null: nullpx

En una semana, dos adolescentes violadas murieron al dar a luz en Paraguay

Organizaciones de derechos humanos denuncian que las muertes de niñas y adolescentes al dar a luz son el resultado de la ausencia de políticas públicas sobre educación sexual e igualdad de género, una agenda promovida por los sectores más conservadores del país. Según datos oficiales, dos niñas de entre 10 y 14 años dan a luz por día en Paraguay.
31 Mar 2018 – 4:44 PM EDT

ASUNCIÓN, Paraguay.- Los casos de dos chicas violadas de 14 y 16 años que murieron al dar a luz en la misma semana en Paraguay han reavivado el debate mediático sobre los derechos de las mujeres en el país que se reconoce como el más católico de América Latina.

La primera niña que murió dando a luz la pasada semana tenía 14 años y se quedó embarazada como consecuencia de una violación. Por su estado de salud delicado y porque el feto era más grande de lo habitual -pesó más de 4 kilos- estaba ingresada en el hospital desde veinte días antes de parir.

Los médicos del hospital de Itaugua pretendían que tuviera un parto vaginal hasta que detectaron una complicación respiratoria, le hicieron una cesárea de urgencia y entonces sufrió una embolia de líquido amniótico, tres paros cardíacos y falleció. El bebé está estable pero con respiración mecánica y pronóstico reservado, según el equipo médico. Su presunto violador, de 37 años, fue detenido tras conocerse la muerte de la niña. El hombre abusaba de ella desde que tenía 11 años, según informaron las autoridades.

La segunda víctima conocida de esta semana tenía 16 años. Murió al dar a luz a gemelos. Solo uno de los bebés sobrevivió al parto y sigue luchando por su vida en el hospital regional de Pedro Juan Caballero. No era su primer embarazo. La joven ya había parido a los 13 años fruto de una violación por parte de su padrastro.

En el mismo día, una niña de 10 años del departamento de San Pedro murió de un aneurisma después de ser violada por el concubino de su abuela. En lo que va de año, son seis las niñas abusadas fallecidas en la misma situación, según el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos del Centro de Documentación y Estudios (CDE), que lleva un recuento de los casos publicados en medios de comunicación.

Los últimos casos han generado la condena de organizaciones locales, como la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, e internacionales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch que consideran que este tipo de muertes se pueden evitar con mejores políticas públicas sobre educación sexual e igualdad de género.

Una de las legislaciones contra el aborto más restrictivas

Aunque Paraguay es un Estado laico, se considera el de mayor proporción de católicos de América Latina, según el Latinobarómetro. La influencia de las iglesias católica, evangélica y otras es tan grande que lograron que el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) prohíba el pasado septiembre la enseñanza de temarios con perspectiva de género.

Esta medida sin precedentes en la región despertó también la indignación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero sus comunicados difundidos desde Washington lamentando la decisión no han tenido efecto alguno. La resolución aprobada por el entonces ministro de Educación, Enrique Riera, sigue vigente. Ese funcionario figura ahora como candidato suplente del presidente Horacio Cartes por una banca en el Senado para las elecciones generales del 22 de abril.

Aunque la muerte de estas niñas y adolescentes abusadas ha ocupado los titulares durante varios días, algo que no ocurría desde que en 2015 una niña de 11 años que fue violada y obligada a parir por el Estado, los dos candidatos a la Presidencia con más posibilidades no han comentado el tema.

De hecho, tanto Mario Abdo Benítez, del oficialista Partido Colorado, como Efraín Alegre, del Partido Liberal, muestran siempre que pueden su rechazo a la interrupción voluntaria del embarazo.

Abdo Benítez, hijo de uno de los hombres más poderosos de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), ha ido más lejos al sugerir llevar a los hijos de las madres solteras al Ejército. “Vamos a utilizar los cuarteles para que la gente vaya a estudiar un oficio de mecánico, electricista, que sepa quién es Eugenio Alejandrino Garay, que cante el himno nacional y que recupere el orgullo de ser paraguayo", dijo esta semana.

La polémica repuesta generó rechazo en las redes sociales:

Paraguay prohíbe el aborto excepto en caso de grave riesgo para la madre. En las muertes de las dos adolescentes la semana pasada parece que el riesgo era grande, pero los equipos médicos no consideraron esa posibilidad.


