null: nullpx

Exlíder de las autodefensas de Michoacán es liberado y seguirá con su juicio fuera de la cárcel

Mireles encabezó durante el año 2013 el movimiento de las autodefensas en Michoacán, en el occidente de México, pero en junio de 2014 fue acusado de los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, por lo que fue encarcelado.
11 May 2017 – 5:32 PM EDT

Ciudad de México.- Luego de casi tres años preso, José Manuel Mireles, quien fue el líder de las autodefensas de Michoacán en el occidente de México, saldrá de la cárcel donde se encontraba recluido y podrá continuar su proceso en libertad, según determinó un juez federal.

Mireles se encontraba preso desde junio de 2014 acusado de los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y fue arrestado durante una operación encabezada por el entonces comisionado Alfredo Castillo.

De acuerdo con el fallo del Juzgado Quinto de Distrito en el Estado de Michoacán, el exlíder de las autodefensas deberá cumplir con diversas condiciones entre las que se encuentra acudir periódicamente a firmar ante un juzgado y pagar una fianza de 30,000 pesos (unos 1,600 dólares). Por su parte, las prohibiciones del acuerdo incluyen no salir de Michoacán ni del país, así como tampoco acercarse a determinadas personas.


Además, en la nota emitida por el juzgado se detalló que el caso aún se encuentra en proceso debido a que faltan por desahogar diversas pruebas ofrecidas por sus defensores.

Mireles, quien es médico de profesión, encabezó durante el año 2013 el movimiento de las autodefensas en Michoacán, un próspero estado agrícola que en ese entonces permanecía bajo control de Los Caballeros Templarios, una organización criminal que dominaba los negocios y recursos de sus habitantes a través de la extorsión y el uso de la fuerza.

Ante la represión que vivían, iniciaron un movimiento armado al considerar que el gobierno mexicano no ofrecía protección a sus pobladores víctimas de secuestros, asesinatos y extorsiones del crimen organizado.

Durante casi un año las fuerzas de seguridad federales dejaron actuar a estos grupos armados. Pero luego de que el presidente Enrique Peña Nieto iniciara un gran despliegue en el estado para intentar recuperar la calma, el gobierno –que incluso había realizado operativos conjuntos con las autodefensas– inició un proceso de legalización para que pudieran seguir portando armas y combatiendo al narco de forma legal y controlada a través de las llamadas Fuerzas Rurales.

Mireles se negó a integrarse al nuevo cuerpo de policía con el argumento de que no eran confiables.


Las imágenes muestran las condiciones de los centros de detención de la Patrulla Fronteriza

Loading
Cargando galería
Publicidad