la generación de empleo, con esperanza de días mejores".

Además sostuvo que pedirá una investigación de las acusaciones en su contra.

El diario O Globo reportó el miércoles que Temer se reunió en marzo con el empresario Joesley Batista, quien grabó una conversación en la que supuestamente ambos discuten hacer pagos ilegales al expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, para evitar que testificara en un caso de corrupción.

publicidad

Cunha fue el promotor del juicio político que condujo el año pasado a la destitución de Dilma Rousseff y, consecuentemente, llevó a Temer al poder y a finales del año pasado fue arrestado por el escándalo de Petrobras.

Las noticias de la acusación contra el mandatario hicieron que la bolsa y la moneda de Brasil se desplomaran y generaron dudas de que el Congreso apruebe medidas de austeridad de Temer.

Además, líderes del principal aliado de Temer en el Congreso, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PSDB), dijeron que si las acusaciones son ciertas pedirían que tres de sus miembros en el gabinete renuncien.

Los mercados se desplomaron por preocupaciones de que la investigación pueda descarrilar la agenda fiscal y económica de Temer. Las acciones de empresas controladas por el Estado, como Banco do Brasil SA y Petróleo Brasileiro SA o Petrobras, perdían cerca de un quinto de su valor. El real, en tanto, se desplomaba un 7 por ciento.

El Tesoro y el Banco Central dijeron que estaban dispuestos a mantener la liquidez y el funcionamiento apropiado de los mercados financieros.

La policía federal, mientras tanto, intensificó sus investigaciones en el caso denominado "Operación Lavado de Autos" y cercó a los aliados de Temer.

Funcionarios en la ciudad sureña de Curitiba allanaron la casa del diputado Rodrigo Rocha Loures, un confidente de muchos años de Temer y miembro del PMDB que está acusado de recibir sobornos en nombre del mandatario.

En fotos: la historia de la trama que apartó a Dilma Rousseff del poder
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad