null: nullpx
Logo image
México

Hallan los cuerpos de los dos curas jesuitas asesinados en México: esto es lo que se sabe del crimen

Autoridades estatales, federales y de la congregación Jesuita de México dieron a conocer detalles del asesinato de dos curas en un pueblo de la sierra Tarahumara de Chihuahua dentro de una iglesia el lunes por la tarde. Unos 250 funcionarios buscan en la complicada geografía del estado norteño para dar con el responsable, un conocido delincuente de la zona.
Publicado 22 Jun 2022 – 01:38 PM EDT | Actualizado 22 Jun 2022 – 09:10 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Autoridades mexicanas hallaron los cuerpos de dos sacerdotes y un guía turístico que fueron asesinados el lunes en el que podría pensarse que es el último reducto seguro de un país azotado por la violencia: el interior de un templo religioso.

El miércoles por la tarde, la gobernadora del norteño estado mexicano de Chihuahua, Maru Campos, confirmó que los cuerpos fueron hallados e identificados con pruebas de ADN.

El martes se conocieron nuevos detalles de las víctimas y la agresión que ocurrió alrededor de las 18:00 horas en el poblado de Cerocahui, perteneciente al municipio de Urique, ubicado a unas ocho horas al suroeste de la capital del norteño estado de Chihuahua.

Según aclaró Fernando Martínez Espinoza, vicario de la Diócesis de la Taraumara, a Noticieros Televisa, un grupo de hombres armados ingresó con un cuerpo sin vida a la iglesia de San Francisco Javier de la mencionada comunidad de poco más de mil habitantes.

En el interior del inmueble se encontraban en ese momento cinco párrocos, entre ellos Javier Campos Morales, de 78 años, y Joaquín César Mora Salazar, de 80 años. Éste último se acercó a la persona sin vida para imponerle los Santos Óleos; sin embargo, uno de los agresores abrió fuego contra el cura y después contra Campos Morales, quien era el superior de la congregación en ese lugar, causándoles la muerte a ambos.

Se llevaron los cuerpos de las tres víctimas

De acuerdo con Martínez Espinoza, un tercer párroco apareció intentando dialogar y calmar a los atacantes por alrededor de 30 minutos hasta que el grupo de agresores, de los que no se especificó cuántos eran, decidieron llevarse con ellos los tres cuerpos sin vida del lugar.

La tarde del martes las autoridades del estado de Chihuahua identificaron al hombre que fue asesinado como Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez. Esta persona, dijeron, era un guía de turistas que labora en la zona y que había sido secuestrado a las 13:00 horas en un hotel que se ubica frente al templo, de nombre Misión Cerocahui.

Las mismas autoridades estatales dieron a conocer que horas antes se había reportado a los números de emergencia el plagio de cuatro personas: una mujer, un niño y dos hombres en el hotel mencionado.

El hijo de Palma Gutiérrez, Ricardo Palma, declaró a Noticieros Televisa que los hombres armados habían entrado al hotel de Cerocahui para secuestrar a su padre, quien tiene más de 40 años trabajando como guía de turistas en la región.

Identifican al agresor de los sacerdotes

Más tarde, el mismo martes, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) de México aseguró en un boletín de prensa que tenía identificado ya al agresor sin mencionar su nombre. Fue el mismo tercer sacerdote presente durante el ataque quien dio a conocer el nombre del asesino José Noriel Portillo, alias ‘El Chueco’, un delincuente extensamente conocido en la región.

Noriel Portillo, según la prensa mexicana, cuenta con antecedentes criminales en Chihuahua. Es líder criminal de una división del cartel de Sinaloa que lleva varios años operando en la región y que, además del trasiego de drogas, está ligado a delitos como la tala clandestina de árboles y se le investiga por el asesinato de la periodista Miroslava Breach, ocurrido en marzo de 2017.

El vicario de la Diócesis de la Taraumara, Fernando Martínez Espinoza, dijo que una de las razones por las que habrían asesinado al guía Pedro Eliodoro Palma Gutiérrez sería el pago de extorsiones para dejarlo trabajar en la región.

Estas afirmaciones fueron rechazadas este miércoles por el hijo de Palma Gutiérrez, quien dijo que él nunca tuvo conocimiento de que su padre pagara algún tipo de cuota para poder laborar. Además, aseguró que “hasta el momento autoridades de la Guardia Nacional y la Fiscalía de Chihuahua le han dicho que lo siguen buscando con vida”.

Papa Francisco expresa su consternación

El papa Francisco expresó este miércoles desde el Vaticano su "consternación" por "tantos asesinatos en México" que causan un "sufrimiento inútil".

"Expreso mi dolor y consternación por el asesinato en México, anteayer, de dos religiosos, mis hermanos jesuitas, y un laico. Tantos asesinatos en México", dijo el pontífice al término de la audiencia general de los miércoles ante miles de fieles reunidos en la plaza de San Pedro.

Por su parte, la gobernadora de Chihuahua Maru Campos (del conservador Partido Acción Nacional) informó el martes que comenzaron una búsqueda por los cuerpos desaparecidos de las víctimas en conjunto con funcionarios federales y prometió “llegar hasta las últimas consecuencias”.

Un grupo de más de 250 funcionarios, entre ellos policías y militares, se han sumado este miércoles a los trabajos. Sin embargo, la búsqueda de los restos de los dos sacerdotes y el guía se da en el estado más grande del país, un territorio compuesto por 153,764 millas (247,459 kilómetros) cuadrados, lo que lo hace más extenso que varios países, del mundo entre ellos el Reino Unido, Uruguay y Corea del Norte, y que tiene una geografía sumamente complicada.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:MéxicoChihuahuaSacerdoteAsesinatoSierra

Más contenido de tu interés