Legalidad del aborto en América Latina
CausalPaíses y territorios
Prohibido totalmente (sin excepciones)República Dominicana, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y Surinam.
Para salvar la vida de la mujer Brasil, Chile, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Venezuela, Dominica y Antigua y Barbuda.
Para salvar la vida de la mujer o preservar su salud físicaArgentina, Bahamas, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, Perú y Granada
Para salvar la vida de la mujer o preservar su salud física o mentalColombia, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y Trinidad y Tobago.
Para salvar la vida de la mujer o preservar su salud física o mental o por razones socioeconómicasBarbados, Belice, San Vicente y las Granadinas
Sin restricciones en cuanto a razónCuba, Guyana, Puerto Rico, Uruguay.
FUENTE: Instituto Guttmacher | UNIVISION

Los embarazos de niñas y adolescentes no son extraños en Paraguay. Según datos oficiales, dos niñas de entre 10 y 14 años dan a luz al día en el país sudamericano (según el último que el gobierno ofreció a la prensa 889 niñas de esas edades dieron a luz en Paraguay en 2015).

No todos los embarazos adolescentes reportados por el Ministerio de Salud son frutos de abuso: también hay casos donde el embarazo se da en una relación entre pares adolescentes. Pero en la mayoría de los casos, el abuso es en el mismo entorno familiar, dijo a Univisión Noticias el titular de la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia del Gobierno paraguayo, Ricardo González Borgne.

“Un padrastro, tío, hermanastro, abuelo, etc. Es una de las características más preocupantes. Es una cuestión cultural que guarda relación con el tema de la educación y reforzar los derechos de los niños", quién defendió la acción del Ejecutivo.

“Es un fenómeno muy grave, pero no nuevo. Como los feminicidios, se va agudizando. Ahora se conocen más casos porque hay más posibilidades de denunciar”, explicó a Univision Noticias Victoria Peralta, partera de formación y militante feminista del local Movimiento por el Derecho a la Salud María Rivarola.

Peralta recordó que el Marco Rector Pedagógico de Educación Sexual Integral fue diseñado hace casi una década precisamente para prevenir la violencia hacia las mujeres y el respeto a los derechos humanos, pero ningún gobierno lo ha aplicado temiendo perder el masivo voto conservador y religioso.

"Mujeres condenadas al abuso"

Cada año en Paraguay, un país de 7 millones de habitantes, hay unas 2,000 denuncias de abusos sexuales en niñas y niños. Y los feminicidios han aumentado: de 43 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas registradas en 2016, han pasado a 53 en 2017, según el recuento que también hace el Centro de Documentación y Estudios ante la ausencia de datos oficiales confiables. España, con unos 45 millones de habitantes (seis veces más que Paraguay), registró 49 feminicidios en 2017, según el Gobierno.

A Peralta le preocupa la desatención del Estado ante los casos de abuso sexual y que lo habitual sea leer de estos dramas en los diarios como hechos delictivos aislados y no explicando sus motivos. También la “poca acción” del gobierno respecto a estos casos.


“Tenemos una sociedad sumamente machista, conservadora, regida por el modelo patriarcal en todos los ámbitos de la vida. Las víctimas principales son las mujeres, sobre todo las niñas y adolescentes que tienen menos condiciones para defenderse ante una relación totalmente desigual”, sostuvo Peralta.

Pese a que el presidente Horacio Cartes se congratula de haber reducido la pobreza a un “nivel histórico”, un cuarto de sus habitantes siguen siendo considerados pobres. Y eso contribuye al drama de las niñas abusadas, según Peralta.

“Les quitan su derecho a educación, a salud, son mujeres casi condenadas al abuso. Y encima les obligan a tener su embarazo producto de una violación. Imagínese una niña abusada por sus propios familiares y que la hacen parir y cuidar del bebé. Hay sectores de la sociedad sumamente conservadores que no piensan en la niña ni en su proyecto de vida”, resaltó la activista.

Por su parte, la Iglesia Católica paraguaya, expresó nuevamente este sábado, a través del Obispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, su oposición a “las ideologías de género, el matrimonio gay y al aborto". Y pidió a los católicos que voten a los partidos que sigan esa línea.

¿Qué hace el Estado paraguayo mientras?

“Absolutamente nada. Lo que hace el Estado paraguayo es responder a sectores conservadores y anti derechos que se oponen a que se hable de sexo y no incorpora la educación sexual integral en escuelas y colegios”, dice Myrian González Vera, coordinadora del Área Mujer del Centro de Documentación y Estudios (CDE).

González aseguró que el Estado paraguayo no enseña perspectiva de género ni educación sexual integral.

¿Es Paraguay un Estado laico?

“Sí, pero no. Porque el Paraguay tiene un buen marco jurídico, pero no lo cumple. Aprueba leyes, firma compromisos internacionales, hace promesas dentro y fuera del país, pero solo queda en el discurso”, resumió González.


En fotos: los 6 países de América Latina que prohíben el aborto sin excepciones

Loading
Cargando galería
Publicidad